CRISIS POLÍTICA
No se puede refundar un país cada 2 o 3 años
Domingo, 19 de septiembre de 2021Por Myriam Ruiz
Por: Myriam Ruiz - @myriamruizbarrio

"En Argentina discutimos por el poder, no por un proyecto de Nación". La verdad es que el llamado de atención, en las últimas horas, desde la Iglesia argentina es relevante y tiene absoluta coincidencia con lo que está ocurriendo en el gobierno nacional. A días de la peor derrota en las urnas, las máximas autoridades de nuestra Argentina debatían por nombres, y seguramente distintos modelos económicos, sin mirar por una vez a la gran porción de argentinos que les dio la espalda en las elecciones Paso, y sin fijarse en lo que se les está reclamando.

¿O alguien tiene dudas que el pueblo argentino votó en reclamo de una mejor calidad de vida, un bienestar que hoy no encontramos en ningún rincón de nuestro país?

Con una inflación que supera el 50% y con millones de personas desempleadas, nuestro país se hunde en el abatimiento a la espera de soluciones que deberían ser urgentes. 

Los amigos que uno tiene en otros países se asombran que podamos vivir, año tras año con una inflación del 50%. Porque no hay más que mirar al último año de Macri, la inflación fue del 54% y llegamos a estas elecciones con una suba de precios (una inflación núcleo) similar. Este es uno de los principales reclamos de la sociedad argentina; a nadie le sirve tener un aumento de 10 mil pesos si en dos meses se licúa debido al alza de precios.

En el país reconocido mundialmente por la calidad de nuestras carnes y pasturas, el asado se convirtió en un lujo. Familias numerosas, con niños, ven casi imposible llegar a fin de mes con los magros sueldos que se pagan.

Otros temas, como la grave inseguridad que se vive en las ciudades; la falta de trabajo genuino; o la imposibilidad de tener un horizonte certero a la hora de decidir inversiones también fueron -dentro del sobre del voto- a las urnas el domingo pasado.

Esta semana, analistas de todo el mundo hablaron de la crisis política y económica de la Argentina. El diario The Economist publicaba: "Al comienzo de la pandemia, el señor Fernández declaró: Prefiero que haya 10% más de pobres que 100 mil muertos. Al final, Argentina tuvo los dos ".

En el Informe Económico Mensual del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral, Juan José Llach advierte que "nuestro país no accederá a las oportunidades que puede ofrecer la economía global post-pandemia, si no muestra un rumbo claro, que conduzca a la mejora y el aumento de la inversión en capital humano y en capital físico, para así crear los millones de empleos formales necesarios para abatir la pobreza y reducir la desigualdad".

Me quedo con algo que dijo esta semana Pepe Mujica, sobre Argentina, quejándose sobre la crisis política en el partido gobernante y comparando con lo que ocurre en su Uruguay: "No es un pacto electoral para ganar una elección, es un pacto histórico. Nos peleamos y tenemos diferencias, pero vamos haciendo programas para cada etapa y punto".

"No se puede andar refundando el país cada dos o tres años", añadió Mujica. Y aquí ponemos punto final.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
Entre el freezer y el horno
Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202