miércoles 10 ago 2022
Tragedia

Breivik regresó a la isla donde mató a 69 personas

El autor confesó de los ataques terroristas de finales de julio en Noruega, fue trasladado a la isla de Utoya por la Policía para reconstruir el transcurso del tiroteo en que mató 69 personas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 14 de agosto de 2011 - 22:25
El autor confeso de los ataques terroristas de finales de julio en Noruega, Anders Behring Breivik, fue trasladado el sábado a la isla de Utoya por la Policía para reconstruir el transcurso del tiroteo en que mató 69 personas.

Durante las ocho horas que pasó en la isla atado a una cuerda, Breivik "no mostró ningún remordimiento". "No estaba indiferente, pero tampoco mostró ningún remordimiento por sus acciones", ha señalado Paal-Fredrik Hjort Kraby, portavoz de la Policía fiscal.

Los agentes mantuvieron en todo momento controlado con un arnés a Breivik para evitar que fuera visto por los habitantes de la isla, según informó el diario 'VG'. También para garantizar la seguridad de los presentes -todos, incluido Geir Lippestad, el propio abogado del asesino, vistieron chaleco antibalas-, minimizar el riesgo de fuga y las posibilidades de autolesión, ha señalado Hjort Kraby.

"Estábamos más preocupados por los detalles que por la cronología. Visitamos todos los lugares y nos dio muchos detalles de lo que recordaba", ha comentado este portavoz. Lippestad ha revelado que su defendido incluso recordaba cada disparo que realizó.

Antes del traslado del autor de la matanza, la Policía ya se había cerciorado de que todos los objetos personales de los fallecidos, tales como tiendas de campaña y otras pertenencias, y evidencias como casquillos de bala fueran retirados.

Seis barcas policiales y un helicóptero vigilaron la investigación policial en Utoya. Dos de la cerca de media docena de policías desplazados grabaron con un equipo de imagen y sonido la reconstrucción de los hechos, aunque el resto de agentes pudo seguir el desarrollo de la operación a través de auriculares.

Fuente: El mundo

Te Puede Interesar