tragedia vial
Accidente fatal en San Rafael: sigue detenido el camionero brasilero
Miércoles, 22 de septiembre de 2021
Por: Cristian Pérez Barceló

El camionero brasilero que atropelló a un motociclista en San Rafael permanecerá detenido ante la imposibilidad inmediata de fijarle domicilio donde notificarlo de la continuidad del proceso penal abierto en su contra.

La fiscal de tránsito de la segunda circunscripción judicial, Florencia De Diego, citó hoy al imputado por el fatal accidente ocurrido en la mañana de ayer en la intersección de las calles Barcala y Bolívar, del barrio Pueblo Diamante, donde murió un hombre de 56 años, quien no pudo evitar colisionar con el camión de transporte internacional que transitaba por una zona y una arteria que, en principio, no tendría permitida para este tipo de vehículos.

Un motociclista falleció al chocar con un camión en San Rafael.

Además, prima facie, las responsabilidades penales del camionero se acrecentarían por el hecho de que el motociclista tenía prioridad de paso, al dirigirse de sur a norte por Bolívar, es decir a mano derecha de la dirección de oeste a este en la que circulaba el brasilero por Barcala.

A pesar de la búsqueda de cámaras de seguridad privada en la zona, sólo se hallaron algunas a 50 y 100 metros, pero ninguna de ellas en dirección a la esquina del siniestro. Sin embargo, una cámara que depende de la Aduana, ya que está en un predio de una firma exportadora, serviría para establecer, al menos, la velocidad que habría tenido el camión a 40 metros del lugar de impacto.

La fatalidad determinó, que el motociclista viera frustrada su maniobra de frenado, ya que según se pudo observar en las abrasiones en el asfalto, no habría alcanzado a evitar el impacto de la moto contra la rueda delantera derecha del vehículo mayor.

Tras ese primer golpe, le habría sucedido un segundo en el tanque de gasoil, y luego un derrape que habría dejado indefensa a la víctima que fue literalmente aplastada por las ruedas posteriores del camión.

En horas de la tarde de ayer, Policía Científica realizó una serie de maniobras con el vehículo de carga que protagonizó el incidente, pero finalmente manejado por un efectivo de la fuerza, con el fin de verificar el ángulo de visión que pudo haber tenido el chofer.

Ciertamente, las esquinas del añoso barrio, el más viejo de la ciudad, suelen tener desde las ochavas, un ángulo muy cerrado de visibilidad, por cuanto las casas están muy cerca de las calles, separadas por veredas estrechas que a veces, ni siquiera alcanzan los 3 metros de ancho.

Al margen de ello, y de que el test de alcoholemia le dio negativo, la situación procesal de Miranda es sumamente complicada. Su responsabilidad penal, en principio, estaría probada, aunque quedan algunas medidas por realizar.

El camionero, de una dilatada experiencia de alrededor de 25 años trabajando para la empresa, sin antecedente penal alguno, según se pudo verificar a través de Interpol, debe fijar domicilio, y el problema es que el trámite es sumamente engorroso.

En principio, un oficio tendiente a constatarlo, primero debe pasar por la Secretaría de Asuntos Internacionales de la Suprema Corte de Mendoza, de allí se envía a la cancillería argentina, la que notifica a la embajada de Brasil, para que esta dé cuenta al Ministerio de Relaciones Exteriores de este país, donde deben dirigirla al juzgado con jurisdicción en el domicilio determinado para el imputado y luego, el mismo recorrido, pero a la inversa. Todo lo cual demoraría meses.  

Ante la ausencia de antecedentes, este es el único punto a superar para lograr que de aquí al juicio, Miranda pueda recuperar su libertad. De lo contrario, por el evidente riesgo procesal, deberá seguir detenido en una comisaría sanrafaelina. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario