¿Dictador o revolucionario?
Desiré Boutersé presidió Surinam tres veces, pero ganó sólo una elección
Jueves, 28 de junio de 2012Gobernó su país un par de veces en los ´80, en plena guerra civil. Hizo caer varios gobiernos y se alió con Cuba. Un presidente que llegó a Mendoza para repudiar el golpe en Paraguay.

La presencia de Desiré Bouterse, el presidente de Surinam, seguramente no será tomada por la prensa o la opinión pública como una de las destacadas de la Cumbre del Mercosur. El mandatario llegó anoche a Mendoza y fue el primer presidente en llegar a nuestras tierras para participar de la Cumbre del Mercosur.

Pero su pérfil es interesante teniendo en cuenta que estará en Mendoza y se sumará -precisamente- al rechazo del golpe dado en Paraguay por el Parlamento, que terminó destituyendo a Fernando Lugo de la presidencia.

El pequeño país del norte del continente es el de menor población entre las naciones independientes del continente (540 mil habitantes) y uno de los pocos lugares sudamericanos (junto a Guyana y la colonia Guayana Francesa) donde no se habla portugués ni español.

Surinam dejó de ser colonia holandesa recién en 1.975, tras lo cual comenzó un período de inestabilidad política del cual el presidente Boutersé fue protagonista excluyente.

Revolucionario para sus fanáticos y dictador para sus detractores, Boutersé nació en Surinam pero vivió varios años en los Países Bajos.  Meses después de la independencia, “Bouta” (como se lo apoda popularmente) ingresó en el ejército y para 1.979 ya estaba al mando de las fuerzas militares.

Apenas un año después Boutersé encabeza un golpe de estado contra el presidente Johan Ferrier, y ejerce la presidencia durante dos días en agosto, sucedido por Rudolf Chin A Sen, elegido por el parlamento.

En 1.981 Boutersé forma el Frente Revolucionario Popular para rechazar un intento de reforma constitucional que limitaba el poder de las Fuerzas Armadas y un año después es derribado el gobierno de Chin A Sen.

Boutersé se mantiene nuevamente al frente del gobierno por unos pocos días durante 1.982 hasta que Ramdat Misier asume la presidencia. Boutersé, sin embargo, seguiría dirigiendo el gobierno y dividiendo las aguas en la vida política de su país entre sus adeptos y sus detractores.

Durante toda la década del ´80 Surinam padeció una inestabilidad política tremenda: la principal tarea del gobierno fue resistir los contínuos intentos de golpes de Estado. En ese proceso, Boutersé propició un importante acercamiento al gobierno cubano. Esto le valió el rechazo de Estados Unidos y Holanda. Las potencias imperialistas actuaron, como en otros puntos del continente, financiando fuerzas rebeldes y alimentando la falta de paz y orden político.

En diciembre de 1982 se produjo un episodio crucial en la vida de Boutersé, sobre el que aún no hay luz: trece civiles y dos militares que se oponían al régimen fueron asesinados en el Fuerte Zeelandia, en Paramaribo (la capital del país).

La versión del gobierno de Boutersé asegura que se trató, en realidad, de una operación de la CIA para intentar derrocarlo, aunque alguna vez el propio presidente reconoció su responsabilidad política pero no material sobre el episodio.

Sus detractores lo acusan de haber asesinado a esas personas y a otras tantas durante toda la década del ´80, en la que rigió una férrea ley marcial en el país y estuvo prohibida la actividad política opositora.

En 1987 se celebraron las primeras elecciones democráticas en Surinam en las que venció Ramsewak Shankar. Boutersé se sostuvo como jefe de las FFAA.

El poder del actual presidente fue declinando en los ´90 y en el 2000 fue derrotado en las elecciones presidenciales por Ronald Venetiaan. Un año antes, la justicia holandesa (la justicia del país que colonizó Surinam durante 300 años) lo había condenado por el tráfico de 474 kilos de cocaína, aunque Boutersé nunca se presentó al juicio.

En 2010 volvió a presentarse como candidato a la presidencia, imponiéndose con el 45% de los votos e impulsado principalmente por los jóvenes de las clases populares. Dos años más tarde dictó una polémica Ley de Amnistía, que exculpaba a los acusados de los asesinatos de diciembre. El juicio, que había comenzado en 2007, señalaba a Boutersé como principal responsable de las muertes.

Boutersé culminará su mandato en 2015 y, durante su gestión, ha intensificado los lazos con los gobiernos del resto de sudamerica. Se reunió varias veces con el ecuatoriano Rafael Correa y el venezolano Hugo Chávez y ha planeado una carretera trasamazónica junto a Dilma Rousseff para conectar su país con Brasil.

Noticias relacionadas

¿Quiénes vienen a la Cumbre? Este es la nómina de las visitas presidenciales
Están confirmadas las presencias de Brasil (Dilma Rousseff se alojará en el Sheraton), Surinam (Dési Bouterse irá al Diplomatic), Uruguay, Bolivia y Ecuador (Pepe Mujica, Rafael Correa y Evo Morales van al Intercontinental).

Esta noche comienzan a llegar los presidentes latinoamericanos a Mendoza
El primero en arribar será el de Surinam. Mañana arriban Evo Morales, Pepe Mujica, Cristina y Dilma. El viernes, la gran figura: Hugo Chávez.

¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario