escándalo en malargüe

La defensa de Agulles por la compra de los chivos: "Se entregaron y cocinaron"

El intendente de Malargüe habló tras la multa que el Tribunal de Cuentas aplicó a tres funcionarios municipales por irregularidades en el pago al proveedor de los "1011 chivitos a las llamas" que se asaron en la Fiesta del 2010.

Luego de que SITIO ANDINO difundiera la resolución del Tribunal de Cuentas de Mendoza, que leaplicó una multa al ex secretario de Desarrollo Económico de Malargüe, Jorge De Angeli, al Contador Sebastián Sáenz y al Tesorero Municipal por un valor de 5 mil pesos a cada uno, al detectar irregularidades en la compra de los mil once chivos que la Municipalidad compró para la Fiesta Nacional del Chivo, el intendente Juan Agulles salió a defender la operatoria y aseguró que "no hubo fraude ni estafa a la comuna porque los chivos se entregaron, cocinaron y comercializaron"

Agulles aseguró que "en el 2010 la comuna licitó -como todos los años para la tradicional Maratón de los Chivitos a las llamas- la compra de los animales, en esa oportunidad no se presentaron oferentes y a continuación se solicitan presupuestos para poder concretar la compra, se presentaron tres y se adjudicó a uno de ellos. La empresa entregó los chivos, se concretó el evento y se pagó el mismo".

Todos los años la comuna malargüina licita la compra de chivos para la "Maratón de chivitos a las llamas" que son comercializados
 por insitutuciones de bien público que recuadan con la venta fondos para sus organizaciones civiles.
"Luego surgió una denuncia desde el Concejo Deliberante donde aparentemente la firma comercial había utilizado facturas que no estaban en regla, lo que nos movilizó de inmediato a nosotros para comunicarnos con el Tribunal de Cuentas, nos pidieron información, elevamos el expediente, donde lo único que observaron es que el Tesorero Municipal, el secretario de Desarrollo Económico y el contador -los funcionarios que habían intervenido y que fueron los que firmaron y pagaron el canon- no habían pedido el poder a la persona que había cobrado, y por eso aplicaron la multa", agregó Agulles.

Además, el intendente sumó a la defensa que "el resto estaba bien y no había estafa ni fraude al municipio porque los chivos se entregaron, cocinaron y comercializaron, y el municipio pagó por el valor que se habían cotizado"

Recalcó que "la comuna -a sugerencia del propio Tribunal de Cuentas- hizo la denuncia penal para que se investigue en la justicia si realmente la factura presentada era legal o no, denuncia que sirvió para realizar la presentación en la AFIP para que esta investigara si había fraude al Estado".

En referencia a la creación este jueves de una comisión investigadora del Concejo Deliberante para este caso, Agulles dijo que "están en todo su derecho, aunque el tema ya está investigado y fallado por el Tribunal de Cuentas".

Concejal Norma Pagés.
Por su parte la concejal radical Norma Pagés sostuvo que "fue importante este fallo del Tribunal de Cuentas porque nos dio la razón en lo que estábamos investigando y porque se comprobó la anormalidad que habíamos detectado principalmente en la emisión del cheque que emitieron, y en donde no se fijaron a quien realizaban ese pago".

Liliana Martinez, concejal del bloque Mujeres Radicales Argentinas.
También habrló Liliana Martínez, concejal de la bancada Mujeres Radicales Argentinas, quien agregó que "esta denuncia fue hecha por varios dirigentes de la Unión Cívica Radical, lo que demuestra que los radicales no somos perros rabiosos que ladramos por los medios, tal cual se dijo oportunamente, todo lo contrario, por eso ya se ha conformado en el Concejo Deliberante una comisión investigadora, donde nos acompañaran la concejal Norma Pagés y el edil de Justicialismo Para Todos Eduardo Coria"

Te Puede Interesar