La "broma inocente" de Havanna, que le costará más de un dolor de cabeza...y miles de pesos

Por Sección Sociedad

Cada 28 de diciembre, en el Día de los Inocentes, la gente se encarga de gastar bromas para que sus pares caigan, tanto de manera virtual como personal. Ese fue el caso de la firma Havanna que, a través de redes sociales, hizo un chiste pero que esta vez les salió mal.

En un tuit, la marca ofreció entregar cajas Havanna a todos los usuarios que no recibieron su reconocimiento laboral de fin de año y que respondiesen a la publicación con su CUIL en los comentarios.

Después de recibir miles de respuestas públicas y privadas, la empresa avisó que se trataba de un "chiste" pero aclaró que entre "todos los copados que dejaron su CUIL" iban a sortear cinco productos de estas características.

Sin embargo, era demasiado tarde para retractarse. Muchos usuarios denunciaron la estafa y acudieron a la Ley de Defensa del Consumidor (24.240) para que cumplan con lo prometido, ya que las promociones son vinculantes.

Finalmente, en horas de la tarde y después de haberse convertido tendencia en redes, desde la firma emitieron un comunicado en el que reconocieron a quienes habían participado entre el tuit del anuncio y el de desmentida y serán destinatarios del regalo de fin de año.

Desde la empresa, argumentaron que el sorteo "estuvo mal planteado" y expresaron sus "sinceras disculpas" a todos los seguidores.

Más tarde, tuvo que anunciar que daría una caja a todos los que habían respondido, de buena fe o no, y se enfrenta a nuevos problemas: el primero de ellos, y tal vez el más importante, es que las acciones de Havanna cayeron un 10,71% en horas de la tarde, según datos de InvertirOnline.

La cotización por acción llegaron a un máximo de 138 pesos durante el día y cerraron las operaciones a 125 pesos.

Más allá de haber pedido disculpas y tener que cumplir con la promesa, la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje en Consumo, imputó a la empresa "por presunta publicidad engañosa e incumplimiento de oferta en sus cuentas verificadas de redes sociales".

Havanna incumplió lo que dice el artículo 4° de la Ley de Defensa del Consumidor (N°24.240), ya que no brindó información cierta, clara y detallada. Además, también infringió lo que dice el artículo 7°, que establece las condiciones en las que se tiene que establecer una oferta o promoción.

Havanna tiene cinco días hábiles para enviar su descargo frente a la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje en Consumo.


Te Puede Interesar