El déficit ronda los 45 millones
Mendoza e INV compraron 2,5 millones de botellas para pymes: ¿de dónde saldrán las que faltan?
Jueves, 21 de octubre de 2021
Por: Miguel Flores - @floresisuani

La provincia sigue debatiéndose entre las opciones para equilibrar los stocks de botellas en medio de la crisis mundial del vidrio, agravada por la falta de producción de las cristalerías locales. Mientras tanto, el Gobierno, la UVA (Unión Vitivinícola Argentina) y Coviar llegaron a un acuerdo con la firma Cattorini por 1,5 millón de unidades para las bodegas pymes, en un momento crítico para el fraccionamiento de vino, lo que se suma a otro millón comprometido por el INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura). Pero el faltante para "normalizar" la actividad multiplica por 30 esa cantidad. ¿Cuál es el plan?

"Hemos llegado a un acuerdo con una de las cristalerías para poder proveer botellas a proyectos más pequeños, y mitigar de esa forma el problema de abastecimiento para la industria, con este cupo inicial para satisfacer necesidades en forma inmediata que esperamos pueda seguir incrementándose según la demanda. Las bodegas ya se están inscribiendo, pero estimamos que no van a ser menos de 50 o 60", sintetizó José Zuccardi, dirigente de UVA y presidente de Coviar, respecto al compromiso provincial de abastecer una cuota equivalente a casi 3% del total .

¿Cómo se podría asegurar la mayor parte restante? Mientras nadie desiste de la posibilidad de importar, muchos esperan que los dos principales proveedores de Mendoza terminen de incrementar su producción. En ese sentido, mientras Cattorini ya puso en marcha un nuevo horno, Verallia alcanzó el 50% de su capacidad afectada por un siniestro el domingo 19 de setiembre.

Por lo pronto, el acuerdo entre el Gobierno y Cattorini se compone así:  400 mil botellas tipo Nevada (750 cc), a un valor de $23,29 ($9.316.000), 300 mil tipo Serrana (750 cc) a 25,80 cada una ($7.740.000), 500 mil tipo Burdeos a $38,50 ($19.250.000) y 300 mil unidades más tipo Andina de 750 cc por un valor de $29,31 cada una ($8.793.000). En total, la firma cobrará $45.099.000 por entregas diarias a lo largo de 2 meses.

Al respecto, Hernán Norando, titular de Mendoza Fiduciaria, que administra el fideicomiso de compra a través de un concurso de ofertas al cual se presentó Cattorini, aclaró que "los precios estipulados son los que trasladamos a las bodegas, no trabajamos con ninguna rentabilidad. Es más, les vamos a dar la posibilidad de financiar la compra a 90 o 120 días a una tasa muy baja".

Trabas a la importación: gestiones y subsidios

Sin embargo, no alcanza para subsanar un déficit de envases que es sensiblemente superior. Se calcula que hacen falta alrededor de 40 millones, por lo que ante la urgencia va armándose un esquema híbrido entre el volumen posible de producción local (entre el aporte de Cattorini y Verallia) y los países capaces de proveer parte de esa cantidad, entre otros, Túnez (vía España) y Moldavia. 

Al respecto, el subsecretario de Agricultura, Sergio Moralejo, advirtió los condicionantes para disponer de todo lo que demanda la industria vitivinícola.

Según el funcionario "el primer punto es haber logrado que Cattorini destinara por fuera del stock que está produciendo para sus clientes, 1,5 millón de botellas adicionales inicialmente, a partir de una reunión que gestionó Coviar. No implica que sea lo último. El segundo punto es, a través del fideicomiso, lograr el compromiso de una empresa de Túnez por 15 millones de unidades pero nos encontramos con un problema que se tratará de resolver".

Se trata la disposición del BCRA que le pone tope a los anticipos de importación y a la salida de dólares. Para la vitivinicultura implica bajar de u$s 1 millón a u$s 250.000 los pagos pre-embarque a proveedores extranjeros (equivale a 20 contenedores, o 600 mil botellas), lo que pone en riesgo la entrega del producto por no ser financiable, y alcanza, además de Túnez, a Moldavia y China, entre los países capaces de proveer al menos 5 de los tipos de botellas más usadas.

Frente a eso, mientras ayer el ministro de Economía Enrique Vaquié gestionaba con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, una "excepción" al límite para facilitar el ingreso de cerca de 16 millones de botellas vía fideicomiso que irían a bodegas de mediana capacidad, el Gobierno asumirá la diferencia de precio inicial. "Se evalúa absorber el sobrecosto del arancel (10%) y tasa estadística 3%) sobre el primer millón y medio, ya que no tenemos respuesta de Nación sobre su disminución o quita. Además, la restricción a la compra es un corsé", adelantó Moralejo. 

El costo logístico, mix de oferta y el "factor Verallia"

A la hora de importar, las bodegas grandes, como principales beneficiarias, afrontan un ítem importante como es el mayor costo de transporte. En números actuales, hay diferencias sustanciales entre los fletes según el origen, sin contar con el 13% de recargo sobre las importadas que marca distancias con las botellas hechas en Mendoza.

Para Norando "el gran problema de China es que es 3 veces mayor que el que conseguimos con Túnez, lo que hace que el costo final de la botella tenga un incremento importante. En cuanto a los precios internos, los trasladamos a las bodegas pequeñas con un plazo de financiamiento de hasta 120 días a una tasa muy blanda.". Según el tipo, los precios por botella puesta en el puerto de Buenos Aires oscila entre los u$s0,30 y u$s 0,45. 

Quienes están en medio de ese intríngulis tienen claro que oferta (proveedor con mercadería disponible) y demanda (compradores necesitados) están calzadas.  En definitiva ¿cómo se compondría hoy toda la "torta" de botellas necesarias?

Con el mix disponible, las cuentas dan alrededor de 25 millones de unidades hasta noviembre. Es que al 1,5 millón de Cattorini se suma 1 millón comprometido por Verallia, aunque la multinacional, que por estos días trabaja a la mitad de su capacidad, entregó hasta ahora el 60%. Y no garantiza plazos para recuperarse al 100% y por lo tanto cumplir con lo que resta, cuando el mercado registra un déficit estimado de los 10 millones de botellas mensuales.

"Estamos en condiciones de importar un primer embarque otro 1,5 millón, y en adelante seguir hasta cubrir el stock pedido por las bodegas podrían llegar en principio a los 16 millones. Además, la misma empresa se comprometió a fabricar 1 millón extra semanal, para ir componiendo una existencia a utilizar cuando se requiera", detalló Alejandro Zlotolow, responsable de Industria y Comercio de la Provincia.

El INV promete otro millón

Por su parte, desde el lunes 18 el INV abrió el registro de empresas para captar un cupo de entrega sobre 1 millón de botellas "a precios locales", para bodegas pymes y elaboradores de vinos casero y artesanal. En este caso, producto de un acuerdo similar con Cattorini Hnos.

Para eso, los interesados en obtener envases de vidrio deberán inscribirse con un mail a envasesdevidriopymes@inv.gob.ar. Los formatos de botellas disponibles son los mismos cuatro acordados con la Provincia: Serrana (cónica liviana), Andina (cónica liviana alta), Nevada" (Burdeos 750cc) y Nevada (Burdeos de 1125cc), que se podrán retirar en cualquiera de las 2 plantas de la cristalería tanto de Mendoza como de San Juan. 

Según confirmó el propio titular del INV, Martín Hinojosa, en este primer tramo se dispone de 1 millón de botellas sumados todos los formatos citados y con entregas durante las semanas posteriores a la aceptación de compra por parte de la empresa proveedora y el cliente, según cronograma de despacho pactado entre ambos.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario