Trucos para dormir más y mejor
Jueves, 12 de mayo de 2022

Un buen descanso es clave para la salud. Tradicionalmente, se suele decir que son necesarias entre 7 y 8 horas diarias para garantizarlo, pero lo cierto es que la mayoría de las personas duermen menos. Estas son algunas recomendaciones para tener un descanso de lo más placentero y reparador.

Ten unos horarios determinados.

Una buena forma de descansar bien es acostumbrar al cuerpo a unos horarios. Para ello, lo ideal es que te acuestes todos los días a la misma hora aproximada y hagas lo mismo al levantarte.

Evita el alcohol.

El alcohol no es un buen acompañante por las noches y puede afectar en tener un buen descanso, por lo que lo mejor es evitarlo en la medida de lo posible.

Haz ejercicio.

Gastarás energía y después cogerás la cama con más ganas, tardando menos en dormirte. Es una tarea fundamental para garantizar un buen descanso.

Haz actividades relajantes antes de dormir.

La lectura o escuchar música suave ayudarán a tu cuerpo a relajarse y conciliar el sueño de forma rápida.

Date una ducha.

Poco antes de meterte en la cama, una ducha relajante te dejará completamente preparado para poder gozar de un descanso maravilloso.

No duermas siestas largas.

Lo ideal en el caso de echarte una siesta es que no supere la media hora. Y es que si es muy larga puede terminar afectando al descanso nocturno.

Haz del dormitorio un lugar acogedor.

Procura que esté ordenado, sea cómodo y tenga una temperatura agradable. Tu cuerpo te lo agradecerá y te dormirás pronto.

Destierra las preocupaciones.

Cualquier cosa que te preocupe puede afectar a tu descanso, por lo que lo ideal es que no le des muchas vueltas a la cabeza e intentes despejar antes de meterte en la cama.

Di adiós al celular.

El teléfono no es un buen compañero a la hora de conciliar el sueño, por lo que es recomendable mantenerle lejos de la cama e incluso apagarle antes de conciliar el sueño.

Nada de comidas pesadas.

Lo más recomendable para un buen descanso es evitar las comidas pesadas y cenar de manera sencilla, para garantizar un descanso perfecto.

Nada de tabaco.

La nicotina es un estimulante que te dificultará el sueño. Pasa lo mismo con el café, así que mejor evitar ambos.

Ojo con la almohada.

Es un elemento crucial para tener un buen descanso, por lo que si no estás lo suficientemente bien en la cama o te cuesta conciliar el sueño, un reemplazo puede ser la respuesta.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario