miércoles 22 jun 2022
crisis

Conflicto en salud: anestesiólogos desmienten que estén regresando a los hospitales

Por Cecilia Zabala.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de mayo de 2022 - 18:00

El conflicto entre el Gobierno y los anestesiólogos prestadores del servicio en distintos hospitales públicos de toda la provincia, que renunciaron de manera masiva a principios de  abril se mantiene en escalada y en el medio hay miles de mendocinos que esperan por una cirugía. Las citaciones para que los médicos se reincorporen empezaron a llegar, pero con "errores" y "sin firma", advierten los profesionales, por lo cual aseguran que carece de validez. Mientras que el Gobierno asegura que "algunos" anestesistas retomaron la actividad, los profesionales desmienten esta información. 

Cabe recordar que desde el 1 de abril 68 anestesiólogos que trabajaban como prestadores de los distintos hospitales, cubriendo 85 cargos, concretaron las renuncias que venían advirtiendo desde febrero, en reclamo de un aumento del valor de las prestaciones. A pesar de las distintas reuniones con el Ministerio de Salud, no llegaron a un acuerdo y se declaró la emergencia en este servicio. 

Luego de que la Legislatura convirtiera en ley la emergencia en anestesiología, los médicos en cuestión comenzaron a recibir las notificaciones en las que se les exige retomar sus puestos. Sin embargo, advierten que estas citaciones "llegaron con los DNI cambiados, sin firma y hasta le llegaron a médicos de planta", con lo cual, señaló el referente de los anestesiólogos autoconvocados, Arturo Salassa, "carece de validez". 

En el mismo sentido se expresó el senador del Frente de Todos, Gerardo Vaquer, que asumió el rol de "mediador" entre los médicos y el Gobierno y conforma la mesa de diálogo, de la que hasta ahora no salió ningún acuerdo. "Les llegaron las cartas documento pero con errores, sin firmas. Es de una desprolijidad enorme", aseguró Vaquer, quien además este fin de semana estuvo de recorrida por distintos hospitales públicos.

Por su parte desde el Gobierno aseguraron que algunos de estos especialistas "volvieron voluntariamente", lo cual fue negado tanto por Salassa como por Vaquer, a partir de la información recogida en la recorrida por los efectores, según argumentaron.  

En tanto, desde el hospital Schestakow, uno de los más afectados por este conflicto, la subdirectora asistencial, Virginia Bravo, admitió en diálogo con Medios Andinos la complejidad de la situación: "Los fines de semana estamos al borde de no tener anestesiólogos, tuvieron que venir de otros departamentos para cubrir la guardia de urgencias".

"Tenemos una lista de espera que en algunos casos no se siguieron agregando pacientes por el hecho de que no se sabía cuando iba a estar resuelto este gran conflicto que tenemos. Pero estamos hablando de más de 1.000 sanrafaelinos  que están esperando un lugar y esperamos que con esta nueva ley se pueda dar una solución", agregó. "En ningún momento el servicio de urgencias quedó sin anestesiólogo", explicó.

En el mismo sentido se expresó el coordinador regional de salud del Valle de Uco, Pablo González, respecto a la situación en el hospital Scaravelli: "El servicio de cirugía está teniendo demoras por el conflicto con los anestesistas. Estamos ansiosos de volver a la normalidad porque hay una lista grande de personas que están esperando ser operadas y al no tener resuelta esta situación ni siquiera se las puede reprogramar". 

"Son casi 400 personas en lista de espera en el área de cirugía general, pediátrica, obstétrica, ginecológica, traumatológica", sostuvo y agregó que al tener un anestesista de planta se están llevando a cabo algunas operaciones: "Tenemos anestesista de lunes a viernes de guardia. En quirófano estamos a un 50% menos de cirugías programadas", explicó González. 

A la fecha se calcula que son más de 5.000 las cirugías programadas que quedaron en stand by en toda la provincia, pero el número puede ser mucho mayor debido a que no se han anotado más pacientes en estas listas en muchos de los nosocomios.

"Hace falta un análisis más profundo de la situación por parte del Ministerio de Salud. El conflicto se inició por un tema salarial específicamente y no se está hablando de eso, que es el grueso del conflicto.  El Gobierno entiende que lo puede solucionar por la fuerza ", cuestionó Vaquer.

Además, disparó: "No quieren asumir que hay una situación similar con todos los médicos, pero es una responsabilidad que tienen que asumir sino el conflicto va a seguir creciendo y va a extenderse a otras especialidades".

Te Puede Interesar