Qué planteó el Epre mendocino
Segmentación de subsidios: hacia el fin del esquema "pro-ricos", pero con una energía 70% más cara
Viernes, 13 de mayo de 2022Por Miguel Flores.

Finalmente llegó el día señalado para discutir la llamada "segmentación" de subsidios a la energía. Durante la audiencia pública la Secretaría de Energía de la Nación se blanquearon los números de lo que se pretende hasta el 2023: reducir el 60% de toda la asistencia, que recibe la mitad de usuarios de mayores ingresos, cuyo umbral para el recorte se ha fijado en poco más de $300 mil mensuales.

Sin embargo, desde Mendoza hubo un planteo concreto sobre cómo impactará. Específicamente, a raíz de un precio estabilizado de la energía que ya este mes es 70% más elevado que en febrero.

"El esquema actual es uniforme para todos los usuarios, sin atender su realidad socioeconómica. Un millonario recibe el mismo subsidio que un trabajador, un empresario recibe el mismo subsidio por m3 de gas que un obrero. Por eso decimos que es un esquema "pro-ricos" y que todavía hay márgen para mejorar la eficiencia distributiva", introdujo en su presentación el instructor de la audiencia en representación del secretario de Energía, Darío Martínez.

De allí resulta el planteo principal: establecer "segmentos" relacionados a la capacidad de pago, para, además "reducir la dependencia de las importaciones y liberar recursos para obra pública, vivienda e inversión social". Sin embargo, para el Epre (Ente Provincial Regulador Eléctrico) de Mendoza, esa decisión no sólo no está clara, sino que arranca de un piso bastante más elevado en cuanto al costo de la energía comparado con el que había en febrero (ver aparte).

Como sea, a diferencia de quienes tienen más capacidad de pago, actualmente el 50% de los usuarios de menores ingresos recibe solamente el 40% de la masa total de subsidios, calculados como la diferencia entre el PEST (Precio Estacional de la Electricidad) que pagan los consumidores y el costo de generación eléctrica por kw. O entre el PIST (Precio de Ingreso al Transporte) por m3 de gas y su valor de compra, sea nacional o importado de Bolivia.

Mientras tanto, de acuerdo a la relación ingresos/subsidios del cálculo oficial, los más pudientes destinan sólo 3 puntos de sus ingresos al pago de los servicios. Aún así, lejos del "shock" aplicado durante la gestión Macri, la propuesta durante la audiencia fue apelar a un "retiro gradual" de la ayuda para que terminen de abonar una tarifa plena. 

Esquema de subsidios y el precio actual

Para eso, el punto de partida fue la cobertura actual de los subsidios, calcuados de la diferencia entre el precio abonado por los usuarios (de gas y electricidad) y el costo de producción. Según las cifras de la Secretaría de Energía, actualmente representan más del 75% del costo incluído en las facturas.

Independientemente de ese enfoque, la radiografía de la asistencia oficial muestra que a medida de que suben los deciles de ingresos de la población también se incrementa el consumo. En otras palabras, quienes más ganan, según el Gobierno el equivalente a 3,5 Canastas Básicas Totales o CBT, más consumen (sean kilovatios o m3 por mes), y al mismo tiempo, más subsidiados están.

Si bien hubo coincidencia en cuanto a "reconsiderar" el esquema actualCompartimos la necesidad de reconsiderar el actual esquema de subsidios nacionales al precio de la energía y potencia en el MEM, que debiera surgir por un lado a partir de un acabado conocimiento de los costos de generación eficientes en el MEM y de la realidad de los usuarios. Todo ello en un marco de certeza, gradualidad, razonabilidad y equidad. Al respecto, para el EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico) cualquiera sea la quita, arrancará de una energía hasta 70% más cara que a principios del 2022. Y el precio de la potencia contratada por grandes usuarios se multiplicó por 4,5 en los últimos tres meses.

"Inferimos que el precio estabilizado de la energía por megavatios horas, es el que estableció oportunamente la Secretaría de Energía, que pasó de $8.080 en febrero a $13.675 a partir de mayo. Y el precio de la potencia, de $80.000 a $376.617", detalló su titular, Andrea Molina, luego de coincidir en "reconsiderar" el esquema actual de subsidios, pero no sin conocer los costos de generación y la realidad de los hogares "en un marco de certeza, gradualidad, razonabilidad y equidad".

El Epre ya había solicitado por escrito a la Nación conocer la metodología de segmentación, sin respuesta nacional. Y según Molina, "en ningún caso se trabajó con Mendoza para intentar definir a quién, cómo y cuál sería el alcance de esta medida y el tiempo que demandará", al margen de las dudas sobre la afectación que pueda tener la medida sobre los $4.500 millones que la Provincia ya asigna para subsidiar al riego agrícola, electrodependientes, y jubilados, entre otros.

Criterios de segmentación y "equidad" para Mendoza

Para la Secretaría de Energía,  hay una asignación homogénea de subsidios, sin distinguir ubicación geográfica o capacidad de pago. Y atribuye las diferencias en las facturas entre regiones al componente de la distribución, de jurisdicción provincial, responden a la diferente remuneración que reciben las empresas distribuidoras por el VAD (Valor Agregado de Distribución).

Al respecto, Molina expuso que la decisión toma, sin precisarlo, estimaciones de variaciones promedio para usuarios residenciales. Y, sumándose a las críticas por la falta de una mirada federal que antes había señalado la diputada nacional Jimena Latorre (por enfocar la exposición en la situación del AMBA y de las principales distribuidoras, Edenor y Edesur) criticó que "tampoco se haya contemplado que jurisdicciones locales como Mendoza hayan aplicado actualizaciones del VAD, de acuerdo a la normativa vigente y acorde a la sustentabilidad que el servicio requiere". 

Lo dicho: uno de los parámetros es el nivel de ingresos, fijado en 3,5 CBT, que a cifras de marzo rondan los $314 mil según Indec. Pero también se toma el patrimonio (¿ser propietario de 3 o más inmuebles, o la misma cantidad de vehículos de hasta 5 años y/o embarcaciones de lujo ) como parte de ese indicador sugeridos por el ENRE (Ente Nacional Regulador Eléctrico) y ENARGAS "para inferir capacidad de pago en todo el país".

Hay otros dos. El basado en el consumo, por un lado, y por otro el geográfico-espacial, que determina un "polígono" en base a un relevamiento socio-económico (Censos, EPH) y de la propiedad (su valor fiscal y precio del m2) que pertenezca a barrios cerrados o privados. Sin embargo, Energía advirtió que este no se aplicaría en general ya que "se considera un criterio eficiente de segmentación sólo en zonas de alta densidad poblacional, como el AMBA".

Respecto al consumo se reconoce "como un criterio no eficiente para asignar los subsidios, ya que un hogar de bajos ingresos puede registrar una mayor demanda, tanto por la calidad de los artefactos y la vivienda, o por vivir en zonas desfavorecidas". En general, aún resta hacer un cruce de datos antes de informar a las distribuidoras sobre los nuevos segmentos.

Frente al panorama, la responsable del Epre hizo un pedido puntual: dar un "tratamiento equitativo respecto a las particularidades de los usuarios de Mendoza, quienes hoy, con mucho esfuerzo, abonan tarifa plena, a efectos de mantener la sustentabilidad del sistema eléctrico provincial".




Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario