miércoles 22 jun 2022

Refugios que calman el hambre y el frío de quienes viven en la calle

Por Lucía Ruiz.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de junio de 2022 - 12:50

No es novedad que en nuestro país miles de personas viven en la calle, y San Rafael no es la excepción. Tampoco es de extrañar que a raíz de esta problemática existan lugares que brindan contención y alojamiento para todos ellos. Tal es el caso del Refugio Cristo Desamparado ubicado en calle Castelli y Alsina del departamento.

El padre Edgardo Catena, párroco de San Maximiliano Kolbe, parroquia a cargo del refuigo brindó detalles del funcionamiento del lugar en Canal 6 Telesur. "Cristo desamparado tiene capacidad para 10 personas y es un lugar donde se predica el evangelio y la fe a través de la caridad".

El refugio brinda alojamiento y comida a personas que se encuentran en situación de calle. El lugar funciona hace 11 años, gracias al trabajo de voluntariado de 60 personas que conformaron una red de contención y ayuda. Estas personas se dividen cada día para brindarle comida a quienes se acercan al lugar en busca de un techo donde pasar la noche.

La actividad se desarrolla en forma desinteresada y con recursos que cada uno de los participantes aportan. Se les brinda abrigo, comida (cena y desayuno) cada día además de un baño caliente.

El lugar abre cerca de las siete de la tarde, momento en que comienzan a recibir a las personas que buscan en el refugio la contención que necesitan. Allí, permanecen durante la noche con las comodidades de un hogar y por la mañana luego de desayunar dejan las instalaciones para comenzar con sus actividades diarias.

Como todo lugar en el que se convive existe reglas que cumplir por parte de quienes asisten cada día, "Se los controla de que no estén alcoholizados, que no se peleen entre ellos y se busca darles un poco el ambiente familiar, el afecto que es lo que a ellos les falta y así les inculcamos la convivencia".

La institución se mantiene gracias al apoyo de todos los voluntarios y la comunidad. Quienes quieran colaborar lo pueden hacer comunicándose con la parroquia Maximiliano Kolbe en calle 3 de febrero 144 o también acercándose al refugio ubicado en calle Castelli y Alsina de San Rafael.

Te Puede Interesar