interna

Barrionuevo, sobre las elecciones en la CGT: "Soy candidato"

El gremialista reiteró sus críticas a la gestión de Moyano y pidió una renovación para que Cristina Kirchner escuche el reclamo del movimiento obrero; "Con este gobierno no estoy ni estaré", dijo

En medio de la dura interna por la sucesión de Hugo Moyano al frente de la Confederación General del Trabajo (CGT), el gremialista Luis Barrionuevo se anotó esta noche en la carrera por la sucesión del líder de camioneros, cuestionó la falta de respuesta de Cristina Kirchner a los reclamos del movimiento obrero y aseguró que no habrá "una batalla campal" en las elecciones para secretario general de la central obrera.

Enfundado en la clásica campera de cuero negro, Barrionuevo advirtió: "En la CGT que se está armando hay gordos, flacos, barrionuevistas, aparece un Caló como el candidato en los medios, pero nada está dicho. El no es mi candidato ni es el de la Azul y blanco". Enseguida, agregó: "Yo soy el candidato, los compañeros de mi gremio me apoyan".

Luego, el gremialista se diferenció de Oscar Lescano (Luz y Fuerza), quien había dicho que las elecciones en la CGT sería "una batalla campal" . "No nos preocupemos tanto por la CGT, no va haber tiros ni gases lacrimógenos. Si arreglamos la unidad va a estar bien hecho. Al trabajador le importa eso, si no hay acuerdo, habrá dos CGT", enfatizó, en declaraciones realizadas a C5N.

En ese marco, Barrionuevo deslizó que "hay empresarios" que alientan una alianza entre él y Moyano. "En nuestra coherencia, si nos fuimos porque no estábamos de acuerdo con Moyano, no podemos volver con Moyano como secretario", aclaró, al tiempo que reiteró su pedido para que la central sea liderada por "un triunvirato, con dirigentes de segunda línea y caras nuevas".

Por otra lado, el jefe de la CGT Azul y Blanca reiteró sus críticas palabras hacia la la jefa del Estado por no atender los reclamos del movimiento obrero. "Hace diez meses que la Presidenta hace el doble juego de decir no lo quiero a Moyano porque ahora es feo, y yo me pregunto si hay otros dirigentes que la aplaudieron, por qué no los recibe a ellos, y atiende la agenda de reclamos. No quiere a Moyano, pero tampoco al movimiento obrero que tiene problemas", aseveró.

Fuente: La Nación

Te Puede Interesar