Opinión
El huevo de Colón, la aventura y los Emprendedores
Domingo, 19 de diciembre de 2021Por Eduardo Press.
Por: Eduardo Press

El filósofo y pedagogo de origen checo Juan Amós Comenio escribió allá por el 1600 y algo este relato, cuya verosimilitud es incomprobable

Durante un banquete, Colón era objeto de frases mortificantes por parte de los españoles, que envidiaban al italiano la gloria de su gran descubrimiento; y como, entre otras cosas, llegase a oír que el descubrimiento de otro hemisferio no era debido a la ciencia, sino a la casualidad, y que, por lo tanto, otro cualquiera podría descubrirlo, propuso este sutil problema:

De qué modo podría un huevo de gallina sostenerse en pie sobre uno de sus extremos sin ningún otro apoyo.

Todos lo intentaron en vano, y entonces él, golpeándolo ligeramente sobre un plato, quebró un poco la cáscara y lo hizo tenerse en pie. Rieron todos, exclamando que también podrían hacerlo ellos, a lo que les contestó Colón:

-Podrán ahora porque han visto que podría ser, pero ¿por qué no lo hicieron antes que yo?

El emprendedor es un aventurero

Colón lo hizo primero. Fue un aventurero, no porque parara un huevo sino porque se atrevió a explorar algo nuevo, tuvo una idea, convocó gente y se aseguró de algún modo los recursos. Según cuenta la historia salió en búsqueda de algo diferente a lo que encontró. Mal no le fue, de hecho fueron tres sus viajes a la tierra que "descubrió". Dejamos para los historiadores lo que significaron para la historia esos viajes.

Volvamos al aventurero. El concepto tiene varias acepciones desde aquél "individuo que disfruta de las situaciones riesgosas" hasta el que "que subsiste usando medios ilegales o inapropiados" y la que más nos gusta "cosa que es típica de las personas arriesgadas".

Correr el riesgo es lo que asimilan al emprendedor y al aventurero, al igual que Colón tiene una idea, procura recursos y se lanza a la mar...con más incertidumbres que certezas. Se lucha por sobrevivir día y noche.

Recursos actuales para emprendedores

A través de nuestros años de experiencia conocimos a muchos emprendedores con resultados varios. Aquellos que ya tienen cierta edad y mucho recorrido nos comentan que ojalá ellos en su momento hubieran dispuesto de la ayuda que hoy los jóvenes emprendedores pueden encontrar.

Nadie lleva en soledad un proyecto empresarial, debemos buscar los mejores, asociarse con los que saben lo que nosotros no sabemos.

Aunque no todo depende del emprendedor: resoluciones del gobierno, cambios en los intereses y hábitos de los consumidores, evolución de los mercados internacionales. Lo que sí depende del emprendedor y es su responsabilidad es la de formarse, educarse, instruirse, hoy existen herramientas de ayuda para los jóvenes emprendedores que permiten comenzar de un modo más profesional que años atrás. Se evitan muchos problemas a futuro.

Nada garantiza el éxito porque, depende de infinidad de variables, gestionar un fracaso es una de las lecciones más importantes a las que uno se puede enfrentar.

Como líder de un emprendimiento cuando las cosas no salen como se pensaba lo primero es estar presentes, reunir al equipo y revisar qué pudo haber fallado: y seguir hacia delante. Seguir adelante es la opción, renunciar no es una opción. Las Carabelas no tuvieron retroceso.

Recomendaciones

Todas las personas somos diferentes, lo que vale para unas puede no valer para otras, nuestras recomendaciones no son recetas universales a aplicar sin cuestionamientos, cada uno debe encontrar su propia manera y estilo de ser emprendedor, aunque aprender de la experiencia de otros ayuda.

· Rodearse de gente apta y con inquietud por aprender

· Saber delegar y compartir, permite encontrar nuevas ideas y nuevas áreas de expansión y mejora. Si no, uno se pierde dentro de los detalles del día a día".

· Asegurarse que se cuenta con todos los ingredientes y en la proporción adecuada: recursos económicos, la gente preparada, procesos profesionalizados o en vías de profesionalizarse, tener en cuenta los asuntos administrativos y legales".

· Contratar "talento" es mas beneficioso que contratar cantidad de gente. Contratar buena gente con ganas de hacer es todavía más beneficioso.

· Proponerse hacer el mejor producto con los recursos que se tiene, más si se entra a competir en un mercado que ya está siendo explotado,

· Paciencia, cuidado con las expectativas desmedidas, si se empieza con la idea de un éxito rápido y grande, seguramente va a resultar todo lo contrario.

· Hacer sentir a la gente que su trabajo vale la pena, se trabaja mejor cuando se sabe por qué viene a trabajar cada mañana y disfruta del trabajo."

· Escuchar lo que los otros tienen que decir: la gente que trabaja en el emprendimiento, proveedores y clientes.

Otras recomendaciones

Ponemos en un párrafo separado porque son factores que poco se tienen en cuenta y consideramos importantes: tienen que ver con la persona del emprendedor y su familia.

Ø Cuidar la salud, cuidarse mucho, hacer actividad física, mantener una dieta sana, disponer del tiempo para cuidar de uno mismo".

Ø La familia es el mejor y mayor con el que cuenta un emprendedor. Muchos clientes de muchos años de trayectoria suelen comentarnos que "se perdieron" la crianza e infancia de sus hijos absorbidos por su trabajo..

Ø Mantener el equilibrio entre trabajo y familia, es clave para un desarrollo exitoso.

Finalmente

El trabajo debiera ser una fuente de energía, si consume más energía que la que produce hay que revisar que estamos haciendo mal. Revisar los recursos con los que contamos, como estamos administrando, a quienes elegimos para que nos acompañen, como se gestionan los procesos, conocer bien los números.

El mejor negocio no es solo el que genera más beneficio económico sino el que además marca una diferencia positiva en la vida de la gente. Si, por supuesto, además hay que asegurarse de que entra más dinero del que sale del negocio. A veces funcionará y a veces no. Siempre valdrá la pena zarpar a navegar por los mares.

Amigo lector: ¿Se queda en puerto o suelta amarras?

*En colaboración con la Lic. Sofía Florín, especialistas en Psicología Organizacional, Empresas Familiares y Emprendedurismo.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario