lunes 15 ago 2022
UNA EN UN MILLÓN

Conocé a Millie, la beba del milagro

Una pareja de Londres salvó la vida de su hija recién nacida, al negarse a llevarla a casa, cuando los médicos les dijeron que no había nada que hacer para salvarle la vida.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Sociedad 11 de agosto de 2011 - 19:35

Una pareja de Londres salvó la vida de su hija recién nacida, al negarse a llevarla a casa, cuando los médicos les dijeron que no había nada que hacer para salvarle la vida y lo mejor era que pasara sus últimos momentos en el hogar, informó el diario Daily Mail.

Graeme y Kerry Healey, padres de la pequeña Millie, se negaron a aceptar el veredicto del doctor y pidieron una revisión completa del caso.

Como resultado, otros expertos decidieron que se podría realizar otra operación, que salvó la vida de Millie.
"Lo que ocurrió fue un milagro", dijo el padre del bebé. "Estamos muy agradecidos al personal del hospital. Si no fuera por ellos no tendríamos a nuestra niña ", dijo.

La enfermedad de la bebé fue descubierto cuando Kelly estaba embarazada de 20 semanas. Pruebas revelaron que el feto tenía un raro síndrome congénito al corazón, que afecta a toda la parte izquierda del cuerpo. Sin embargo, la extensión de la enfermedad fue conocida sólo después del nacimiento de Millie.

Luego fue trasladada a un hospital infantil en Londres, donde más pruebas demostraron que realmente ella sufría de una rara enfermedad de corazón. Según expertos, las posibilidades de sobrevida de un niño nacido con este problema es uno en un millón.

La niña nació con bajo peso y con varios problemas. Ante esta situación, los médicos les dijeron a sus padres que tenían poco que hacer, además de dejar a Millie cómoda y proporcionarle cuidados paliativos. Pero la pareja, que tiene otros siete hijos, estaba decidida a luchar por su hija.

Pidieron una segunda opinión en el hospital de niños de Birmingham, donde los médicos decidieron operar.

Millie fue sometida a dos grandes cirugías para reparar los defectos y ahora ya está fuera de la terapia intensiva.

Ella aún tendrá que pasar por una cirugía más en el futuro, pero los pronósticos son favorables.

Fuente: Contexto

Te Puede Interesar