Anuncio del Presidente

¿Qué opinan los profesionales de Mendoza sobre el aumento en el presupuesto para salud mental?

Por Florencia Rodriguez

En diciembre del 2010, se sancionó en Argentina la Ley Nacional de Salud Mental y aunque han pasado casi 12 años, Mendoza todavía no ha aprobado un proyecto de ley de adhesión al tiempo que descansan en la Legislatura provincial varios textos de diferentes diputados/as y senadores/as que, aunque lo intentaron, vieron a sus iniciativas llenarse de polvo en los cajones olvidados de la Casa de las Leyes.

Tanto Emiliano Leytes, ex presidente y miembro de la Asociación de Psiquiatras de Mendoza como Gabriela Dik, presidenta del Colegio de Psicólogos/as de la provincia expresaron que ven con buenos ojos el anuncio del Presidente considerando que el aumento del presupuesto para Salud Mental es fundamental para garantizar no sólo la atención sino también la promoción y prevención.

"Más aún teniendo en cuenta que el presupuesto actual en la provincia nunca superó el 2%. La ley nacional fue sancionada en diciembre del 2010, hace casi 12 años e indica que el 10% del presupuesto de Salud debe destinarse a Salud Mental pero en todos estos años nunca estuvo mucho más arriba del 1,5%", expuso Leytes.

"Así las cosas, este anuncio que menciona un incremento del 107% destinado a salud mental, ha sido muy bien recibido en todos los sectores porque entendemos que hay una demanda muy grande de atención en estas especialidades teniendo en cuenta- además- que la pandemia provocó un aumento notorio en la incidencia de patologías como cuadros depresivos, trastornos de ansiedad y consumo de sustancias, entre otros problemas que hemos visto cada vez con más frecuencia en un sector que ya estaba desbordado en un contexto donde las condiciones laborales han sido precarias, con limitación de recursos en relación a medicamentos. Entonces, es una muy buena noticia porque es un alivio entre tanto malestar", agregó.

Para el médico psiquiatra que supo presidir la asociación que nuclea a sus colegas, el porcentaje destinado a la salud mental siempre fue bajo. "No podría decir con certeza por qué pero ha sido característico. Nunca se tomó una acción política en función de la necesidad de modificar la partida presupuestaria. Hasta el momento, ningún Gobierno de la última década tomó medidas para hacer cumplir esa ley que tan importante nos resulta y más en estos tiempos de gran aumento de demanda de atención", señaló.

En la misma línea, Dik, licenciada en Psicología y presidente del colegio a nivel provincial resaltó la importancia del anuncio de Alberto Fernández al que recibieron con beneplácito en el sector mientras que apuntó a la "falta de decisión política" para engrosar lo que se destina a nivel provincial.

"Tenemos muchas expectativas con respecto a este anuncio. Estamos muy contentos/as por la posibilidad de que se duplique el presupuesto. Por un lado, porque pensamos que hace muchísima falta. A nivel general, y particularmente en Mendoza, es muy bajo por lo que no podemos cubrir las demandas de la población y menos en la pospandemia porque la demanda se intensificó y la realidad es que en la provincia es muy escaso el abordaje en cuanto a salud mental en la atención primaria. Hay equipos interdisciplinarios en los centros de salud pero son muy pocos y la demanda es enorme", comenzó Dik.

"No hay un sistema de salud, a mi criterio, porque no hay una política pública que vaya hacia ese lugar. Alcanza con ir a los barrios vulnerables y preguntar si esos vecinos/as pueden acceder a un psicólogo/a en el centro de salud más cercano, no puede porque no hay presupuesto. Tampoco hay casas de medio camino ni no estamos en territorio, esto no es ninguna novedad. Por lo tanto, llegamos a atender a aquellas personas que ya están en situaciones más delicadas, es decir, cuando el episodio ya salió de control y si bien se han hecho algunos avances como abrir guardias de salud mental en hospitales generales, creo que la promoción y prevención de salud mental en Mendoza es nula o extremadamente escasa. La ley nacional prevé todas estas aristas pero para eso se necesita presupuesto y, sobre todo, decisión política que aquí no hay", sumó la psicóloga.

Sobre el anuncio, Dik analizó un poco más profundizando en los puntos que le resultan más importantes o prioritarios: "Tiene varias partes interesantes, una es la construcción de ‘Casas de Medio Camino' que son extremadamente necesarias para ir logrando la adecuación de la Ley de Salud Mental e ir disminuyendo las internaciones en los hospitales monovalentes. Si pudiésemos tenerlas, sería muy importante", dijo.

"Por otro lado, también plantea la capacitación en la Ley Nacional de Salud Mental para todos los efectores públicos que creemos que es un gran avance porque ya lleva más de una década reglamentada y se hace muy difícil de poder cumplir porque no es sólo para los profesionales de la salud sino que también está pensada como garante de derechos para los y las usuarias del sistema de salud", cerró.

Te Puede Interesar