Una reunión que paralizó al PSG: hablaron Pochettino y Messi, los detalles
Martes, 21 de septiembre de 2021

El pasado domingo, todos esperaban volver a ver a Lionel Messi con la camiseta del París Saint Germain. En su estreno como titular con la N° 30, el astro argentino fue uno de los jugadores que llevó más peligro al arco del Olympique Lyon, otro de los históricos equipos de la Ligue 1, la primera división del fútbol en Francia. Pero cuando restaban 15 minutos para el final del encuentro en el Parque de los Príncipes, se produjo una imagen que dio la vuelta al mundo.

Después de verlo elongar un par de ocasiones y con la decisión de realizar un cambio táctico para intentar quebrar el 1-1 en el resultado, Mauricio Pochettino sacó a Messi de la cancha. Una vez que La Pulga vio el tablero electrónico con su nombre, se sorprendió. Así, caminó la cancha hasta que se saludó con Hakimi antes de salir del campo. Y una vez que llegó el cruce con el DT argentino, las imágenes captaron el gesto de un Leo incrédulo por salir cuando el duelo ante uno de los rivales en la lucha por el título no estaba decidido.

En las últimas horas, según informó el periódico deportivo L'Equipe, y que además refrendó el sitio RMC Sports, Messi y Pochettino tuvieron una breve charla tras lo sucedido en el cambio y el hecho quedó "cerrado". Los medios locales indicaron, además, que esto no afectó la buena relación que existe entre los coterráneos desde antes que el jugador se fuera del Barcelona para sumarse al equipo parisino. "El incidente está cerrado, no hay problema entre los dos compatriotas", argumentó RMC tras ese cónclave de DT y figura.

Este tipo de conversaciones mano a mano entre entrenadores y jugadores no es algo nuevo. Incluso, las series que han grabado distintas potencias de Europa durante los últimos años abrieron la puerta a la intimidad de esos diálogos como el que mantuvo en su momento José Mourinho con Danny Rose en Tottenham.

Una vez que terminó el encuentro que el PSG ganó en el final gracias a un cabezazo de Mauro Icardi, fue el propio Pochettino el que dio detalles de lo que se dijeron en ese breve intercambio de palabras cuando cruzaron miradas en cancha. "Le pregunté (a Messi) cómo estaba. Me dijo ‘bien', ‘no hay problema'. Eso es lo que nos dijimos el uno al otro", sentenció el entrenador. A partir de lo sucedido, muchos fueron los comentarios sobre cuánto afectó lo ocurrido en la relación que mantienen ambos argentinos.

Con el tema a un lado, ahora todos los focos estarán puestos en los próximos compromisos que tendrá el PSG, tanto por la liga local como por la Champions League. Y ahí habrá que seguir de cerca la evolución del jugador rosarino, que este martes fue incluido en el parte médico del conjunto de París por signos de una contusión ósea y no podrá ser de la partida el próximo miércoles en el duelo ante el Metz.

Messi no pudo entrenar con normalidad el lunes producto de una molestia en la rodilla izquierda, la misma que sufrió después de la brutal patada en el duelo de Eliminatorias de septiembre cuando Argentina venció a Venezuela por 3-1. Aquel día, el capitán argentino estuvo tendido durante varios minutos sobre el césped mientras que el venezolano Luis Adrián Martínez veía la tarjeta roja, tras un posterior chequeo del VAR. "Tomé la decisión de reemplazar a Messi para protegerlo de posibles lesiones. Tenemos partidos importantes por delante y queremos cuidarlo. Este es un plantel muy amplio, tengo 35 jugadores, y los entrenadores estamos para tomar decisiones. A veces pueden gustar y a veces no", había adelantado Pochettino al término del partido.

Ahora, con la confirmación de que Messi deberá seguir con atención su lesión en la rodilla izquierda, el PSG sabe que afrontará el próximo partido sin su flamante refuerzo y habrá que estar atentos a su evolución médica de cara al encuentro ante el Montpellier por la Ligue 1 del próximo sábado y el duelo ante Manchester City por la fecha 2 de la fase de grupos de la Champions League que se jugará en el Parque de los Príncipes el martes 28 de septiembre.

Luego de hacerse oficial el problema físico del argentino, Pochettino reconoció que lo quitó de la cancha por verlo con síntomas de dolor: "Estábamos viendo todo lo que está pasando durante el partido. Hemos visto que Leo se estaba chequeando o mirando la rodilla, haciendo algunos gestos". Y, con el tema zanjado puertas adentro, también le quitó relevancia ante los medios: "Es un gran campeón, todos los grandes campeones quieren estar en el campo siempre, eso es entendible. Estoy tranquilo, no estoy sorprendido, es normal que sucedan este tipo de cosas".


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario