balance
Así analizan los políticos los dos años de gestión de Suarez
Jueves, 9 de diciembre de 2021
Por: Cecilia Zabala

Este 9 de diciembre se cumplen dos años de la gestión de Rodolfo Suarez como gobernador de Mendoza, una gestión que estuvo marcada por la pandemia apenas inició y condicionó todos los planes.

Y ante una situación completamente insólita, hay quienes avalan cómo Suarez condujo la provincia en esta primera mitad de su gobierno, otros que la cuestionan fuertemente y otros que tienen una visión más "equilibrada" de lo que fueron estos primeros 24 meses.

SITIO ANDINO consultó las opiniones de referentes de distintos espacios políticos.

Víctor Ibañez, ministro de Gobierno

"El balance de los dos años lo enmarcaría en dos grandes cuestiones. Por un lado la gestión de la pandemia, que ha sido un aspecto central. Creo que el gobernador logró desde el primer momento de la pandemia visualizar un modelo de gestión distinto al resto del país y la Nación, que le permitió a la provincia -dentro de las complicaciones naturales que tenemos por escasos instrumentos económicos- mantener una provincia abierta, con empleo, cuidando la salud física y mental de la gente, permitiendo las distintas actividades de manera gradual, lo mismo con las clases. Esto ha demostrado ser un modelo exitoso. Cuando el gobernador tuvo que plantear su posición fuerte y categórica frente a la Nación lo hizo.

Por otro lado, las propuestas de campaña, de cuestiones de fondo, no las dejó de trabajar durante la pandemia, prueba de ello es el Consejo Económico, Social y Ambiental,  los programas Mendoza Activa, el proyecto de reforma institucional que se llevó a la Legislatura. Esto es muy valioso porque en este impasse no es comenzar a hacer algo, sino continuar con lo que se comenzó en la gestión de Rodolfo Suarez y todo esto fue muy valorado por la ciudadanía en las elecciones del 14 de noviembre.

Seguiremos trabajando en una política de austeridad en el Estado muy marcada, que es otro de los ejes de la gestión, y para que se concreten otros proyectos que tenemos en la gestión".

Marcelino Iglesias, intendente de Guaymallén (UCR):

"Es imposible hacer un balance de gestión desligado de la pandemia. Rodolfo tuvo una gran virtud, que fue saber escuchar y convocar a todos. Mantener la economía abierta significó muchos debates y discusiones y enfrentamientos al Gobierno Nacional. 

Dentro de las cosas más importantes que hizo el gobierno provincial rescato Mendoza Activa, que me parece un programa formidable. Sería bueno que la Nación, en vez de andar regalando platita con fines electorales, ayudara a solventarlo con fondos porque genera empleo, que es lo que la gente quiere y necesita".

Flor Destefanis, intendenta de Santa Rosa (PJ):

"La agenda de la pandemia fue la prioridad que tomó el Gobernador y en lo que enfocó todos sus esfuerzos. Pero faltó más federalismo, en el caso de Santa Rosa no recibimos nada  del gobierno provincial en cuanto a obras, o cosas para poder planificar en conjunto cosas que necesitamos los santarrosinos. No recibimos la visita del gobernador en ningún momento para poder trabajar. 

La expectativa que tengo es poder pensar una provincia en conjunto, en esfuerzos mancomunados para tener un plan estratégico porque el departamento lo necesita. En una pandemia un poco más tranquila espero que podamos enfocarnos en una agenda de trabajo puntual para Santa Rosa.

Destaco el diálogo institucional que tengo con el Gobernador y con algunos de sus ministros. Por ejemplo e ministro Ibañez ha estado siempre a disposición cuando he necesitado algo del gobierno provincial".

Álvaro Martínez, presidente del PRO, diputado provincial y diputado nacional electo:

"Con la gestión de Rodolfo pasan dos cosas: por un lado, si bien ha sido buena y nosotros hemos acompañado muchas de sus iniciativas; es difícil evaluarla porque la pandemia nos distorsiona la manera de evaluar. Sin dudas atravesó bien la pandemia, Mendoza sobresalió.

Pero por otro lado entendemos que es buen momento para empezar las transformaciones. Y en esto hay algunas deudas en lo institucional, como boleta única, con la que venimos insistiendo desde 2018. Nos alegra que ahora sea un tema en agenda para el gobernador y nos indica que no estábamos equivocados. 

También tenemos que ver qué hacemos para ampliar la matriz productiva de Mendoza, qué hacemos con la educación, si nos animamos a darle una vuelta de tuerca o no.

Si bien ha sido buena la gestión de Rodolfo y del Frente Cambia Mendoza, todavía faltan esas cosas para cambiar, para seguir creciendo, para que Mendoza se despierte y crezca mucho más".

Mercedes Llano, diputada provincial (Partido Demócrata fuera de Cambia Mendoza):

"El principal acierto de la gestión del gobernador Suárez ha sido la voluntad de retornar a la modalidad presencial en las escuelas y la aprobación de ficha limpia, aunque sin denuncia anónima se ve debilitada. 

Contrapuestamente, considero que han sido desaciertos las medidas intervencionistas, como la estatización de IMPSA, la adquisisión de las acciones de VALE y la ausencia de una política de austeridad fiscal contundente, y otras iniciativas que han erosionado la calidad institucional, como el intento de reforma y la violación de la Constitución, la perpetuación de las leyes de emergencia, la designación de amigos en los órganos de contralor y el avasallamiento de libertades individuales durante la pandemia. 

Considero que no se han impulsado reformas estructurales de fondo dirigidas a modernizar y racionalizar el estado, combatir la corrupción y el flagelo de la inseguridad, incentivar las inversiones privadas y fortalecer la democracia (boleta única). Estas transformaciones, más el respeto a las instituciones, constituyen las deudas y, a la vez, los desafíos de la actual gestión".

Maile Rodríguez, diputada provincial (Frente de Izquierda de los Trabajadores):

"A dos años del gobierno de Suarez, se sigue reafirmando que este es un gobierno de ajuste. En los últimos dos años, el presupuesto provincial para educación y salud, sufrieron un recorte significativo. Las condiciones de las escuelas no mejoraron, regresó la presencialidad con trabajadores de la educación denunciando los enormes problemas de infraestructura y la falta de conectividad. Sucede que los recursos destinados tuvieron en total un aumento de 63,95%, con una inflación interanual que está arriba del 52% más el 33% estimado para el 2022 suman 85% bianual. 

Dos años de un gobierno sin medidas destinadas a resolver los problemas de las enormes mayorías, más bien con políticas impopulares como la reforma educativa que convocó masivas movilizaciones que le propinaron un fracaso categórico y se ganó una enorme oposición en las escuelas. 

Con la salud lo mismo, en plena pandemia los recursos fueron escasos, los trabajadores salieron a denunciar las malas condiciones de los hospitales y centros de salud a la par de las condiciones laborales precarias de prestadores y residentes que aún esperan se concrete la promesa de sus pases a planta y el tratamiento de la Ley de Residentes. 

Un capítulo especial merece la política impulsada por el gobierno, el lobby minero y el peronismo, que a poco de la asunción de Suarez, intentaron atacar la ley guardiana del agua, la 7722 y despertaron la bronca masiva en un diciembre caliente que hizo dar marcha atrás con esos ataques. 

Las y los trabajadores vitivinícolas siguen esperando ser reconocidos en sus derechos al igual que los trabajadores la Cooperativa La Terre que produce alimentos, que son ejemplo de lucha. 

A la juventud solo les proponen "programas" con sueldos testimoniales, precarización laboral y sin derechos. Estos dos años han mostrado que la agenda del gobierno está muy lejos de los verdaderos problemas del pueblo trabajador".

Mario Vadillo, diputado nacional (Ciudadanos por Mendoza, sumado al Partido Verde del que fue candidato a diputado nacional):

"La evaluación de la gestión del Gobernador Suarez, tiene dos lecturas: una la imagen positiva que logra contraponer con la pésima gestión de Fernández, y la otra es la realidad. Seguimos con una provincia fuertemente endeudada, sin obra pública, con graves problemas de infraestructura para mantener los servicios públicos funcionando en especial el servicio de agua. Han crecido los asentamientos, la deserción escolar, la inseguridad y la precarización de los trabajadores. 

Hemos esperado con ansias que cumpla con sus promesas para que Mendoza pudiese parar de caer en su Producto Bruto Geográfico. 

Esperamos y acompañaremos los próximos dos años para que pueda crear más viviendas para los inquilinos, hacer obras para lograr mitigar el cambio climático y lograr la eficiencia en el uso del agua. 

Desde nuestro lugar como tercera fuerza política estamos para controlar y evitar los daños a las familias de implementar la RTO (Revisión Técnica Obligatoria)".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario