lesiones gravísimas culposas
Imputan a un médico que le ligó las trompas por error a una mujer tras una cesárea
Jueves, 12 de mayo de 2022Por Pablo Segura.
Por: Pablo Segura

El fiscal correccional Tomas Guevara imputó esta semana al médico obstetra que le ligó las trompas de falopio a una mujer por error durante una cesárea realizada en el hospital Español.

El caso ocurrió en setiembre del 2020 y a más de un año, el magistrado tomó la decisión de formalizar la acusación contra el letrado, Ignacio Arpedoni, quien fue señalado por unas "lesiones gravísimas culposas".

Por esto arriesga una pena de un mes a 3 años de cárcel, como así también una inhabilitación para ejercer su profesión de un año y medio.

El sospechoso fue notificado el martes de la imputación y decidió declarar en el expediente, volviendo a asegurar que debió ligar las trompas "de urgencia" para evitar "futuras complicaciones pre natales".

Esto se contradice con lo que declaró la víctima, Marivel Vera (40), quien aseguró que tras la cesárea el propio médico le dijo que "se había equivocado de paciente". La pareja de la víctima también ratificó dicha versión.

Una mujer denunció que le ligaron las trompas por error durante una cesárea.

Durante las últimas semanas, se incorporaron a la causa varias pruebas que podrían terminar de esclarecer la historia. Entre estas se destacan el protocolo de anestesia que se realizó el día de la intervención, por el cual se había citado a un anestesiólogo para una cesárea y ligadura de trompas.

Esto descartaría la versión del médico, quien asegura que fue una decisión "del momento".

Arpedoni también agregó que "no tenía tiempo para preguntarle a la paciente" si quería que le ligaran las trompas, a lo que la querella se opuso asegurando que la víctima estuvo "consciente" durante toda la operación -tenía anestesia local-.

La querella, en manos de Agustina Maddiona, también presentó algunas leyes que hablan de los procedimientos a la hora de intervenciones quirúrgicas por ligadura de trompas, como así también de violencia de género. Todo esto para demostrar que el facultativo no cumplió dichas normas.

El caso

Todo ocurrió el 28 de septiembre del 2020 en el Hospital Español, donde la víctima iba a dar a luz a su hija.

La mujer denunció que tras el nacimiento una "doctora" le mostró "dos bolitas de carne" y le dijo "esta es la muestra de que el trabajo se hizo".

Vera preguntó "¿qué trabajo?" y la médica respondió "el de las trompas". Ante esto la mujer comenzó a indagar sobre lo que habían realizado en su cuerpo.

Fue así que unos instantes después el médico ingresó a la sala y le dijo "nena metí la pata, discúlpame, pensé que era mi otra paciente, me equivoqué de paciente", tal como reza en la denuncia formal realizada en la justicia.

Vera completó su relato diciendo que el médico intentaba justificarse afirmando que "por los años que tenía había hecho eso", hablando de una supuesta lesión en el útero -algo que no está acreditado en las pericias-.

Desde ese momento, la mujer y su pareja pidieron el secuestro de la histórica clínica y luego se radicó la denuncia formal.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario