Alberto Fernández llegó a Barbados con la Celac y Malvinas en la agenda

El presidente Alberto Fernández llegó hoy a Barbados con el objetivo de profundizar vínculos con las naciones del Caribe que integran la Celac, trabajar temas de interés común como el cambio climático y desplegar una página más de la estrategia argentina en torno al reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas.

Después de haber visitado Rusia y China, donde mantuvo reuniones con sus pares Vladimir Putin y Xi Jinping, respectivamente, el Jefe de Estado argentino encara la última escala de su gira internacional visitando a una nación insular de las Antillas menores que se independizó del Reino Unido en 1968 y que, desde noviembre del 2021, abandonó la monarquía y se transformó en la República Parlamentaria más joven del mundo.

Según señaló el embajador argentino en Barbados, Gustavo Martínez Pandiani, la visita a esa isla tiene una múltiple motivación: la preocupación de Fernández respecto de la cuestión del cambio climático, su rol como presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la problemática de género y la cuestión Malvinas.

Con una población de 300 mil habitantes y casi 5 millones de turistas por año, Barbados está conducido por la primera ministra Mia Mottley, considerada una figura influyente sobre la comunidad de Estados del Caribe Oriental, naciones que participan de diversos foros internacionales, entre ellos el Comité de Descolonización de la ONU, el espacio de debate natural respecto de la soberanía de los archipiélagos del Atlántico Sur.

En ese campo, Fernández viene de conseguir un contundente apoyo en Beijing que se vio plasmado en la declaración conjunta dada a conocer horas atrás: "China reiteró su apoyo a los reclamos de ejercicio pleno de soberanía de la Argentina en la Cuestión de las Islas Malvinas, así como a la reanudación a la mayor brevedad de las negociaciones encaminadas a la solución pacífica de la disputa".

En diálogo con Radio Nacional, Martínez Pandiani, explicó que si bien Barbados no forma parte de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), "es un líder en la región en términos de descolonización porque el 30 de noviembre pasado tomó la decisión de salirse de la corona británica, convirtiéndose en la República más joven que tiene el mundo después de 400 años de dominio británico en la isla".

Diplomacia mediante, Argentina viene mostrando un acercamiento hacia esa Nación, actitud que quedó demostrada en la reciente donación de 30 mil vacunas contra el coronavirus.

En ese contexto, el Jefe de Estado argentino tiene previsto reunirse mañana desde las 10.30 (hora de Buenos Aires) con Mottley y una hora más tarde con representantes de Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía, las naciones que integran la OECO.

Según se informó oficialmente, la actividad continuará con una visita al Jardín Botánico Nacional, donde el Jefe de Estado y la comitiva se trasladarán hacia la Pasarela de la Costa Oeste.

Durante el recorrido, será la Primera Ministra quien les brindará detalles sobre las iniciativas que impulsa Barbados sobre prevención del cambio climático.

La mandatarias barbadense es una personalidad destacada a nivel mundial dentro de la discusión del cambio climático y el año pasado recibió el premio Campeones de la Tierra 2021 que otorga la ONU por sus tareas en la temática.

Al respecto, Fernández manifestó con anterioridad: "El Caribe la está pasando muy mal con el cambio climático. Es una cuestión muy trágica y quiero que mi gestión como presidente de la CELAC preste particular atención porque están pasando cosas increíbles en materia climática".

"Hay que escuchar lo que cuenta la primera ministra de Barbados porque es realmente impactante. El agua va tapando las islas y haciéndolas desaparecer. Los huracanes aparecen con más frecuencia y se llevan puestas poblaciones enteras. Como hermanos latinoamericanos que somos del Caribe, queremos colaborar para que sobrelleven ese problema y lo resuelvan", señaló.

Según se explicó oficialmente, el país caribeño es un potencial mercado alternativo para Argentina en el comercio: sobre ese punto se destacó la potencialidad de un comercio más importante en lo que respecta a la vitivinicultura, mientras se negocia por la posible exportación de carne y otros productos.


Te Puede Interesar