10 pescados que debes evitar si estás embarazada
Domingo, 19 de septiembre de 2021

Los pescados grandes, especialmente longevos o que depredan otros peces pueden contener niveles muy altos de mercurio que pueden comprometer el desarrollo neurológico del feto.

Atún. En el caso del atún, la concentración depende de la edad, el tamaño y la especie del animal. El atún blanco se considera seguro, pero no así el atún rojo.

Blanquillo. El blanquillo es una de las especies más contaminadas por metilmercurio, si bien no es un pescado que se encuentre habitualmente en España.

Caballa real. Se trata de una especie diferente a la caballa que normalmente conocemos en los países mediterráneos, que sí que es segura.

Pez espada. El pez espada, propio de aguas templadas y cálidas, es uno de los peces con mayor concentración de mercurio.

Patudo. El patudo es una especie de atún de gran tamaño que puede contener concentraciones muy altas de mercurio.

Reloj anaranjado. La gran longevidad de esta especie, junto a su dieta carnívora, hacen que pueda contener grandes cantidades de mercurio.

Lucio. El lucio es un predador de gran tamaño (lo que aumenta las posibilidades de contaminación por mercurio) que vive mayoritariamente en aguas dulces aunque en ocasiones se interna en aguas saladas.

Tiburón. El tiburón, uno de los mayores predadores del mar, puede resultar también peligroso si se consume durante el embarazo.

Marlín. El marlín es un pariente cercano del pez espada, con características muy similares y tasas de mercurio parecidas.

  Ballena. Técnicamente no es un pescado y no se consume en España, aunque sí en algunos lugares como las Islas Feroe. Contiene niveles muy altos de metilmercurio que pueden provocar intoxicaciones.  

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario