Pedido cultural
El reclamo de músicos mendocinos por la habilitación de un icónico bar de rock de Godoy Cruz
Domingo, 19 de septiembre de 2021
Por: Facundo La Rosa

Una importante movida de músicos y artistas de Mendoza a través de redes sociales ha levantado polvareda en Godoy Cruz. Los y las hacedoras culturales de la provincia reclaman a la municipalidad la habilitación para espectáculos en vivo en el tradicional bar de rock "Dr. Otto", que funcionó durante años en la avenida San Martín Sur y desde principios de 2021 reabrió sus puertas en la esquina de Franklin y Sarmiento.

La idea de retomar el emprendimiento que comenzó en 1999 y que con el tiempo se convirtió en un ícono de la cultura y la música local, nació con las restricciones de la pandemia. Su dueño y fundador, Leonardo Harth, reacondicionó el inmueble en donde funcionaba una agencia de viajes para reinaugurar el bar, a raíz de la prohibición del turismo internacional por las medidas anti-Covid adoptadas el año pasado.

La nueva ubicación de Dr. Otto, en Franklin y Sarmiento (Foto: Gentileza)

"Ante la necesidad de no echar gente, nos reinventamos, y volví a un rubro que conozco. Tuve que vender activos para iniciar el proceso de habilitación, por el cual debimos pagar aforos, presentar planos, modificar estructuras y cumplir con todas las exigencias municipales y provinciales", explicó -en diálogo con Sitio Andino- el empresario.

Con gran repercusión, el 22 de enero inició la nueva etapa de "Dr. Otto", retomando la tradición de toques en vivo de bandas mendocinas y de otros puntos del país. Sin embargo, tras una advertencia del municipio, los shows en vivo debieron suspenderse.

"Nunca tuve la intención de hacer algo ilícito, sino la de cumplir todos los protocolos vigentes e imposiciones municipales para que la gente se distienda y, fundamentalmente, incentivar el arte y la cultura de Mendoza, que se vienen apagando desde hace mucho tiempo", planteó Harth, quien pidió una resolución consensuada con la comuna, para que el espíritu por el cual decidió retomar el proyecto, no se desvirtúe.

Es ese el reclamo popular (y viral) que encabezan los artistas locales. Nombres como Roberto Fiat y Carlos Casciani (Alfajores de la Pampa Seca), Leandro "Canario" Vilariño (Chancho Va) Morcy Requena, Marcelo Zoloa y Manolo Pereiro (Bela Lugosi), Hugo Riquelme y Sebastián Morales (Preso Común), Carla Petrus, Mariela Puentes, Daniel "Tango" Derimais (Blues Combo), entre muchos otros, han brindado su apoyo vía videos cortos. La exigencia se repite: flexibilizar disposiciones municipales para permitir los espectáculos en vivo en el bar.

Según indicaron desde el área de Fiscalización y Control del municipio a este diario, "la zona no está habilitada para los requerimientos del local". La realidad marca que la entrada del establecimiento se ubica en calle Franklin, que está determinada como zona residencial, aunque a sólo un puñado de metros del sector permitido para tal fin.

"Se ha transformado en una cuestión personal. En la esquina hay cinco galpones y compré la fracción de uno. No se contempla que estoy a doce metros de la esquina y que el padrón municipal mío está por la zona comercial. Me propusieron alquilar otro local y hacer una servidumbre de paso por Sarmiento. Pero el bar seguirá en el mismo lugar. Es un planteo ilógico", señaló Harth.

En ese sentido, destacó que los vecinos de la zona recolectaron unas 160 firmas de residentes de las inmediaciones, respaldando la postura del emprendedor, que presentaron en la Municipalidad. "Mi compromiso es pagarle a un policía que haga servicios especiales todas las noches para velar por la seguridad y no hacer ruidos molestos (todo el local ha sido acustizado)", reveló. "Todas las notas presentadas fueron respondidas en tiempo y forma", aseguraron desde el edificio comunal.

Foto: Gentileza

Tiempo atrás una puerta pareció abrirse, cuando funcionarios municipales le ofrecieron espectáculos en formato acústico. "Me pareció bien y cumplí con un montón de cosas insólitas o absurdas que me fueron pidiendo. Finalmente me dijeron que no", relató Harth. Incluso pidió una excepción mientras se extiendan las medidas sanitarias, comprometiéndose a cerrar y retomar el rubro turístico, pero también hubo rechazo de las autoridades.

"No persigo ningún interés político, sino que quiero trabajar y conciliar. Espero que el respaldo de los artistas abra los ojos de las autoridades y revean la postura rígida que han adoptado", concluyó el dueño de "Dr. Otto".

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario