La agotadora distancia entre la política argentina y la realidad
Domingo, 17 de octubre de 2021Por Myriam Ruiz.
Por: Myriam Ruiz - @myriamruizbarrio

La realidad de los argentinos es bien dura. Cada mañana nos despierta, como si fuese una almohada de cemento, con un sentimiento de cansancio añadido. Es que hace años la remamos en este país al que, sin dudas, amamos pero que también pesa como mochila sobre nuestra espalda.

Estamos a menos de un mes de las Legislativas generales y ya volvieron los spots de campaña. Esta vez con marcado cambio en el mensaje y, sobre todo, en el tono en el que hablan a la población.

Está visto que el Gobierno nacional erró la estrategia inicial de campaña en las Paso; con spots emocionales y épicos que no tuvieron en cuenta algo que todas las encuestas marcaban muy claramente: el descontento de la población.

Descontento por no encontrar respuesta en la clase política (cualquiera sea el partido o frente del que hablemos) a los problemas con que la gente se enfrenta día a día.

¿Quieren que los enumeremos? Es fácil, comencemos por una inflación que nos impide siquiera pronosticar como pagaremos el mes próximo las facturas abultadas de la luz o compraremos los alimentos que necesita la familia. El aumento imparable de los precios castiga a salarios que van por su cuarto año consecutivo de caída en términos reales. La economía es la primer demanda de la sociedad.

El desempleo y el temor a perder el trabajo se ubican en segundo lugar protagónico. En las encuestas, la gente habla de la falta de empleo genuino y de sueldos dignos que estén a la altura del costo de vida real.

La inseguridad, con ese miedo que tienen nuestros padres, hijos, hermanos de salir a la calle en las grandes ciudades (Gran Mendoza incluído) y que te golpeen para robarte. O, como el caso de Lucas -ese chico de 17 años que fue apuñalado en Quilmes cuando salía hacia su escuela- que te maten solo para robarle la bicicleta. Caso que generó furia en los vecinos convocándolos a marchar en las calles.

De distintos análisis políticos postelectorales sale la misma conclusión: la política no supo recuperar la agenda de la gente y ponerla en el centro de la campaña. Se empantanó en debates personales con declaraciones altisonantes de los candidatos. Ni oficialismo ni oposición dieron real respuesta a una ciudadanía que pide proyecto de país, no discursos.

"Siento que los candidatos no le hablan a personas como yo", esa fue la expresión más elegida en las encuestas realizadas luego de la derrota oficialista en las PASO. Gustavo Córdoba, encuestador, explicó que las campañas electorales no están generando nada positivo en el votante: "si generan algo, es enojo", resumió.

Antonio Machado decía que "en política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el viento; jamás quien pretende el viento sople donde pone la vela".

Ojalá la mirada política se vuelva hacia las familias argentinas (sobre todo a las madres, que este domingo es su día, y que hacen tirillas el corazón para llevar cada día comida a la mesa familiar) y proyecte -ya que una elección legislativa habla de PROYECTOS no de hombres o mujeres- un país como el que necesitamos.

Un país sin definiciones altisonantes, que tan sólo dé respuesta a las exigencias más básicas de la sociedad. Un país que genere alimentos para el mundo, pero que además de alimentos de calidad y precio razonable a su gente. Un país que nos permita estudiar, para ser mejores; trabajar, para acceder a una mejor calidad de vida; proyectar, para ya no querer irnos y pensar que aquí podemos ver crecer a nuestros hijos y nietos.

Vamos a votar por ese país. Esa es la agenda de los argentinos.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
La pasión por los tiros en el pie
Escribe: Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202