trabajo 2.0

La nueva modalidad de conseguir empleo a través de las redes sociales

Twitter, Facebook y LinkedIn se convirtieron en un punto de encuentro entre postulantes y empresas.

Por Sección Sociedad
Las redes sociales se están imponiendo como una nueva herramienta en la búsqueda de trabajo para los postulantes que se deciden a "asumir el protagonismo" en ese desafío, en lugar de quedarse esperando a que lo llamen desde alguna empresa.

En este contexto, la red social Twitter es una buena opción porque muchas veces lo que uno escribe (en este caso en 140 caracteres) suele reflejar mejor los pensamientos que los datos de un Curriculum Vitae.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos aspectos de la cuenta de Twitter por si algún empleador lo ve: añadir tu especialidad en la Bio; cuidar la imagen de fondo y tu avatar; y pensar dos veces los tweets antes de escribirlos.

También es una buena alternativa para localizar ofertas de empleo utilizando hashtags como #empleo y #trabajo; y para incrementar la red de contactos que pueden ayudarte a conseguir un empleo.

Aunque nació como un espacio para transmitir experiencias cotidianas, Facebook es otra red social que podría ser utilizado para conseguir trabajo porque cada vez son más las empresas que buscan información sobre posibles candidatos a través de este medio.

Por eso, las personas que estén en la búsqueda de un empleo deben prestar atención a algunos detalles de su muro: mantener actualizada los datos personales y experiencia profesional; y tratar con cuidado los temas de privacidad.

También se recomienda evitar las discusiones en los perfiles porque asusta a los empleadores; y unirse a grupos relacionados con tu experiencia y formación.

La tercera opción es LinkedIn, que se está convirtiendo en una vía esencial como método de búsqueda de reclutamiento ya que le permite a las empresas llegar a los profesionales en forma directa, sin intermedios y sin esperar a que responda a un aviso clasificado.

Por eso, esta red social es una herramienta de gran potencial que, si se sabe explotar, puede abrir oportunidades laborales muy interesantes.

Si una persona se decide a usar LinkedIn para encarar una búsqueda laboral, es importante tener el perfil lo más completo posible y gestionar miembros de departamentos de Recursos Humanos de empresas y consultoras, por ejemplo.

En LinkedIn, también es posible unirse a grupos de profesionales y participar de ellos; subir  documentos en distintos formatos (presentaciones Power Point, documentos y videos); y  pedir referencias laborales y académicas a colegas y empleadores.  

Fernando D’ Abramo, consultor de Harte & Asociados, resaltó a C5N que "enviar un Curriculum Vitae (CV) a una empresa y esperar a que nos llamen desde una empresa es una actitud pasiva, y lo que se espera de los postulantes es que sean proactivos".

En coincidencia, Karina Michini, gerente de Consultoría de Empleos de Direcciona RR.HH., aseguró que "los postulantes tienen que ser protagonistas en la búsqueda de empleo".

D’ Abramo consideró que sólo se consigue trabajo "insistiendo, insistiendo pero de manera inteligente", lo que supone entre otras cosas un detalle básico: se debe mantener el CV actualizado.

Fuente: Minuto Uno

Te Puede Interesar