Primer día del confinamiento de Austria, en imágenes
Miércoles, 24 de noviembre de 2021

El país centroeuropeo inicia este lunes el cuarto confinamiento de la pandemia después de que el Gobierno se resistiese a tomar medidas drásticas, mientras se caldea el debate sobre la vacunación obligatoria:

Austria ha vuelto este lunes a cerrar el comercio no esencial, la gastronomía, museos, eventos culturales y espectáculos, convirtiéndose en el primer país de Europa que impone un confinamiento total para frenar la cuarta oleada de la covid en este invierno. En la imagen, mercadillo cerrado cerca de la catedral de San Esteban en Viena, este lunes. LISI NIESNER REUTERS

Las calles de Viena (en la imagen), que el fin de semana fueron escenario de intensas protestas contra las medidas adoptadas para combatir la pandemia, amanecieron hoy casi vacías. LISI NIESNER REUTERS

Ambiente de la calle Herrengasse en Viena. Tras encadenar varios récords de nuevas infecciones en las últimas semanas, la república alpina, de 8,9 millones de habitantes, registra actualmente una incidencia acumulada en siete días de 1.102 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes. DPA VÍA EUROPA PRESS DPA VÍA EUROPA PRESS

Una persona camina por una céntrica calle de Viena. En los hospitales de algunas regiones las unidades de cuidados intensivos se han llenado con pacientes de covid y están al borde del colapso, lo que ha obligado a posponer numerosas operaciones y tratamientos de diversas enfermedades. LISI NIESNER REUTERS

Una ciclista recorre el mercadillo navideño clausurado en Salzburgo. "Necesitamos una acción decidida", dijo el ministro de Sanidad, el ecologista Wolfgang Mückstein, al justificar las fuertes restricciones, y recordó que "en las UCI el personal está al límite, ya no puede más". LUKAS BARTH REUTERS

Varias personas caminan por una estación de metro de Viena (Austria). El Gobierno, formado por conservadores y ecologistas, anunció el nuevo confinamiento el pasado viernes tras registrarse varios récords de nuevas infecciones y solo cinco días después de que se impusieran restricciones solo para los no inmunizados. LISI NIESNER REUTERS

Una persona camina por una calle de Salzburgo. Las medidas regirán previsiblemente durante 20 días, hasta el 12 de diciembre, aunque deberán ser prolongadas mediante decreto a final de mes. LUKAS BARTH REUTERS

Varias personas por el centro de Viena. El confinamiento en Austria es moderado si se compara al impuesto en el pasado en otros países, dadas las muchas razones por las que se permite a las personas salir de casa. Entre ellas, además de las compras de alimentos, medicamentos y otros productos de necesidad básica, el trabajo y la educación, también está "la recreación física y mental al aire libre", según el decreto recientemente publicado. LISI NIESNER REUTERS

Una mujer pide limosna cerca de un mercadillo navideño en Salzburgo. Es posible ir al médico y a los centros de vacunación y test de covid, o hacer "uso de los instrumentos de la democracia", como la participación en manifestaciones. LUKAS BARTH REUTERS

Dos policías piden la documentación al conductor de un vehículo en la frontera entre Alemania-Austria, en Salzburgo. Junto al nuevo confinamiento, el Gobierno austríaco anunció que a partir de febrero la vacuna contra la covid será obligatoria, una medida adoptada ante el bajo índice de inmunización de la población, que es a día de hoy del 66%, insuficiente para frenar la rápida propagación de la variante delta del coronavirus. LUKAS BARTH REUTERS

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario