El crimen de Nancy Videla: el detenido se negó a declarar y fue acusado de femicidio

Por Sección Sociedad

Su rastro se había perdido seis días antes. Los investigadores habían determinado que Nancy Videla había regresado a la zona en la que vivía en Lomas de Zamora. Buzos y perros rastreadores buscaron pistas en un arroyo de la localidad de Villa Albertina. Sin embargo, un llamado al 911 cambió todo. Una mujer entregó datos sobre un vecino que se habría encontrado con la mujer el viernes 26 de noviembre en un conventillo situado en Ingeniero Budge. La pista fue correcta. El cuerpo de la mujer fue encontrado desnudo, dentro de una bolsa y bajo un piso recientemente reparado.

Damián Lezcano Mendoza, el propietario de la vivienda donde fue hallado el cadáver de Nancy Videla, se negó a declarar y seguirá detenido por el delito de femicidio. El juez en lo Criminal y Correccional 1, Diego Javier Slupski, imputó al sospechoso de 70 años por el "homicidio de Videla, agravado por violencia de género". Los investigadores analizan las circunstancias que rodearon el asesinato de la mujer de 31 años en procura de establecer el móvil del crimen.

Según las primeras estimaciones de la autopsia, a confirmar con estudios complementarios, el cuerpo de Videla llevaba de "cuatro a cinco días en proceso de putrefacción".

La causa de la muerte fue como consecuencia de una "fractura y traumatismo de cráneo". Así surgió de la operación de autopsia. Es decir, que la víctima fue asesinada a golpes. "Por el proceso de descomposición, los forenses no detectaron a simple vista ningún signo de abuso, aunque no se descarta y se esperarán estudios complementarios para ver si hubo algún tipo de ataque sexual", señaló un funcionario vinculado con el expediente.

Según la autopsia, "la víctima también padeció maniobras de asfixia, pero la muerte fue consecuencia del traumatismo de cráneo", explicaron fuentes del caso.

La mujer había desaparecido el viernes pasado, tras salir de la casa familiar en la que trabajaba en el barrio porteño de Palermo. Las cámaras de seguridad monitoreadas por autoridades de la ciudad determinaron el trayecto que hizo la mujer hasta tomar un tren en Constitución hasta la estación de Lanús. En ese lugar, el sistema de videovigilancia municipal señaló a Videla en el momento en que subía a un colectivo de la línea 283, ramal B, rumbo a su casa en Villa Albertina. La mujer intercambió mensajes de WhatsApp con su novio Alan y en ese momento se perdió el rastro.

El joven que mantenía, desde septiembre pasado, una relación sentimental con Videla realizó la denuncia y se activó el sistema de búsqueda que derivó en el hallazgo de cuerpo, luego de un llamado al 911 que alertó sobre la presunta responsabilidad de Lezcano Mendoza en la desaparición de la mujer.

La vivienda que Lezcano Mendoza usaba como inquilinato se encuentra a pocas cuadras de la casa de Videla. Los investigadores intentan determinar el motivo por el que la mujer frecuentaba al ahora sospechoso de femicidio. Una de las pistas apunta a que Lezcano Mendoza actuaba como prestamista informal. El hombre había sido condenado a tres años y tres meses de prisión por un homicidio en exceso de legítima defensa ocurrido en 2002. La víctima en ese caso fue una mujer que protestaba frente al lugar donde vivía en ese momento Lezcano Mendoza. Consideraba que allí se albergaba a delincuentes. Recibió un mortal disparo.

Antes de conocer ese antecedente, los policías llegaron a la vivienda de Lezcano Mendoza, ubicada en Bucarest al 2500, en Ingeniero Budge, por el dato recibido en la llamada al 911. En ese momento notaron que se habían realizado recientemente tareas de remodelación en el piso de una de las habitaciones. Se rodeó el lugar y luego de varias horas pudieron ingresar por orden judicial bomberos y peritos, quienes rompieron el suelo de ese lugar y encontraron el cuerpo de Videla.

Los investigadores intentan determinar cuánto tiempo estuvo con vida la mujer en el lugar donde anoche fue hallado su cadáver.

El novio de la víctima reiteró que no conocía la relación de esta con su asesino. "Lo único que quiero es que se haga justicia por Nancy" dijo esta tarde, rodeado de amigos y vecinos que, frente a la escena del crimen, prendieron velas en homenaje a la mujer asesinada.

Te Puede Interesar