Mujeres emprendedoras
MIAU: los feminismos pasados y presentes en cajitas literarias
Martes, 5 de octubre de 2021
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

"El hábito de la lectura se ha perdido", podría ser la inscripción de un mural de cualquier ciudad contemporánea; y que probablemente pasaría inadvertida. A decir verdad, leer, leemos, porque estamos sobreestimulados de información -y desinformación- a través de las múltiples vías de comunicación digital. Ahora: ¿Cuánta atención prestamos a lo que leemos?, ¿elegimos lo que leemos?, ¿y el hábito? Ese que generalmente se hereda por ver en la infancia a alguien que lo hacía o porque se tuvo la suerte de crecer en una familia que gustaba de comprar títulos. Evidentemente las cosas han cambiado, pero la buena noticia es que no todo está perdido. Para quienes aún conservan la necesidad de conectarse con el universo literario y el ejercicio del pensamiento crítico, surgen desde los márgenes proyectos alumbradores. 

En febrero de este año, dos amigas que se conocieron en la universidad pusieron en marcha a través de las redes sociales "MIAU", unas cajas literarias por suscripción que cada mes se renuevan con el ejemplar de un libro de una editorial independiente sobre feminismos y disidencias.

Pero eso no es todo. "Para hacer de la lectura algo corporalmente placentero, trae algunas cositas para comer y tomar. Y para recuperar los feminismos pasados y presentes trae una hoja de ruta que guía la lectura contextualizando a los autores, entre otras cosas", cuenta Camila Egaña, una de las creadoras de la iniciativa. Esas otras cosas a la que se refiere son, por ejemplo, un señalador, una playlist relativa a la temática del mes y una hoja de ruta con código QR con acceso a materiales extras. Los elementos van cambiando mes a mes con la intención de sorprender. "Pensamos cada detalle y casi siempre hacemos todo 

Camila y Natalia, son dos jóvenes emprendedoras que desde la autogestión le han dado forma a MIAU, un proyecto de suscripción literaria, con un plus sorpresa mensual. Foto: gentileza. 

Camila y Natt son "dos compañeras y amigas que leemos hace bastante y a veces como nos cuesta conseguir algunos libros en Mendoza los solíamos pedir. Fue entonces pensamos en traer libros editados por editoriales alternativas que no sean tan comunes en Mendoza y repartirlos", explican.

Natt tiene 30 años y es estudiante de Sociología. Hace algunos años que da clases en un CENS y trabaja para una consultora de opinión pública y estudios de mercado. Camila, en tanto, tiene 25. Estudió Comunicación Social, trabaja como docente y es Educadora ESI (Educación Sexual Integral). En la universidad, porque ambas son estudiantes de Ciencias Sociales, compartieron un tiempo espacio de militancia en una agrupación y desde que se conocen siempre se han recomendado lecturas y podcats. "Tenemos ambas esas ganas de formación constante. Es algo que compartimos y es algo en lo que nos acompañamos", cuentan.

Con este espíritu es que surge este proyecto de suscripción literaria, que si bien existe en otras ciudades del país, en la provincia es una experiencia nueva. Para conocer más a fondo sobre el emprendimiento que cada vez ganas más adeptas, sus creadoras cuentan a este medio:

-¿Cómo surgió el concepto de hacer una caja literaria con complementos sorpresas?

Camila. La idea de hacer una caja literaria con complementos viene de que por ahí todos venimos viviendo todo super rápido, de acá para allá, no nos tomamos los momentos necesarios para digerir las cosas porque tenemos una vida que se bastante en lo instantáneo, y pensamos que está bueno entender la lectura como un momento de disfrute, como un momento diferente que no sea solamente leer palabras en una hoja, sino que pensamos que es lindo esperar el día del mes que te llega la cajita, que estés ansiosa por saber cual es la sorpresa, que te venga con complementos y que leer se transforme en tomar una copita de vino o un vaso de cerveza o un te en hebras que tiene alguna flor en especial, un aroma, un cítrico y que hace que ese momento que nos damos pase por otros lugares, por otros sentidos, por el olfato, por la música que estamos escuchando con la playlist que viene en la cajita. Que sea realmente un momento de disfrute.

-¿Por qué incentivar la lectura en un momento donde todo indica que la gente lee cada vez menos?

Natt. Más que incentivar la lectura, nosotras apuntábamos a otro público que está más politizado, que ya viene con curiosidad y ganas de leer. Y sí había una intención de incentivar el rastreo que esas personas podían hacer en la lectura. Algo así como la posibilidad de facilitar literatura que nos ayudara a armar una genealogía, una caja de herramientas o, como decíamos con Cami cuando empezamos: "a corpocartografiar la historia de los feminismos y transfeminismos".

Camila. Creo que es un momento donde la lectura no está muy incentivada porque también vivimos en una vida donde no se fomenta mucho el pensamiento propio. Es todo bastante escapista. Mirar series, consumir y consumir películas y demás, pero ralamente no tenemos muchos momentos para pensar. Creo que no es lo que se incentiva, por lo menos el pensamiento critico. Tampoco hay muchas políticas públicas culturales, es difícil. Nos parece interesante lo que sucede en Mendoza con la Asamblea de Trabajadores de la Literatura. Creemos que muchas de las propuestas en relación a la Cultura surgen de forma autónoma y no tienen mucho apoyo de los gobiernos, sea cual sea, no hay políticas culturales para soportar todo lo que ocurre. En ese sentido depende mucho de las estrategias que realizan pequeños emprendimientos independientes, aisladas o colectivas que se organizan a sí mismas.

-¿Qué tienen en cuenta a la hora de seleccionar el libro del mes?, ¿qué criterio es el que las guía para ir armando este tejido literario de entrega en entrega?

Camila. El criterio que tenemos a la hora de seleccionar el libro del mes es el feminismo que trabajamos. Trabajamos con una hoja de ruta que cuenta información sobre la autora o el autor del mes y nos brinda información sobre su biografía, su contexto y qué feminismo trabaja. Por ejemplo, empezamos con un libro al azar que era sobre feminismo radical de los 60 y 70 franceses, y después empezamos a decir, bueno, incluyamos teoría queer, ahora feminismos negros, feminismos que tengan que ver con cuestiones latinoamericanas. A veces tiene que ver con nuestras lecturas personales y a veces tiene que ver con optar por un cambio y que vaya variando. Que vaya teniendo todos los feminismos en cuenta porque justamente ese entender esta idea de que no hay un feminismo, ni un pensamiento único, ni un pensamiento correcto, sino que hay distintos feminismos que tienen que ver con las distintas experiencias de las sujetas y sujetos oprimidos alrededor del mundo. Por ahí el criterio que nos va guiando para la elección es ese.

Natt. Creo que ha habido un boom de producción literaria sobre feminismo por el contexto en el que estamos viviendo, tal vez en detrimento de otras narrativas, porque el mercado siempre se hace un hueco para rapiñar con las luchas del pueblo. Por ahí nuestras inquietudes iban más de la mano con "¿Qué tipo de literatura?" "¿Qué tipo de editoriales?", y sobretodo. "¿La literatura para qué? Con estas preguntas vamos seleccionando el material de cada mes. Una de las ideas centrales que teníamos al momento de arrancar era el de "no bajar línea" desde nuestro propio posicionamiento (si bien, está atravesado por eso, porque somos quienes hacemos la selección y está nuestra mirada que hace un recorte previo), sí teníamos en claro que no queríamos distribuir cosas que fuesen de fácil acceso o del "feminismo mainstream", tampoco queríamos hacer una selección cronológica de las narrativas feministas. Sí queríamos pensar en distintas corrientes vinculadas en su mayoría a los márgenes, vinculadas al pensamiento crítico; con la intencionalidad, como te decía, de que les lectores construyeran "su" propia caja de herramientas.

Foto: gentileza. 

-¿Cómo generan ese nexo con las editoriales independientes que presentan mes a mes?

Camila. Y el nexo que hacemos con las editoriales que presentamos es una profunda búsqueda por redes sociales, a veces pedimos recomendaciones. Por ahí es difícil porque son espacios que vienen desde los márgenes y resistiendo. Sin mucho espacios en los algoritmos, sin mucho espacio en las redes, sin mucho dinero para pagar la diferencia y hacerse conocidas. Son lugares que tampoco tienen sus grandes negocios ni tampoco lugares en las ferias del libro, sino que son espacios más bien de resistencia. Entonces bueno, nosotras hacemos una búsqueda y nos vamos enterando. Por ahí una editorial etiqueta a otra y así vamos haciendo un rastreo y vamos tejiendo esas redes. Nuestra idea es que nosotras al hacer una compra al por mayor a un pequeño emprendimiento y difundirlo pueda ser negocio para todos. Pueda ser beneficioso para la editorial independiente y autogestiva y para que nuestras cajitas y nuestras suscriptoras reciban un libro de calidad a un buen precio.

La propuesta es una invitación a conocer los distintos feminismos que existen. Foto: gentileza. 

-¿Qué literatura feminista y disidente sienten que es necesaria y urgente visibilizar en estos tiempos y por qué?

Camila. Uff, todas. Es necesaria la literatura feminista y disidente en estos tiempos un montón porque están pasando muchas cosas. Por ejemplo, con respecto al racismo en todo al mundo, con respecto a la cuestión migrante, con respecto a las opresiones, a la pobreza latinoamericana y tercermundista, a la deuda, a las cuestiones que hacen a las diversidades sexuales. Creo que estamos siendo golpeados por muchos frentes y creo que en este momento esta bueno visibilizar y sensibilizar desde varios lugares. Desde la teoría, como desde la prosa, la novela, el cuento, el poema. Todo lo que sirva para ello es bienvenido.

Natt. Para mí las cajitas han sido una forma de poder seguir participando políticamente, es decir una forma de militancia. Sí me parecía urgente poder intervenir de alguna manera en la ola feminista que ha copado el país desde el NUM y la movida por la IVE. Creo que estos movimientos, que son genuinos y urgentes, necesitan recuperara su historia, ver de dónde vienen, que discusiones existen actualmente, problematizar los feminismos hegemónicos y disputarlos. Hay muchos discursos de "empoderamiento" que construyen subjetividades sin historia, individuales, despolitizadas, que usan al feminismo para venderte unas zapatillas o una remera y esto también nos tensionó en algún momento, pero creemos que la propuesta se diferencia de eso y busca generar algún tipo de pensamiento crítico.

Es necesaria la literatura feminista y disidente en estos tiempos un montón porque están pasando muchas cosas. Creo que estamos siendo golpeados por muchos frentes y creo que en este momento esta bueno visibilizar y sensibilizar desde varios lugares. Desde la teoría, como desde la prosa, la novela, el cuento, el poema. Todo lo que sirva para ello es bienvenido, dice Camila Egaña de MIAU Cajas Literarias. 

-¿Qué devoluciones están recibiendo de las personas que se suscriben?

Camila. La devolución que nos hacen las suscriptoras es fantástica. Realmente sentimos que las personas que se suscriben ya fueran nuestras conocidas. Por ahí pensamos mucho en esto cuando vamos a hacer un complemento o regalo para cada cajita, qué necesidades hay o qué le gustaría a este público.

Natt. Las cajitas están cargadas de amor, no es solo libro, tiene una "hoja de ruta literaria" (para mí el objeto con más valor de la cajita) que te ubica, te acompaña, te sirve de mapa para que puedas recorrer la lectura del mes. Otros objetos vinculados al mundo de la literatura y algún regalito para que te mimes, música, algo para tomar y comer. Entonces, se vuelve muy valorada la cajita cuando la gente la recibe, se ve el trabajo y el amor que le ponemos. Con Cami somos muy "manijas", pensamos cada detalle y casi siempre hacemos todo con nuestras manos. Eso se ve y es algo que nos devuelven en cada reparto.

La cajita renueva el libro de forma mensual, al igual que los objetos sorpresas que vienen para acompañar el momento de lectura. Foto: gentileza. 

-¿Cómo les gustaría que siga creciendo el proyecto?

Camila. Nosotras tenemos todo preparado para poder a empezar a editar nuestros libros. Eso fue lo que hicimos en el mes de septiembre, que fue sacar una cajita con un libro editado por nosotras. Un libro que en realidad está editado por Traficante de Sueños con el paradigma de los creative commons o sea que es un libro que se puede reproducir con fines no capitalistas. Nosotras lo imprimimos, hicimos nuestras tapas, nuestra estética. Le pusimos nuestra impronta como marca. Nos gustó bastante. Fue un desafío, pero estuvo bueno. Algo en lo que nosotras tenemos conocimiento es en la encuadernación entonces también nuestro proyecto es un proyecto de cajitas literarias y demás complementos que sirvan a la lectura. Lo pensamos también como una tienda de regalos bonitos donde alguien pueda decir tengo un cumple quiero un cuadernito forrado de tela, quiero una libretita y nosotras tener ese stock. Ahora estamos por lanzar una colección de cuadernos y demás cositas. Hemos hecho señaladores y otras cosas que sean complemento para la lectura. Nos gustaría que siga creciendo por ese lado.

PARA SUSCRIBIRTE A MIAU CAJAS LITERARIAS O CONOCER MÁS SOBRE EL PROYECTO PODÉS VISITAR LA PÁGINA DE INSTAGRAM

Del 1 al 15 de cada mes, Camila y Natalia, reciben suscripciones para armar los pedidos. Las cajitas tienen un valor de $1500. 

-El proyecto tiene un soporte importante que son las redes, ¿esto les ha permitido alcanzar suscripciones más allá de Mendoza o por ahora es sólo donde puedan llegar físicamente las cajitas?

Camila. Las redes nos han permitido llegar a otros lugares. Tenemos suscripciones en Buenos Aires, en Salta y si obviamente podemos hacer envíos a cualquier lugar del país, estamos muy contentas con eso porque no es un proyecto que tenga solamente una dimensión local, sino que es un proyecto que nos permite atravesar las fronteras, y poder difundir literatura mucho mas allá de lo que pensamos. Estamos muy contentas.

***


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Soy Más
Diseñar y vestir para todos los talles: la moda de aceptar la diversidad