Tecnología Inteligente: recuperación de las empresas en la nueva normalidad
Lunes, 27 de septiembre de 2021
Por: Redacción de SITIO ANDINO

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur. 

En la medida que las empresas de manufactura hacen la transición post pandemia hacia la "nueva normalidad", se vuelcan a la tecnología inteligente para que los ayude a aumentar las funcionalidades, recuperar el tiempo perdido y mantenerse competitivos. En un mundo donde la adopción de soluciones tecnológicas es una necesidad, a medida que incorporan innovación y colaboración para cumplir con las nuevas demandas, sube el nivel de las prácticas estándar. Hoy en día, el uso de sensores inteligentes, monitoreo en base a condiciones y el internet de las Cosas (IoT) se han vuelto indispensables para la productividad. 

Los antecedentes

Las empresas innovadoras ya conocen el Internet de las Cosas (IoT), la tecnología inteligente y la automatización máquina a máquina de la última década. Los vehículos autónomos en los depósitos, la robótica en grúas pesadas y los movimientos de precisión, el auto diagnóstico en activos complejos y las tácticas modernas de mantenimiento y operacionales vieron un crecimiento constante, aunque en escala moderada.

Los usos de estos frecuentemente se limitan a proyectos en menor escala o iniciativas específicas. Las empresas con presupuestos limitados tienden a seleccionar uno o dos departamentos para la modernización, con casos limitados.

Todo ha cambiado

"Cuando la pandemia impactó a las empresas hace un año, la mayoría de las organizaciones lucharon para acelerar la transformación digital," escribe R "Ray" Wang de Constellation Research. Además, comentó que los esfuerzos digitales varían desde reavivar proyectos digitales hasta acelerar los modelos por suscripción. Sumado a esto, explica que intentaron cambiar la facturación de física a digital para acomodarse a los nuevos mandatos de lugares de trabajo sanitizados, distanciamiento de los trabajadores y permitir entornos de trabajo remoto. "Estos logros aceleraron la transformación digital de cinco años, en el transcurso de menos de un año", agrega.

Los reportes de Deloitte hicieron descubrimientos similares en una encuesta realizada hace pocos meses a CEOs, donde el 85% de los líderes esperaba que las inversiones en fábricas inteligentes crezcan antes de junio 2021. Aunque algunos (38%) demoraron sus inversiones en estas mientras evaluaban las condiciones económicas, una mayoría esperó resumir las inversiones en los siguientes 12 meses. De hecho, el 62% de las empresas de manufactura encuestadas estaban comprometidas a avanzar con las iniciativas y hasta acelerarlas. En promedio, esperaban gastar el 36% de sus inversiones en manufactura inteligente, con un sorprendente 20% de aumento sobre el estudio del año anterior.

"Para estos líderes, ahora no es el momento de economizar y ahorrar los recursos. Al contrario, es momento de hacer inversiones específicas en las iniciativas de manufactura inteligente para que las organizaciones sean exitosas en la nueva normalidad"; afirma el reporte.

¿Cuáles son los factores que impulsan la aceleración?

La incertidumbre de las necesidades actuales requiere una mayor habilidad para predecir y reaccionar a los cambios en la demanda, en las interrupciones de la cadena de suministro y en las condiciones cambiantes del mercado.

"Para mantenerse competitivos, las empresas deben producir mejores productos, más relevantes y a un ritmo más rápido. Los procesos de producción deben evolucionar utilizando tecnología avanzada y talento hábil en este rubro. Considerando la complejidad, la mayoría de las empresas no tiene estas áreas definidas todavía, aunque su éxito futuro depende de esto", afirma Deloitte.

¿Cómo ayudará la tecnología inteligente a que las empresas de manufactura refloten?

Los casos de manufactura inteligente abarcan una amplia variedad de procesos operacionales, como también aplicaciones estratégicas. Entre ellas se incluyen:

Mantenimiento avanzado de planta que optimiza los sensores basados en condición embebidos en los activos de la planta para monitorear señales de alertas que el equipo necesita servicios. Puntos disparadores pueden alertar reacciones automáticas, como programación de la colaboración o reemplazo de repuestos, re-ruteo de trabajo o, en caso de emergencia cierre de alguna línea de operaciones.

Vehículos autónomos que se utilizan para trasladar materia prima hacia el piso de planta según sea necesario o mover los productos terminados al almacén o para su traslado. Los vehículos, utilizando machine learning, siguen rutas claramente definidas y requisitos de seguridad, en la medida que se mueven los productos hacia su destino.

Puntos de control de calidad pueden sumarse a múltiples puntos en la línea de producción, ayudando a descubrir irregularidades en forma temprana, minimizando el desgaste de los recursos y del tiempo. Los sensores pueden detectar alineamiento, color, peso y muchas otras características que ven variables inaceptables en cualquier ítem, desde manzanas para un jugo de frutas o revestimiento para las manijas de una bicicleta.

Conectividad "machine-to-machine" permite crear una vista en tiempo real de las líneas de producción y de los pasos como la terminación, empaque y traslados. Las máquinas inteligentes pueden comunicar los datos sobre el estado de la producción, ayudando a optimizar el flujo de los productos, identificar las brechas en la eficiencia y gestionar la producción de recursos para lograr entregas en el momento justo.

Visibilidad de la cadena de suministro esto es posible por medio del uso de sensores inteligentes para el empaque, vehículos de traslado y sistemas de almacenamiento de inventario para que las empresas de manufactura cuenten con una vista en tiempo real y precisa de los recursos antes de que lleguen a las instalaciones y en la medida que se consumen. Estos precios permiten ajustes ágiles para acomodar los cambios impredecibles.

Ejemplos prácticos

Miller Industries Inc., líder Mundial de transporte de carga y utilitario, cuenta con una solución tecnológica implementada basada en la nube. Esta le permite combinar los datos internos y externos y analizar con mayor precisión y predecir el performance del negocio. Actualmente, Miller Industries aprovecha analytics avanzados para ayudar a los usuarios a visualizar en tiempo real las operaciones para una toma de decisiones mejor y más rápida. Miller Industries migrará a un entorno multi tenant en la nube reemplazando cientos de hojas de cálculo por tableros virtuales, disminuyendo el tiempo que necesita para emitir un reporte en un 80%.

"Con la solución de Infor podemos acceder y analizar un amplio historial de información para encontrar las respuestas que necesitamos para el negocio en un instante, por medio de cualquier dispositivo", afirma William G. Miller II, presidente y co-CEO de Miller Industries. "Antes de esto, era difícil tomar decisiones en forma rápida ya que no contábamos con los datos a mano y se debían analizar reportes complejos. Infor permite analizar los datos en tiempo real."

Además, Infor anunció el patrocinio de Smart Factory @ Wichita, una experiencia nueva lanzada por Deloitte y la Universidad estatal de Wichita en Kansas. En el Campus de Innovación de la Universidad de Wichita, el sitio incluye una línea de producción operacional y laboratorios experimentales para el desarrollo y exploración de las funcionalidades de Smart Factory. La Universidad contará con tecnología de vanguardia y su inauguración está prevista para este año. La colaboración entre Infor, Deloitte, Wichita State y el ecosistema de Smart Factory ayudará a las empresas a innovar continuamente y desarrollar aplicaciones de vanguardia, con beneficios prácticos.

El timing del lanzamiento de la Smart Factory @ Wichita es ideal, se da en el momento justo en que las empresas de manufactura comenzaron a adaptarse a la pandemia y a entender la necesidad de modernizarse, encuentran los recursos que las ayudan a lograr una estrategia acorde. Las empresas aprenden de los primeros que adopten las soluciones inteligentes, con soporte de los nuevos productos, operaciones revisadas o modelos de negocios que emergieron en el último año. Una fábrica inteligente estará mejor preparada para enfrentar cualquier disrupción global que nos depare el futuro.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario