DIFICULTAD SIN SOLUCIÓN

El gobierno fija postura sobre la problemática de ataques de carnívoros salvajes al ganado

En su reciente visita al departamento de Malargüe, el Secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial aclaró que desde el Ejecutivo provincial están abordando el inconveniente "desde lo ambiental y productivo para mantener el equilibrio", aclarando que "no podemos autorizar la caza del puma", además de "reconocer el trabajo que hacen los ganaderos, actividad que se va perdiendo".

La cría de ganado caprino, al menos en Malargüe, en líneas generales desde hace un tiempo se ha transformado en una actividad económica de subsistencia, con un fuerte desarraigo de los crianceros, que van despoblando el campo por que la actividad no es rentable, no cuentan con los medios necesarios para incorporar tecnología, las nuevas generaciones encuentran mejores posibilidades en los conglomerados urbanos, agudizado todo por el constante ataque de pumas y zorros a los piños de chivos y ovejas, provocando pérdidas irrecuperables para puesteros, no sólo de Malargüe, sino también del sur de San Rafael, General Alvear, Lavalle o La Paz.

Este planteo fue nuevamente realizado a autoridades provinciales, en este caso y a través de la prensa, al Secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza, Humberto Mingorance.

El funcionario dijo ante los periodistas que han elaborado un documento que será consensuado con los intendentes de los departamentos más afectados por la problemática del ataque de carnívoros salvajes a distinto tipo de ganado, desde el caprino y ovino en mayor medida, hasta ganando mayor, entre los que cuentan arremetidas incluso a equinos.

La propuesta de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial "es trabajar con algo que no sean multas, sanciones o resarcimientos económicos, sino con otro tipo de manejo que tienen que hacer los ganaderos, y proteger al puma que es una especie protegida".

La idea que busca implementar la Secretaría de Ambiente es de que los crianceros cuenten "con perros pastores", comprometiéndose el gobierno provincial "con una gran inversión para la cría de estos perros", en esta nueva dinámica de manejo de ganado, se encargó de decir el funcionario, agregando que el objetivo final es que a los puesteros "les vaya bien en lo económico y no sufran el ataque de los pumas", resguardando a su vez a estos carnívoros que habitan en grandes extensiones de la cordillera, y zonas altas de la geografía mendocina. 

Te Puede Interesar