Este viernes vencía el pronto despacho

Portezuelo: Nación respondió y Suarez denunció una maniobra perjudicial a Mendoza

Si bien en el Ejecutivo provincial no había muchas expectativas respecto a una definición en Casa Rosada, en las últimas horas del jueves llegó la respuesta del Ministerio del Interior de la Nación a la solicitud mendocina.

A la postre, la presentación no fue definitoria, sino que el documento -que lleva la firma de Eduardo De Pedro- hace hincapié en que Mendoza no cumplió los pasos administrativos formales para solicitar el arbitrio de Fernández, tal como lo establece el reglamento del Coirco. 

Por lo tanto, previo a que el presidente resuelva se debían respetar otros requerimientos, más allá de la reserva de solicitar la activación del mecanismo de solución de diferendos, entre ellos dar traslado a las demás provincias para que argumenten a favor o en contra de quien solicitó el laudo.

"No consta en el ámbito de este Ministerio del Interior o del Consejo de Gobierno de Coirco, presentación alguna por parte de vuestra provincia que dé formal inicio a la instancia de laudo arbitral del presidente de la Nación", expresa la respuesta de Casa Rosada.

Por tal motivo, solicita a Suarez "en caso de que se pretenda avanzar en ese sentido, y a efectos de garantizar el debido proceso, tenga a bien interponer la petición conforme a derecho, munido de la prueba de la que pretende valerse, de manera de dar inicio al correspondiente juicio arbitral".

La contestación de De Pedro fue reflejada por la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti en sus redes sociales, donde días atrás ya había advertido que "faltaba gestión" por parte del Ejecutivo local. "No hay presentación formal de pedido de laudo. Cuando vuelvan de vacaciones pónganse a gestionar", escribió la dirigente peronista.

La respuesta de Suarez

Conocida la postura nacional, el gobernador afirmó que "el Gobierno Nacional busca perjudicar a Mendoza al no tomar una postura clara sobre PdV, ahora pretendiendo hacer creer que nuestra provincia no instó al laudo, cuando en realidad fue pedido en la misma audiencia quedando de forma expresa en el punto 6 del Acta 73".

Además, advirtió que "el día 13 de octubre de 2020 presentamos al ministro del Interior todos los estudios y antecedentes de Portezuelo del Viento".

"La excepcionalidad de los recursos que Mendoza comprometería en la obra, surgen del resarcimiento por los daños producidos en su momento como consecuencia de la promoción industrial asimétrica, y nos obliga a administrarlos con absoluto rigor jurídico y estratégico. Como siempre hemos dicho nuestro deber y responsabilidad es defender el interés de los mendocinos. Vamos a agotar todas las instancias sin permitir demoras antojadizas", escribió Suarez.

Por último, puntualizó en la necesidad de una "definición clara" de Fernández para adjudicar la obra y "darle seguridad jurídica al proceso", y adelantó que igualmente la Provincia reiterará "el pedido de laudo y la solicitud de viabilidad de la obra, toda vez que todos los estudios de impacto ambiental están realizados y aprobados".

Los últimos pasos en Coirco

Las diferencias planteadas en el último encuentro en el seno del órgano interjurisdiccional giran en torno a la necesidad o no de realizar un nuevo estudio de impacto ambiental sobre la cuenca del río, adicional a los preexistentes. La postura de La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires fue a favor de otra evaluación técnica; la de Mendoza, que basta con las ya efectuadas.

Es que tras el desarchivo -por parte del ministro del Interior Eduardo De Pedro- del pedido pampeano de que la aprobación de las normas de manejo, llenado y el estudio debía tratarse en el ámbito del consejo de gobierno de Coirco (que había sido desestimado en 2019 por Rogelio Frigerio), la posición del Ejecutivo nacional es que las provincias arriben a un consenso y evitar tener la última palabra sobre el recurso compartido por las cinco jurisdicciones.

Sin embargo, desde Casa de Gobierno aseguran que el acuerdo entre provincias ya ocurrió en la reunión de Coirco de 2016, cuando se dio por acreditado el cumplimiento de todos los requisitos para llevar adelante la obra, luego ratificado por el laudo de 2018 del expresidente Mauricio Macri.

Ibañez aseguró que el Gobierno nacional reabrió un conflicto que ya estaba cerrado (Foto: Prensa Gobierno de Mendoza)

"El cambio que se produjo en junio de 2020 por una cuestión de tipo político no altera en nada el acuerdo que ya existía. El laudo anterior fue el que cerró el conflicto, como lo dispone el tratado del Río Colorado y el reglamento de funcionamiento del consejo de gobernadores", fundamentó este jueves el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, en conferencia de prensa.

En ese sentido, el funcionario manifestó que "hemos hecho todas las acciones correspondientes, lo que falta es una decisión del Gobierno nacional, que tiene que decir qué opina respecto del planteo hecho por cuatro provincias que ya estaba laudado y resuelto por el expresidente".

Te Puede Interesar