CUIDADO DEL AMBIENTE

Exitosa campaña ambiental en Malargüe

Fue en el barrio Ulloa, al Oeste de la Ciudad, donde vecinos y municipio recuperaron cerca de dos mil botellas plásticas que se reciclarán de inmediato.

A través del Cuarto Eco-Encuentro de la Dirección de Ambiente de Malargüe, en la Unión Vecinal del barrio Ulloa, se recuperaron casi dos mil botellas de plástico, cartones, recipientes tetra-brik y vidrio, residuos sólidos inorgánicos que ahora se podrán reciclar.

Familias enteras, principalmente niños, este sábado desde las 15.30 los vecinos llevaron botellas plásticas (principalmente de gaseosas), cartones, papel, vidrio y envases tetra-brik, que fueron recolectados de la vía pública, e incluso muchos depositados en hogares y baldíos.

A cambio, la Dirección de Ambiente entregó plantines de flores y folletería que habla de la importancia del reciclado,  la no disposición de residuos en lugares abiertos, teléfonos de utilidad de la comuna  para requerir servicios de traslado de residuos o efectuar denuncias donde se hayan depositado en lugares no habilitados.


Vecinos del barrio Ulloa recuperaron cerca de dos mil botellas plásticas que ya eran basura en distintos puntos de la barriada.

El resultado del intercambio arrojó una gran cantidad de botellas plásticas, las que rondaron las dos mil, las que de inmediato fueron clasificas y trasladadas a la cubierta sanitaria para su reciclado. Importante fue el número de cartones, papeles, envases de tetra-brik y vidrio que se pudo recuperar a través de este encuentro ambiental que se repite todos los meses en distintos barrios y distritos de Malargüe.

Cada vez son más los vecinos que se suman a los Eco-Encuentros.

Los Eco-Encuentros mensuales que organiza la Dirección de Ambiente de la Municipalidad de Malargüe tienen el objetivo fundamental de educar al vecino en la diferenciación de los residuos que se puedan recuperar y cuáles son los procesos para su reciclado.

Este plan tiene también  en la recuperación,  el propósito de que menos residuos contaminen las márgenes de los ríos, canales, acequias o espacios públicos de la Ciudad, en definitiva sacarlos del sistema y trasladarlos a la planta de tratamiento que funciona en la cubierta sanitaria.

Te Puede Interesar