Pérdida de puestos de trabajo

Cazabán sorprendió con un proyecto para estatizar La Colina

El ex ministro y otros dirigentes justicialistas dieron una conferencia de prensa en San Rafael con el apoyo del presidente del PJ, Alejandro Abraham. Su iniciativa podría ser "el inicio de un Plan Estratégico Frutihortícola para Mendoza". Mirá el texto completo de la propuesta.

Un grupo de dirigentes y legisladores justicialistas de San Rafael presentaron al presidente del partido, Alejandro Abraham, un interesante trabajo como aporte para un plan estratégico frutihortícola. El proyecto prevé la conformación de una sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (51%) y también de los trabajadores (10%), y el resto de los actuales empresarios.

En conferencia de prensa, Abraham estuvo acompañado por el ex ministro Alejandro Cazabán, entre otros dirigentes: la diputada provincial Evangelina Godoy, Martín Fajardo, Raúl Garavaglia, Roberto Quiroga, y Raúl Oyola.

El extenso documento abunda en distintas consideraciones que hacen a la producción regional, destacando que la región “ha sufrido el cierre de fábricas conserveras y secaderos, con fuerte impacto en la pérdida de puestos de trabajo y la creciente incertidumbre de nuestros productores en torno a la inminente cosecha”.

El panorama se agrava si se tiene en cuenta que no sólo repercute en el actual año agrícola, sino también en los venideros, salvo que se actúe con energía y decisión.

Hace alusión específica a los estudios realizados por la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael, donde las cifras hablan por sí solas y demuestran cómo el oasis sur ha venido sufriendo una pérdida notable de competitividad en comparación con décadas pasadas.

Se cita, por ejemplo, que en las décadas del ’60, ’70 y principios de los ’80, había 42 mil hectáreas con viñedos, y actualmente sólo existen 14.300 en el departamento. De 33 fábricas de conservas, quedan 3 ó 4; de 340 bodegas, hoy perduran alrededor de 60.

A esta situación de evidente deterioro se ha llegado por distintas causas como acumulación de grandes excedentes, bloqueos, prorrateos, bonos emitidos por el gobierno provincial para comprar (a precios viles) los vinos bloqueados, las aguas claras, la Promoción Industrial en provincias vecinas, la tablita de Martínez de Hoz, la hiperinflación de los 80 y la convertibilidad de los 90, la crisis de 2001-2002, más el atraso cambiario, por nombrar algunos otros factores. Todo esto se desprende del análisis de la Cámara sanrafaelina.

A esto se suma la preocupación expresada públicamente por los trabajadores a través de sus sindicatos, por el creciente desempleo en el sector y, en las últimas semanas, por el estado de funcionamiento de La Colina S. A.

Por la imperante necesidad de comenzar un proceso de recuperación económica y social de la región, y extensivo a toda la provincia, el país, y la vinculación al comercio exterior, el proyecto de los dirigentes justicialistas locales sostiene que “en el plano de la economías es donde más se necesita que el Estado se reconcilie con la sociedad”. El objetivo básico será el de asegurar un crecimiento estable y duradero.

Con todo este panorama sobre la producción primaria, y su continuidad en la industrialización y comercialización de productos, quienes elaboraron este trabajo enfatizan que “como hombres y mujeres de San Rafael y en el entendimiento de hacer un aporte a nuestros gobernantes, partidos políticos, empresarios y trabajadores, solicitamos se proceda a adoptar todos los mecanismos legales, institucionales, económicos y políticos a fin de proceder a la adquisición por parte del Estado Provincial del 51 % de las acciones de LA COLINA S.A., como así también invitar a los trabajadores con representación gremial a adquirir el 10 % de las acciones, quedando en manos del sector privado el resto del paquete accionario”.

Finalmente consideran que esto puede ser “el inicio del diseño de un PLAN ESTRATÉGICO FRUTIHORTÍCOLA para Mendoza con la mirada puesta en el mercado interno y en el mundo”.


Este es el proyecto completo:

LA COLINA S.A.
INICIATIVA DE PROYECTO DE SOCIEDAD ANÓNIMA CON PARTICIPACIÓN ESTATAL MAYORITARIA Y LOS TRABAJADORES
APORTE  PARA UN PLAN ESTRATÉGICO FRUTIHORTICOLA

Nuestra Argentina se encuentra desde hace más de una década frente a  desafíos que la realidad económica mundial y regional va renovando casi en forma permanente.

Los argentinos hemos sido capaces de transitar estos años con crecimiento económico y mayores niveles de justicia social. Mayor equidad.

Entendemos que frente a las dificultades que ésta realidad compleja nos presenta, no debemos caer en la tentación de considerar que todo está mal y que no hay salidas ni propuestas.

En este sentido, debemos defender los objetivos alcanzados y enfrentar con objetividad y compromiso la solución a los problemas que el presente nos depara. Queremos ser parte de la solución y no del problema.

En los últimos meses hemos podido observar que nuestra región ha sufrido el cierre de fábricas conserveras y secaderos, con fuerte impacto en la pérdida de puestos de trabajo y la creciente incertidumbre de nuestros productores en torno a la inminente cosecha.

Es evidente que este panorama no sólo repercute en el actual año agrícola sino también en los venideros, salvo que se actúe con energía y decisión.

Conforme estudios realizados por la Cámara de Comercio de San Rafael, el oasis sur ha venido sufriendo una pérdida notable de competitividad en comparación con décadas pasadas.

Así podemos citar:

“En la décadas del 60 y el 70 y principio de los 80, nos encontrábamos con el oasis sur en su máxima plenitud:
-Las 140.000 has irrigadas por los dos ríos cultivadas al máximo.
-En aquella época llegamos a 42.000 has con viñedos, superando a la provincia de San Juan en superficie. Sin embargo actualmente tenemos 14.300 has en San Rafael.
-Habían 33 fábricas de conservas, y ahora 3 o 4 hoy.
-También existían 340 bodegas, pero en la actualidad solamente quedan alrededor de 60.
-El comercio activo estuvo al máximo de su capacidad (la mayoría de los tractores hoy en uso, se vendieron en aquella época).
-Hubo pleno empleo, con sueldos de alto poder adquisitivo".

Al analizar las causas, el informe sostiene:

“Esta situación se modificó drásticamente hasta llegar al escenario productivo actual, debido, entre otras causas, a las siguientes:

1)-"En 1970, mediante la Ley 18.905 (que aplicó una política de desgravación impositiva), empresas ajenas a la vitivinicultura implantaron indiscriminadamente viñedos, particularmente en la zona Este. Cuando estos viñedos empezaron a producir, se generaron excedentes, que afectaron al negocio global por caída de precios. Particularmente perjudicó a nuestros productores, que no contaban con esos rendimientos. Allí perdimos cientos de hectáreas de viñedos de alta calidad enológica y poco rendimiento; ya que en aquella época no había una diferenciación de precios importante entre varietales y comunes. Es éste un claro ejemplo de un estado rompiendo equilibrios  de mercado.

2)-En los 80, ya se habían acumulado grandes excedentes, que presionaron los precios a la baja (se llegó a 3 cosechas acumuladas en las bodegas); allí los gobiernos provinciales tomaron dos medidas traumáticas para nuestros productores:
a- Bloqueo: Impidieron la comercialización del 35% de las existencias vínicas de las bodegas y productores, para achicar la oferta y hacer repuntar los precios. Pero claro, para el productor de alto rendimiento no significó nada, en cambio para un productor de 8.000 lts./ha. representaba perder la rentabilidad y parte del costo de la explotación.
b- Prorrateo: No conforme con lo anterior, el estado  implementó el “prorrateo”, que significaba dividir las existencias restantes de deducir el bloqueo, en 6 bimestres, fijando porcentajes bimestrales máximos de comercialización de entre el 10 y el 15%. O sea, el productor del ejemplo (8.000 litros/ha.) no podía  vender mas de 500 – 600 litros por mes. El gran productor, 5 o 6 veces más, generando una situación de indignación y desaliento en el sector.

3)-Para arreglar esto, a principio de los 90 se crearon los “tidavidem”, unos bonos que emitió el gobierno provincial para comprar (a precios viles) los vinos bloqueados (35%) que se destinaron a destilación. El rescate de los mismos se previó creando un impuesto del 7,5% a los vinos fraccionados. A parte del incremento de costos, el importe para rescatar los bonos, se debe haber cobrado 4 o 5 veces, ya que los fondos  fueron a Rentas Generales, y jamás se informó sobre los montos recaudados.

4)-Contemporáneamente se empezaba a sentir el efecto lesivo para las fincas de las aguas claras, disminuyendo notablemente la productividad de nuestras tierras.

5)-También contemporáneamente, se hacía sentir el efecto de la Promoción Industrial  y el Diferimiento Impositivo en las provincias vecinas, en este caso, el mayor impacto lo sufrió la fruticultura y la horticultura, debida al cierre o traslado de las fábricas conserveras, dejando a los productores sin clientes.

6)-La tablita de Martínez de Hoz. Generó un endeudamiento formidable entre los productores.

7)-La hiperinflación de la década del 80: causó estragos, ya que la modalidad de venta de estos productos agroindustriales, siempre fue en cuotas mensuales. Se decía que cuando los productores cobraban la última cuota, no les alcanzaba ni para un atado de cigarrillos.

8)-La convertibilidad de la década del 90: No tiene sentido describirlo ya que es muy reciente; solo recordemos el Durazno Griego a $0,89 en las góndolas de los supermercados argentinos.

9)-La crisis del 2.001-2.002, con el consabido quiebre de muchas empresas industriales y comerciales, afectando a los productores en forma directa.

10)-El atraso cambiario y la inflación actual, sumado a la falta de agua y la persecución a productores por temas laborales, entre otras cosas".

Hasta aquí lo manifestado por nuestra Cámara de Comercio.

Por otra parte, nuestros trabajadores por medio de su entidad sindical han expresado públicamente su preocupación por el creciente desempleo del sector y en las últimas semanas sobre el estado de funcionamiento de La Colina S.A.
De acuerdo a los datos disponibles La Colina S.A. produjo durante el 2012:

–Duraznos en mitades comunes jarabe diluido x 820 grs: 12.690186 latas
–Duraznos en trozo x 820 grs: 939.047. latas
–Cóctel 4 frutas x 820 grs: 272.8506. latas
–Cóctel 5 frutas x 820 grs: 437.439. latas
–Cóctel 4 frutas diet x 800 grs: 185.493 latas.
–Tomate entero x 400 grs: 9.831.200 latas.
–Tomate cubo x 400 gr: 113.532 latas.
–Puré de tomate x 520 grs: 347.056 latas.
–Extracto doble de tomate x 100,800 latas.
–Salsas varias x 400 grs: 1.303.809 latas.
–Arvejas x 350 grs: 327.3601 latas.
–Porotos alubia x 350 grs: 439.664 latas.
–Garbanzos x 350 grs: 325.924 latas.
–Lentejas x 350 grs: 762.834 latas.
–Salsa varias, 3.740.462 latas.

Y  ha llegado a emplear en temporada alta a más de 1.000 personas en forma directa,  a lo que debemos sumarle la mano de obra indirecta que el funcionamiento del establecimiento genera. Estas referencias demuestran la relevancia económica y social de LA COLINA en nuestra provincia.

Y resulta imperioso comenzar un proceso de recuperación económica y social en nuestra región, haciéndolo extensivo a toda la provincia, el país y también vincularlo al comercio exterior.

En el mundo hemos podido apreciar una creciente intervención del Estado en la economía y en nuestro país se han tomado decisiones que marcan formas nuevas de intervención y participación estatal, con la finalidad de garantizar, en un mundo con dificultades económico-sociales, la sustentabilidad de distintos sectores, incluyendo la actividad agroindustrial.

Es evidente que los valores de producción primaria, aún con un proceso inflacionario de los insumos, se ha mantenido cuando no disminuido, pero evidentemente en forma desigual, según la región del país que observemos. A modo de ejemplo, la economía agrícola de la pampa húmeda, en donde la soja valía 90 dólares en el año 2.000 y hoy cotiza a 600 dólares.

Que no podemos dejar de valorar y apreciar la decisión estratégica que adoptó el gobierno nacional en relación a YPF, con un amplio acompañamiento y apoyo de todas las fuerzas políticas y del trabajo, poniendo de manifiesto la voluntad de que el Estado actúe en beneficio del pueblo argentino y su futuro.

Que a nivel provincial, la actual empresa AYSAM, está comenzando un proceso paulatino de recuperación operativa y de inversión como consecuencia directa de la intervención del Estado Provincial y los trabajadores de la dicha empresa, con la finalidad de mejorar servicios básicos y elementales de los mendocinos.

En el plano de la economía, es donde más se necesita qué el estado se reconcilie con la sociedad, y el objetivo básico de ésta política económica, será el de asegurar un crecimiento estable y duradero, y cabe a modo de sita recordar lo que decía  Perón: “Cuando el mundo está en un caos tan espantoso, como el caos económico y financiero del mundo actual, no hay sistema que resista, no hay método que sea eficaz. Solamente hay soluciones”.

El contexto si bien aparece con un grado de complejidad importante, también es cierto que ha habido un fuerte crecimiento de la demanda de alimentos a nivel mundial y que el Sur de Mendoza, está desarrollando proyectos de infraestructura fundamentales para reposicionar y fortalecer a todos los productores, especialmente los más pequeños.

Que debemos analizar y adoptar todas las medidas que estimemos viables y útiles para generar empleo digno y que nuestras familias puedan seguir viviendo y progresando del trabajo de nuestra tierra.

Teniendo en cuenta el contexto descripto, la cultura de trabajo y esfuerzo que siempre ha caracterizado a nuestros comprovincianos que desarrollan su actividad agrícola, lo cual nos obliga a  generar condiciones para garantizar una rentabilidad sostenida de nuestros productos y por otro lado, profundizar la justicia social en beneficio de los más humildes; consideramos que deviene necesario intervenir en el mercado frutihortícola para alcanzar los fines mencionados, sumando a ello la posibilidad  de orientar precios, integrar productores y ganar mercados internos y externos.

Es por ello que como hombres y mujeres de San Rafael y en el entendimiento de hacer un aporte a nuestros Gobernantes, partidos políticos, empresarios y trabajadores, solicitamos se proceda a adoptar todos los mecanismos legales, institucionales, económicos y políticos a fin de proceder a la adquisición por parte del Estado Provincial del 51% de las acciones de LA COLINA S.A., como así también invitar a los trabajadores con representación gremial a adquirir el 10% de las acciones, quedando en manos del sector privado el resto del paquete accionario.

Esta decisión la concebimos como una cuestión política central de nuestra provincia, que debe contar con amplio consenso y respaldo de todos los sectores, no sólo por la coyuntura analizada sino fundamentalmente porque la misma nos permitirá planificar, desarrollar y promover un abanico amplio de inversiones agrícolas, generando la seguridad y cooperación entre todos los involucrados.

Entendemos también que esto puede ser el inicio del diseño de un PLAN ESTRATÉGICO FRUTIHORTÍCOLA para Mendoza  con la mirada puesta en el mercado interno y en el mundo.

Dentro de éste plan, visualizamos la participación activa de los productores y la posibilidad concreta en la articulación entre éste sector, el industrial y la comercialización, tomando como objetivos, la planificación estratégica, la eficiencia y la eficacia como parte de un círculo virtuoso, de todos los espacios productivos involucrados.

El actual escenario político y económico imperante a nivel nacional e internacional; requiere de un gran cambio de paradigma en nuestras estructuras productivas, para mejorar y eficientizar al máximo nuestra economía regional.

El mercado agroindustrial lo podemos dividir en tres sectores, que actual como compartimientos estancos, a saber:
-Producción primaria
-Industria
-Estructuras comerciales

El nuevo paradigma implica fusionar productor e industria en un solo actor, donde lo importante es el producto; y la industria se transforma en un actor clave para darle valor agregado al producto. Por lo tanto, los costos de la misma se adicionan a la hora de formar el precio.  Y no al revés, donde el producto es la variable de ajuste.

Para esto, es necesario que el productor sea una parte esencial de este Plan Estratégico a elaborarse, con un doble rol: por un lado siendo eficiente y productivo en la finca en calidad y cantidad, y por el otro participando en una suerte de integración vertical en la etapa industrial y comercial, donde lo importante es el producto, y todos los actores humanos que están a su alrededor.

Existe en Mendoza un ejemplo exitoso de integración de productores como lo es FECOVITA, cuya experiencia debe ser tenida en cuenta al momento de resolver los pasos a seguir. 

Apelamos a la buena voluntad, generosidad y decisión de todos los mendocinos para que juntos podamos enriquecer esta iniciativa y acompañemos a todos nuestros representantes y gobernantes, sin especulaciones, en la adopción de todas las medidas conducentes para engrandecer nuestra economía provincial y especialmente a los trabajadores y productores de nuestra tierra.

Te Puede Interesar