el acusado está preso
Sigue el revuelo en la escuela Falcitelli tras un caso de abuso: los detalles de la causa
Martes, 12 de octubre de 2021
Por: Pablo Segura

La denuncia de una nena de 11 años que asegura haber sido abusada sexualmente por el celador de su escuela y la posterior detención e imputación del sospechoso, aún genera un importante revuelo en la comunidad educativa del colegio Beatriz Falcitelli, en Ciudad.

Mientras avanza la causa penal, esta mañana los padres de los chicos que asisten a esa escuela se manifestaron en la puerta del lugar y exigieron la renuncia de la directora del establecimiento, Adriana Jurchecin.

Imputan por abuso sexual al celador de una escuela de Ciudad.

Los progenitores entienden que las autoridades de la escuela "ocultaron" el hecho y ahora mostraron su fastidio por lo ocurrido.

Ante esto, esta mañana Jurchecin y el delegado regional de la DGE, Eduardo Andrade, recibieron a los padres para ponerlos al tanto de las tareas que se están realizando en la escuela, con el objetivo de contener a los alumnos.

"No hay ocultamiento. ¿Quién va a querer que en su propia escuela, que es su casa, pase esto?. Sin dudas que después vamos a revisar en qué nos equivocamos", explicó Andrade, ante las insistentes indagatorias de los padres sobre lo ocurrido.

La causa penal

Mientras el establecimiento vive días complicados, la fiscal María Mercedes Moya avanza en la investigación contra el celador denunciado, quien tiene 40 años y llevaba más de 20 trabajando en esa escuela.

El hombre, de quien no se ha dado a conocer su identidad, fue imputado por "abuso sexual con acceso carnal agravado por ser la víctima menor de edad" y enviado a la penitenciaría provincial.

La prueba que complica al acusado es el examen físico al que fue sometida la víctima, el cual arrojó signos "compatibles con un abuso sexual".

Esa es la única prueba que existe hoy en el expediente. Es que la damnificada sufre una crisis emocional, con constantes desmayos por lo ocurrido y por ende, no puede someterse a entrevistas con psicólogos o funcionarios judiciales.

Se cree que esta semana será entrevistada por profesionales de la salud, quienes definirán si la nena está apta o no para someterse a una Cámara Gesell.

En ese sentido, los investigadores anticiparon que el proceso "será largo". No obstante, mientras tanto el acusado seguirá detenido.

Los hechos a investigar datan del 2019. En ese entonces la menor habría sido atacada en distintas oportunidades por el celador del establecimiento.

Producto de esto, la joven comenzó a sufrir desmayos y problemas psicológicos que derivaron en la decisión de sus padres de cambiarla de escuela.

Mientras era asistida por psicólogos en su nueva escuela, la menor decidió contar lo que había sufrido y de esta forma sus progenitores radicaron la denuncia correspondiente.

Allí la fiscal ordenó una serie de medidas, entre ellas, el examen físico que arrojó un posible caso de abuso sexual. Por esto se ordenó la detención del sospechoso, quien ahora está preso y arriesgando una pena de 8 a 20 años de cárcel.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario