tiene 7 condenas por distintos delitos
Cayó en Las Heras el ladrón que se tiroteó con un comerciante en San Rafael
Martes, 14 de septiembre de 2021

La Unidad Investigativa de Las Heras detuvo esta tarde al peligroso delincuente que era buscado en toda la provincia tras haberse tiroteado con un comerciante durante un asalto en San Rafael, hecho que terminó con su cómplice baleado y detenido.

Se trata de Leandro Jesús Anfuso (25), quien había logrado escapar tras ese asalto y ahora fue detenido en Las Heras, con escoriaciones que podrían ser producto de la balacera.

El acusado fue atrapado en el barrio Jardines de Hualilan, en El Challao, Las Heras. Los pesquisas tenían el dato que el sospechoso se ocultaba en una vivienda de ese vecindario y tras un operativo cerrojo lograron dar con él en calle Santiago Ochoa, frente a la manzana F. 

Asalto y tiroteo en un negocio de San Rafael

Para la sorpresa de los investigadores, Anfuso estaba en buen estado de salud y ahora quedó detenido en la Subcomisaría Iriarte, a disposición del fiscal Javier Giaroli, quien había solicitado su captura "nacional e internacional".

Previo a ser alojado en esa dependencia, Anfuso fue revisado por médicos de Sanidad Policial, quienes le diagnosticaron "escoriaciones" en glúteo, zona inginal y pierna izquierda. Los detectives intentan determinar si esas lesiones son producto del tiroteo.

El sospechoso, un sujeto que tiene al menos siete condenas por distintos tipos de delitos, asaltó una despensa, junto a otro individuo, el pasado 21 de agosto.

Ese atraco ocurrió en Pichincha y Maza, donde una pareja y su hijo atendían un negocio. Las víctimas se defendieron del asalto y el padre se enfrentó a tiros con los delincuentes.

Quién es Anfuso, el peligroso delincuente que ya tiene 7 condenas por distintos delitos. 

Según las pericias, dentro del negocio se efectuaron al menos 9 disparos, por lo que de milagro no hubo que lamentar víctimas fatales.

Lo cierto es que los dos ladrones escaparon y minutos después la policía logró detener a uno de ellos, Ángel Omar Cáceres. Fue la madre de este individuo quien llamó al 911 para denunciar que su hijo estaba baleado en su hogar. Luego los médicos le diagnosticaron tres heridas de arma de fuego.

Cuando los policías llegaron a la vivienda encontraron a Cáceres escondido debajo de la cama. En tanto que Anfuso, quien supuestamente lo había llevado en un auto a esa casa, alcanzó a escapar. Además, en ese domicilio hallaron abandonado el auto en el que se movilizaban los ladrones.

Para el fiscal, el comerciante actuó con legítima defensa.

Desde ese entonces la policía lo buscaba e incluso se suponía que podía estar herido, tal como se confirmó ahora con su captura.

Mientras Investigaciones estaba tras los pasos del sospechoso, el fiscal Giaroli determinó que el comerciante actuó en legítima defensa, por lo que quedó libre sin ser acusado penalmente. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario