mercado
Cambios en etiquetas y más acciones en restaurantes, el plan para reforzar la promoción de la Bebida Nacional
Jueves, 25 de noviembre de 2021
Por: Miguel Flores - @floresisuani

Más promoción, tanto en el mercado interno como en el exterior. Ese fue el planteo en el que confluyeron el Gobierno y el sector privado representado por Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) al conmemorarse el 11° aniversario de la declaración del vino como Bebida Nacional: básicamente, el reforzar el concepto en las etiquetas con la incorporación de la bandera argentina en las botellas que se exportan, además de una mayor visibilidad en los locales gastronómicos del país.

"Aquí anunciamos la declaración del vino como bebida nacional en el 2010, algo en lo que la industria debe trabajar para que sea mucho más visible en las etiquetas con la bandera argentina, como también en los locales gastronómicos. De lo que sí estamos seguros es que en estos diez años ha tenido un alto impacto en las exportaciones", señaló el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, durante las Jornadas Nacionales de Turismo Vitivinícola que se realizan en San Juan.

Vale recordar que Domínguez fue el impulsor de la ley que convirtió al vino argentino la "bebida nacional". Y por eso fue enfático al señalar lo que a su criterio se necesita para explotar más aún esa condición.

El responsable de Coviar, José Zuccardi, rápidamente recogió el guante, al advertir que "ya estamos trabajando con el INV para que autorice el cambio en las etiquetas, acompañando la leyenda, tanto para los vinos que se comercializan en el mercado interno como en el exterior".

Apoyo a la institucionalidad: "Hay que jugar en el mundo"

Por otra parte, el ministro de Agricultura se mostró elogioso con los resultados del PEVI y la tarea de la Corporación Vitivinícola, al afirmar que el Plan Agroalimentario Argentino estuvo inspirado en ese modelo, no sin subrayar la importancia de maximizar las exportaciones.

"La vitivinicultura ha hecho docencia en cómo organizarse y también de qué modo negociar con el Gobierno nacional", resaltó Domínguez, además de señalar que "la cancha del sistema productivo está en el mundo, allí es donde hay que jugar. Para eso es central tener una institucionalidad fuerte".

Consultado sobre las señales que espera la industria para "jugar", léase quita de retenciones y suba de reintegros, el funcionario nacional evitó referencias directas.

"Me puse al hombro hace 11 años a la vitivinicultura. Aceleramos la segunda etapa del PEVI, pero no defino el tema de las retenciones. Vamos a trabajar en todo lo que podamos para que la vitivinicultura. El Gobierno nacional tiene un compromiso en abrir mercados; yo personalmente gestioné en 2010 la apertura del mercado chino y con la Unión Europea. Con mil millones de dólares en exportaciones alcanzó un récord absoluto. Queremos que crezca porque entendemos que tiene un valor estratégico".

Convenio con la Cámara de Turismo y un plan de marketing

A propósito de difusión, en la apertura de las Jornadas que se realizan en el Centro de Exposiciones de la capital sanjuanina la Corporación suscribió un convenio con la Cámara Argentina de Turismo tendiente a trabajar en el posicionamiento de las principales zonas vitivinícolas como Mendoza entre las opciones para los turistas extranjeros que eligen al vino y todo lo relacionado a él para viajar y conocer.

"Empezamos a hacer un gran trabajo de promoción en todo el mundo junto al IMPROTUR (Instituto Nacional de Promoción Turística). Y ahora también con la Coviar , para promover a Argentina como destino para el turismo del vino, con la capacitación como otra herramienta valiosa", señaló el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Gustavo Hani, en cuanto al acuerdo de promoción "del vino, turismo y gastronomía", que se extiende hasta el 2023.

En tal sentido, el director de Productos Turísticos del Inprotur, Pablo Sismanian, confirmó el lanzamiento de un plan de marketing para el turismo del vino. Según el funcionario "después de trabajar dos años con el turismo de reuniones, la idea es definir estrategias en base a la experiencia de las bodegas, no sólo con el vino como bebida sino también con los visitantes. Al mismo tiempo contamos con un observatorio que da sus primeros pasos, para que en el 2022 tengamos números concretos".

La definición de los mercados internacionales estratégicos y también los potenciales es uno de los ejes del plan según el funcionario, junto a "eventos relacionados con el vino, la gastronomía y hasta con actividades de "team-building" entre los viñedos. Cada provincia tiene su potencial, por eso hicimos una matriz producto-mercado para trabajar y comunicar eficientemente".

Al respecto, Zuccardi destacó que el enoturismo, junto a la sustentabilidad, fue un eje fundamental para la reformulación del PEVI (Plan Estratégico Vitivinícola) de cara al año 2030. Y lo puso en contexto al considerar que "no sólo tracciona al turismo, sino la integración de productores que pueden ofrecer lo que hacen en forma directa a los visitantes. Pero este tipo de actividades existen si hay una política de Estado que las apoye".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario