Aliviado

Finalmente el Gobierno nacional le cedió plata a Scioli

Después de varias semanas de tensión , el Ejecutivo anunció que le prestará a la provincia de Buenos Aires $ 600 millones.

Por Sección Política
Después de varias semanas de tensión , el gobierno nacional anunció que le prestará a la provincia de Buenos Aires $ 600 millones del dinero de los futuros jubilados para completar el pago del aguinaldo.

El gobernador Daniel Scioli y su ministra de Economía, Silvina Batakis, se reunieron por la mañana con el ministro de Economía de la Nación, Hernán Lorenzino, para acordar la asistencia, que se complementa con un bono a los proveedores de la provincia por 900 millones de pesos. Luego, Scioli terminó de sellar la tregua con la presidenta Cristina Kirchner en una reunión en la Casa de Gobierno, con sus respectivos ministros.

Lorenzino anunció en el Ministerio de Economía -en un encuentro convocado como conferencia de prensa, pero en el que, como es habitual, no se permitieron preguntas- el préstamo de $ 600 millones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Esta es una diferencia con los $ 1000 millones que se habían girado días atrás directamente de las arcas del Tesoro. "Por instrucciones de la señora Presidenta, nos hemos reunido con el gobernador Daniel Scioli y equipo; trazamos un diagnóstico de la situación y la Presidenta resolvió atender en particular la situación de los trabajadores y autorizó en el marco de la ley de responsabilidad fiscal por parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad por 600 millones de pesos", indicó el ministro de Economía en el microcine del Palacio de Hacienda.

Luego, la Presidenta aclaró al anunciar una serie de proyectos mineros en la Casa Rosada que se trata de "un préstamo" de la Anses y no de una transferencia. Ante las posibles críticas por el uso de fondos previsionales, la jefa del Estado señaló: "Nunca, nunca, nunca, salvo en la etapa del primero y segundo gobierno peronista los jubilados fueron tratados como desde 2003 hasta la fecha". Y agregó: "Son recursos de nuestros trabajadores para los trabajadores".

Con los anuncios de ayer, la Presidenta dio un importante giro respecto de la posición que había mantenido hasta la semana pasada, cuando reprendió en público a Scioli por lo que consideró una mala administración de las cuentas públicas. "Lo importante es trabajar, gestionar y no creer que la realidad se hace a partir de operaciones o de novelas", le cuestionó en un acto en General Rodríguez

Esta situación puso la relación entre la Presidenta y Scioli en un punto extremadamente delicado políticamente, además de complicar la gestión en la provincia. Después de eso, el gobernador anunció una serie de medidas tendientes a reasignar partidas y generar fondos con la renegociación de contratos del juego.

La ligera distensión se empezó a percibir esta semana cuando ambos mandatarios compartieron escena en el Mercado Central y ella le dedicó un comentario amable.

En forma simultánea se empezó a percibir mayor optimismo en el sciolismo sobre la posibilidad de acortar los plazos de pago del aguinaldo.

Bono provincial
En su presentación, Lorenzino aclaró que también bendijeron con el aval de la coparticipación federal un bono por $ 900 millones que la provincia tenía preparado para emitir desde hacía tres semanas para los proveedores.

"Este es el acompañamiento del gobierno nacional a la provincia de Buenos Aires, con $ 95.000 millones que se ejecutaron en 2011 en la provincia de Buenos Aires. Es la cuarta vez que la provincia de Buenos Aires recibe asistencia extraordinaria este año", dijo Lorenzino.

El ministro precisó que fueron $ 250 millones en abril, $ 250 millones en mayo y $ 1000 millones a fines de junio, por lo que ya se "giraron $ 2100 millones en el año". En realidad, la provincia había pactado con la Nación la recepción de $ 2800 millones a cambio del revalúo inmobiliario que impulsó Scioli.

Este cambio tributario le brindará al gobierno federal recursos adicionales desde 2013 porque el revalúo inflará la recaudación del impuesto a los bienes personales.

"Desde 2003 hasta la fecha cada una de las variables sociales que más nos tienen que importar se ha ido reduciendo desde 2003, como el desempleo, el estado de los caminos y las personas bajo línea de pobreza", dijo Lorenzino. Mientras el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) calcula que la pobreza se ubica en el 6,5%, centros de estudios afines al kirchnerismo y la Universidad Católica Argentina (UCA) calculan que supera el 20 por ciento.

A estos recursos nacionales, la provincia les sumará $ 464 millones de la letra del Tesoro colocada anteayer y otros US$ 50 millones de un bono que colocará en el mercado local.

Fuente: La Nación

Te Puede Interesar