conmoción en el sur
El femicida de Natalia había sido condenado por un caso de lesiones leves
Jueves, 21 de octubre de 2021
Por: Cristian Pérez Barceló

Arturo Antonio Sáez (41), el señalado como femicida de Natalia Tagua (36) había sido condenado la semana pasada a 2 años de prisión en suspenso por lesiones leves a su ex pareja. La causa se cerró en un juicio abreviado acordado entre las partes ante el juez Sergio González.

Dicho debate se originó por un hecho ocurrido a fines de agosto y que derivó en la detención del sospechoso el 22 de setiembre de este año

Amigas de Natalia Tagua dijeron que ella "tenía miedo".

Allí fue imputado por "lesiones leves dolosas calificadas por la relación de pareja y por mediar violencia de género". Pero, al estar acorralado por las pruebas, decidió ir a un juicio abreviado. 

Tras admitir la responsabilidad penal, el juez González ordenó una serie de medidas de seguridad en favor de la víctima, tales como restricción de acercamiento y prohibición de comunicación con Natalia.

En la resolución, se fijó además como residencia su domicilio en Tunuyán, de donde es oriundo, pero el fin de semana lo pasó en el sur provincial y eso obligó a que se librara un pedido de averiguación paradero, atento al riesgo que implicaba su incumplimiento a las leves medidas coercitivas que se le habían impuesto. Además, el 19 de octubre había faltado a firmar en el Poder Judicial.

Natalia Tagua, la víctima fatal. 

SITIO ANDINO pudo saber que no se decidieron otras acciones de control, a pesar de que se consultó a las partes en ese sentido. Las lesiones que habían motivado la apertura del expediente 028501 -P-95298, fueron leves, y eso llevó a que el fiscal Mauricio Romano aceptara un juicio abreviado resuelto por el juez González en un marco de criterio de oportunidad que permitido por el Código Procesal Penal.

Los problemas surgieron luego, cuando el incumplimiento de las normas de conducta por parte del condenado y la imposibilidad de ser habido por las fuerzas de seguridad, le permitieron a Sáez continuar con su derrotero en busca de contactar sigilosamente a su ex pareja.

Los detalles del femicidio de conmueve a todo San Rafael.

Y para ello se valió de unas de las pocas ocasiones en que podía encontrarla fuera de su entorno familiar o laboral: la salida de la escuela.

Justamente, los dos compañeros a los que ella les habría pedido que la dejaran sola para conversar con su ex, son testigos clave en la causa, junto a una mujer que fue la que llamó al 911 para dar aviso del feroz ataque que sufrió Natalia cerca de las 22 en la esquina de las calles Luzuriaga y Paula Albarracín de Sarmiento, de la ciudad de San Rafael.

Según fuentes judiciales consultadas por este medio, a pesar de que Sáez no tenía antecedentes presidiarios, sí tuvo una denuncia presentada por Natalia cuando ambos vivían en Tunuyán, en el año 2016, luego de que la golpeara y fracturara su nariz.

Sin embargo, al momento de desarrollarse el juicio abreviado el pasado lunes por las nuevas lesiones denunciadas, ya aquel antecedente había prescripto.

Algo similar ocurrió con otro antecedente que poseía el ahora acusado, por robo un simple del 2001, causa en la que luego fue sobreseído.

Ahora sí deberá quedar detenido y afrontando una investigación por "femicidio", calificación que lo puede llevar a una condena a prisión perpetua. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario