Pandemia

Entró en vigencia el "Pase verde" en Italia

En Italia entró en vigencia la obligación de presentar el pase sanitario para poder entrar en el lugar de trabajo, el cual consiste en la vacunación contra el Covid o una prueba negativa, algo que la mayoría de empresas aceptaron mientras que en algunos sectores, como los transportistas o los estibadores, anunciaron huelgas y protestas.

Pese que ya se sabía con anticipación que el 15 de octubre comenzaba la aplicación de la medida, las tensiones se acumularon en los últimos días, sobre todo ante la negativa del gobierno de Mario Draghi, primer ministro italiano, de que sean gratuitas las pruebas anticovid para los trabajadores que decidieron no vacunarse.

La cifra de personas vacunadas y recuperadas de la infección supera el 90 % y más del 80 % de los italianos se han vacunado, pero cerca del 10 % de los trabajadores no lo hizo y muchos protestan por tener que pagar la prueba, que cuesta 15 euros, cada 48 horas.

Se esperan tensiones sobre todo en algunos puertos como Trieste, donde los estibadores anunciaron movilizaciones que podrían provocar una parada en el sector logístico ya que el porcentaje de empleados no vacunados es de cerca del 40 %.

"No hay bloqueos, quien quiere trabajar lo hace", anunció a los medios Stefano Puzzer, líder de la protesta contra el pase sanitario en el puerto de Trieste, rebajando las tensiones que se habían anunciado.

También se prestará atención a cómo las empresas gestionarán las ausencias derivadas de los empleados que no accedan al lugar de trabajo.

Los trabajadores del sector público serán sancionados sin sueldo el quinto día de ausencia por no presentar el pase sanitario, mientras que los privados desde el primer día.

También se han organizado varias manifestaciones y concentraciones contra el certificado sanitario. La más importante será en Roma, donde se han movilizado más de 1.000 efectivos después de los altercados del pasado fin de semana debido a la infiltración de neofascistas que asaltaron la sede del sindicato CGIL. Fuente: Diario Popular





Te Puede Interesar