Opinión
Voto útil: se busca
Domingo, 7 de noviembre de 2021Por Luis Ábrego - Entre Paréntesis.

A una semana de las elecciones generales, los frentes y partidos que competirán el 14 de noviembre hacen sus últimos intentos para captar voluntades, ya sea de aquellos que no votaron o votaron en blanco en las PASO. La pelea, si además se amplía el espectro, puede alcanzar incluso a quienes repensaron su último sufragio o hasta decidan modificarlo. Una situación que los analistas creen más difícil en esta oportunidad.

Se estima que un contexto tan polarizado, con electorados muy fidelizados, sólo los ausentes o el 10% de lo que fue el voto en blanco el 12 de setiembre es la principal usina proveedora de nuevos avales capaces de consolidar un liderazgo (como pretende Cambia Mendoza -CM-); revertir o mejorar la perfomance (como aspira el Frente de Todos -FdT-); o quedarse con ese tan disputado tercer lugar del podio (como intentan desde el Partido Verde -PV- y el Frente de Izquierda y los Trabajadores -FIT- a Vamos Mendocinos -VM-, el Partido Federal -PF- y Compromiso Federal -CF-).

Para ello, en esta ocasión todos parecen haber optado por tomar el mismo camino: apelar al "voto útil", una estrategia por la cual se intenta convencer al elector de que no vote al candidato de su preferencia, sino que lo haga por aquel que pueda ser capaz de dar la pelea con mayor solidez a un adversario que se configura "como el mal mayor".

El "voto útil" es entonces una especie de "voto consuelo" por el que se buscan electores satisfechos no por haber expresado su fiel voluntad, sino por -al menos- haber impedido que otro gane. Una ingeniería electoral que en tiempos de grieta resulta tentadora por la negativa, por la obstrucción. No para construir desde un ideal, sino para impedir desde los valores de alguien que piensa distinto pero que al menos coincide conmigo en que se opone a lo mismo que yo me opongo.

Lo cierto es que si bien todos los candidatos en sus campañas han deslizado mensajes en favor del "voto útil" no todos los frentes y partidos necesariamente lo traducen de la misma manera, ni coinciden en cómo lo sostienen, ni en lo que intentan bloquear. Y para entenderlo mejor van algunos ejemplos.

CM plantea que el "voto útil" es todo aquel que quiera ponerle un freno al kirchnerismo. Y para ello se encolumnó detrás de la campaña nacional de Juntos por el Cambio (JxC) para conseguir en esta ocasión 5 senadores más que le quiten el quórum propio que hoy maneja Cristina Fernández en el Senado. Una apuesta que en Mendoza adquiere vigor al ser una de las provincias que en este turno eligen senadores nacionales.

Para los radicales y sus aliados, todo lo que no sea kirchnerismo, entra en su red electoral. De hecho esta semana sumó el favor del Partido de los Jubilados (PdJ) que sólo compite con candidatos locales y que en el tramo nacional apoyará a CM. Un esquema ya probado con socios de diversa extracción ideológica que viene funcionando desde 2015 hasta acá y que según todos los encuestadores está a la puerta de hilvanar un nuevo triunfo (hasta incluso más amplio) el domingo próximo.

El FdT, en su necesaria lógica de despegue de la situación nacional y en simultáneo con la provincialización de su discurso, ha repiqueteado con la idea que a la "lista de los tres gobernadores" no la votaron en las PASO el 61% de los mendocinos. Una cuenta que sale de la resta del total de electores y el porcentaje que obtuvo CM y que mete en la misma bolsa a todos los opositores, sin ninguna distinción ni consideración de su atomización. Para el peronismo, el "voto útil" es minar poder legislativo a Rodolfo Suarez en los dos años que le quedan, pensando en una revancha electoral en 2023 que le posibilite el retorno a la gobernación. Aunque para ello sea necesario una autocrítica que todavía no aflora.

Para el PV, potenciado tras la implosión de Protectora, el "voto útil" se sostiene en intentar despegarse de la fallida asociación anterior con José Luis Ramón y su pase al FdT, y ahora busca con este nuevo sello ser un férreo opositor tanto al kirchnerismo como al radicalismo. Su apuesta es la equidistancia de ambos polos de la grieta para jurar que ellos no seguirán los pasos de su ex líder político y atraer así voluntades de las dos orillas.

Para el FIT, sin embargo, receloso porque pese a la salida de escena de Protectora no pudo sostener ese sitio de "tercera fuerza" con el que incluso han hecho campaña nacional, el "voto útil" no sólo es diferenciarse de la UCR y el PJ sino también acusar a los verdes (con los que pelean cabeza a cabeza) de ser "kirchneristas reciclados" y por ende, que van en el mismo camino de "traición" que Ramón.

En tanto, VM se ha propuesto ser la opción liberal de la oferta electoral, en sintonía con un fenómeno que a nivel nacional se expresa en figuras como Javier Milei o José Luis Espert reivindicando una vieja tradición del ala con esa inclinación que sostuvo por décadas al Partido Demócrata (PD). Por ello, para VM el "voto útil" es también conseguir el respaldo del sector empresarial que con las mismas ideas recaló en CM y que participó de las PASO como Cambia Ya. De hecho, algunas de las propuestas de los gansos en esta ocasión, como la queja a la presión tributaria, son iguales a las que expresa ese sector del oficialismo local que a nivel nacional se referencia con Ricardo López Murphy en JxC y que en Mendoza está claramente encolumnado con la lista que encabeza Alfredo Cornejo.

El PF busca hacerse un lugar desde la producción y la defensa de valores tradicionales como los que aparecieron con motivo de la discusión de la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Para ellos, el "voto útil" es la conformación de una opción política a futuro, tan crítica del kirchnerismo como del macrismo, que sea capaz de defender el trabajo y la familia, con los que buscan empatizar con las convicciones de electores que tal vez no las privilegian a la hora de votar.

Finalmente, CF pretende dar por fuera del PJ un claro mensaje hacia el interior del peronismo, en especial a lo que consideran como un movimiento hoy cooptado por el kirchnerismo y en particular en Mendoza, por la agrupación La Cámpora. Suponen que el "voto útil", es decir votar una verdadera opción peronista, ayudará a recuperar aquel partido tradicional que sin embargo, más allá de estas expresiones aisladas por fuera del FdT, o la de Miguel Angel Pichetto dentro de JxC, sigue prefiriendo referenciarse en Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Como se verá, el "voto útil" parece tener tantas interpretaciones como boletas con intérpretes caben en un cuarto oscuro. Y si algo esclarecerá el resultado del próximo domingo, más allá del ganador, es la posibilidad de corroborar en qué medida estos intentos de sumar votos ha sido el más efectivo. O quién mejor interpretó el clima de época imperante y mayoritario en una sociedad en un determinado momento.

En una democracia no hay votos inútiles. Y el "voto útil" no debería ser más que la libre expresión de los ciudadanos para elegir sin restricciones ni condicionamientos por alguna de las opciones disponibles en la amplia oferta electoral que en esta ocasión, también abunda. Y si bien es legítimo argumentar con la idea de que un voto puede "rendir" más en una canasta que en otra, no hay mejor "voto útil" que aquel que se compromete y concreta más allá de a quién favorezca o perjudique. Lo demás, aunque válido, huele a degradación o desinterés, algo imperdonable en momentos de crisis que exigen de los ciudadanos esa mínima expresión de su parecer para establecer un rumbo. El próximo domingo será el fin de esta historia.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
La pasión por los tiros en el pie
Escribe: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202