viernes 19 ago 2022
CHILE

Piñera, con su popularidad por el piso

Las principales encuestas sepultan al mandatario chileno inmerso en la grave crisis política y social que sacude a su país. Según una consultora, sólo el 26% de los chilenos aprueba la gestión del mandatario.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 4 de agosto de 2011 - 21:20

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, con una popularidad en caída libre desde hace un año, cuando el rescate de los 33 mineros le dio su hora de gloria, atraviesa una crisis social con epicentro en la educación, que ya lo obligó a cambios en su gabinete, y que suma protestas de mapuches, víctimas del terremoto de 2010 y ecologistas. 

Según una encuesta de la consultora del Centro de Estudios Públicos (CEP), sólo un 26% de los chilenos aprueba la gestión del Mandatario, convirtiéndose así en la peor evaluación que recibe un jefe de Estado desde que se realiza esta medición.

En tanto, un 53% rechaza su tarea, lo que significa un alza de 19 puntos con respecto a la encuesta anterior, correspondiente a noviembre-diciembre de 2010, donde obtuvo una desaprobación del 34%. En ese momento, un 44% de los consultados apoyaba la labor del Presidente.

Hasta hoy, Eduardo Frei de la Concertación era el gobernante que ostentaba la cifra de respaldo más baja en este estudio de opinión, con un 28% a fines de 1999.

Los datos entregados esta tarde por la coordinadora del Área Opinión Pública de la consultora, Carolina Segovia, mostraron también que un 25% de los chilenos aprueba el manejo económico del gobierno y un 53% la desaprueba.

Los resultados del CEP van en línea con lo indicado por la encuesta Adimark difundida el martes pasado. El análisis concitó una desaprobación del 62%, casi el mismo número pero de apoyo que tenía tras aquel rescate (63%), y una popularidad de sólo el 30% la más baja de un mandatario desde la recuperación de la democracia en 1990.

Esta inusual caída de la imagen del presidente se da en la antesala de las elecciones municipales de 2012 y presidenciales de 2013, y encuentra al gobierno con minoría en el Senado y sin consenso sobre una eventual reforma tributaria, reseñaron las agencias Ansa y DPA.

Motivos

El gabiente actual también padeció una huelga de hambre de dirigentes mapuches enjuiciados doblemente por la justicia militar y civil, con testigos ocultos, por reclamar la restitución de sus tierras ancestrales, lo que los puso al borde la muerte y encrespó a los organismos de derechos humanos de Chile y la región.

Ahora, esa protesta indígena reclama una universidad mapuche y la pluriculturalidad, con lo que se suma a los reclamos de los "pinguinos" (secundarios), universitarios y profesores que reclaman una educación pública, gratuita y de calidad.

Pero también los pobladores de la sureña localidad chilena de Dichato, devastada por el terremoto y tsunami de febrero de 2010, chocaron a fines de julio con la policía, dejando ocho heridos en medio de una protesta por la lentitud en las obras de reconstrucción.

Además, ambientalistas y comunidades indígenas del sur chileno se oponen férreamente al proyecto Hidroaysén, que contempla la construcción de cinco plantas en esa zona.

En tanto, mineros del cobre chileno denunciaron a principios de julio la "privatización encubierta" de la estatal Codelco y realizaron un paro de 24 horas para evitarlo.

De este modo, mineros, ambientalistas, estudiantes, pobladores de regiones, mapuches y profesores expresan su descontento social y político, en uno de los países con la peor distribución del ingreso del mundo, regido hoy por un presidente empresario y millonario, que propuso una gestión moderna, pero no atina a superar la crisis propia y de la dirigencia política.

De hecho, el recambio de su gabinete, forzado por los estudiantes y que se buscó minimizar con varios enroques, permitió el refuerzo del gobierno de Piñera con los principales dirigentes de la Unión Democrática Independiente (UDI), el partido ultraconservador que sostuvo al dictador Augusto Pinochet (1973-1990). 

Rechazo político

Pero la hora más aciaga de Piñera tampoco es capitalizada por la oposición centroizquierdista de la Concertación, que ocupó el poder 20 años, mantuvo una educación privatizada, costosa y de baja calidad en el área pública, heredada de la dictadura pinochetista, y que conoció las primeros estallidos de la protesta estudiantil.

Según el estudio citado, la Concertación, derrotada en 2010 por los partidos derechistas que encumbraron a Piñera, recibe hoy un 67%de rechazo de los chilenos.

El rechazo a las dirigencias políticas, en un país donde un tercio de los electores no está inscripto en registros electorales debido a que en Chile no hay inscripción automática, alcanzó también al Congreso, cuya labor es desaprobada por 6 de cada 10 chilenos.

Por lo tanto, en este contexto, Piñera se lleva las peores críticas, dado que durante su mandanto se retrocedió en puntos sensibles dentro de la agenda social chilena. Pero el rechazo del pueblo hacia su mandatario es sólo una parte del descontexto generalizado hacia toda el ala política de Chile.

En medio de una jornada marcada por las protestas estudiantiles a lo largo del país, el Centro de Estudios Públicos (CEP) dio a conocer su esperada encuesta semestral que, tal como se preveía, no arrojó resultados positivos para el Presidente Sebastián Piñera.

Fuente: El Cronista Comercial

Te Puede Interesar