cuatro imputados
Quiénes son los rugbiers acusados de golpear a un menor y por qué no quedaron detenidos
Jueves, 21 de octubre de 2021
Por: Pablo Segura

La fiscal Claudia Ríos imputó en la noche del miércoles a cuatro jóvenes que están señalados como los autores de la brutal golpiza que sufrió un menor de 16 años, quien quedó internado con 8 fracturas de maxilar y por lo tanto deberá ser sometido a una serie de operaciones para que le reconstruyan ese sector del rostro.

Quienes fueron acusados son Luciano Nahuel Garrido, Juan Martín Muñoz, Luca Biglieri y Martín Bordignon, todos de entre 19 y 21 años.

El primero de estos fue quien se llevó la peor parte de la imputación, debido a que fue señalado por "lesiones graves dolosas en concurso real con amenazas simple". En tanto que a los tres restantes sólo se les indilgó el delito de "amenazas simple".

"Tenía ganas de pelear, le di con la rodilla en el ojo": los audios de la golpiza a un menor. 

De esta forma y teniendo en cuenta el artículo 55 del Código Penal (concurso de delitos), Garrido arriesga una pena de 1 a 8 años de cárcel.

Por su parte, los restantes están imputados por una calificación que prevé penas de seis meses a 2 años de cárcel.

Como las dos calificaciones elegidas por la fiscal tienen penas mínimas por debajo de los tres años, son excarcelables. Esto sumado a que los sospechosos no tienen antecedentes penales, provocó que los cuatro sigan el proceso en libertad.

El caso en cuestión ocurrió en la madrugada del domingo en una fiesta privada con motivos del cumpleaños de una joven.

Allí asistieron varios chicos vinculados al Liceo Rugby Club y en la celebración, cerca de las 3, se originó una pelea en la que un joven de 16 años fue brutalmente golpeado.

Un menor sufrió una paliza durante una fiesta en Luján y acusan a un grupo de rugbiers.

La víctima, como así también algunos amigos suyos, estarían identificados con el club Maristas y se cree que ese fue el motivo de la pelea.

Lo cierto es que tras la paliza, el joven debió ser internado de urgencia y a partir de allí su padre radicó la denuncia en la fiscalía de homicidios.

La causa está dando sus primeros pasos y no se descarta que con la aparición de más pruebas, por ejemplo videos, pueda haber un cambio de calificación. Esto cambiaría radicalmente la situación procesal de los imputados. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario