Iluminadoras
Noelia Torres: con el mundo de la luz en sus manos
Lunes, 13 de septiembre de 2021
Por: Eugenia Cano - en Twitter @EugeCanon

En la industria del espectáculo las áreas técnicas han sido históricamente manejadas por varones, pero desde hace tiempo en Mendoza hay un nombre de mujer que se repite y se repite como marca de calidad: Noelia Torres.

Con un oficio y una trayectoria a la que es difícil seguirle el ritmo porque es maratónica e incluye giras y eventos provinciales y nacionales de todo tipo, actualmente Noelia Torres puede definirse como Productora Técnica, Jefa de Escenario de la Orquesta Filarmónica de Mendoza e Iluminadora. En esto último vamos a detenernos porque es con la luz donde esta mujer diseña y hace arte.

Junto a otra colega iluminadora y referente teatral con la que ofrece talleres, Tachi Saez, les gusta llamarse "Pensadoras de la luz". Y hay una gestora cultural, Mariel Encinas de Argot Prensa, quien en algún momento la nombró una artesana de la luz. A esta altura del camino recorrido, dice que puede darse cuenta de tener un estilo que le es propio. Dice también que si tiene que elegir, prefiere trabajar eventos musicales porque es donde se siente más libre para crear una estética, y donde realmente puede lograr que "la luz" sea también protagonista. Que impacte. Que haga que te quede la foto del momento y del artista para siempre en tu cabeza.

Gentileza. Ph: Paloma Rayen. 

-¿Por qué pensás que te elige tanta gente para sus espectáculos, cuál es tu sello?

-Cada iluminador tiene una estética o trata de tener su sello, entonces creo que a la mayoría le resulta mi estética o los caminos por donde voy llevando los últimos espectáculos, que son como bastante contemporáneas las puestas. Las apunto a un montaje bastante de recital, con todo el sobre equipamiento a la vista, de despojarse un poco de todo lo que es la trapería teatral, que en algunos espectáculos resulta formar esa caja negra, pero por ahí hay espectáculos que ya no necesitan tener toda esa contención de la trapería y se respaldan en todo lo que es el diseño lumínico.

Creo que básicamente es eso, que la gente busca una estética de determinada persona. Yo me siento más identificada con espectáculos que tengan montajes muy grandes, todo lo que es música me siento muy cómoda diseñando. Yo siento que es más libre, más allá que una siga todo el guion que es la lista de canciones, pero por ahí tenés una libertad de generar más texturas, meter más equipamiento, generar más efectos. En el teatro es distinto, llevás un guion y es algo mas tranqui al verlo, va acompañando lo que es el texto.

Luces blancas y una estética más contemporánea y industrial es el sello de los diseños lumínicos actuales de Noelia Torres. Espectáculo "Los árboles tejen el tiempo". Ph: Sofia Castañeda. 

Ahora, por ejemplo, estoy con lo de la comedia musical "Lo quiero ya", que está dirigida por Facundo Pennesi, que es un trabajo súper guionado. Entonces bueno, son cosas totalmente distintas, pero a la vez son dos puntos en los que yo meto y los uno en esto de diseñar más a lo recital. Poner las varas a público, que se vean los tachos, que se vea toda esta parte cruda. Creo que también ese puede ser uno de mis sellos, tratar de diseñar sin la trapería. Que sea lo más despojado posible y con una estética más contemporánea si se quiere, como más industrial, donde se ve toda la maquinaria para llevar a adelante un espectáculo.

Otra característica mía es que no diseño con colores. Es toda luz blanca y hay que hacer todo un trabajo de guionar las luces, grabarlas y uno le va poniendo cierta intensidad a cada artefacto. En relación a la intensidad que les das, vas del cálido al blanco. El blanco seria el 100 por ciento, al inicio te va largando cálidos. Es ir como modelando y es más limpio trabajar desde ese lado para mí. Hay algunas obras que requieren que haya color, si tiene que estar y obvio que usa pero siempre tiendo a que haya más blanco. Me parece una estética, y esto de la luz y la sombra, por ahí trabajar con la luz cruda se puede generar más esta situación de la sombra, podes modelar mejor. Te da como cierta característica la luz en blanco, la "no color" que le decimos, porque no lleva filtro, y te aporta algo más estético.

Diseño de luces para el concierto de Paula Neder "La Fuerza" en el Teatro Independencia. Ph: Juan Piazze.

¿Qué implica pensar la luz de un espectáculo?

-Creo que es un proceso creativo, lo que alguien hace con un papel y una carbonilla nosotras lo hacemos con luz. Una vez que adquirimos lo que genera cada luz, que es lo que podemos ir transmitiendo en relación al equipamiento que uno usa. Uno se enrosca en eso, en ver el tema de la sombra, nos parece interesante y valorable. 

Yo he visto obras de teatro que son de baja intensidad de luz, pero porque es una decisión artística. Como también ves obras donde esto no está trabajado, no está pensado, no tiene una estética definida y te das cuenta. Yo creo que en el teatro te das más cuenta cuando eso no está trabajado, que cuando realmente hay una línea de pensamiento a nivel lumínico. Igual por suerte hoy en día hay varias compañeras y compañeros circulando para hacer este trabajo.


La iluminación también es cosa de mujeres

"Tengo un recorrido muy técnico", dice Noelia Torres. Este recorrido del que habla tiene un momento concreto de inicio y es cuando estaba cursando la Carrera de Escenografía en la Universidad Nacional de Cuyo y en los primeros años el Instituto Nacional del Teatro generó una instancia de capacitación de un equipamiento básico de iluminación que tenía para emprender una gira por los Departamentos con elencos locales. Noelia tomó esa capacitación y empezó a trabajar en el plan del organismo. Fue un camino de ida. Un destino.

"Me pareció un área bastante concreta para trabajar en Mendoza, que en relación a lo que es escenografía o vestuario es raro que te contraten, te paguen un diseño, te paguen los materiales como corresponden, entonces esto lo vi como muy concreto en el sentido de que se necesita esto para que la obra salga", cuenta sobre ese inicio.

"Me empezó a interesar bastante el tema y así empecé en el INT. Trabajé varios años en varios festivales como técnica o como coordinadora técnica, en fiestas provinciales y nacionales. Trabajé para San Juan y en La Rioja también. Después me fui un año a Buenos Aires con una beca del instituto, estudié con Roberto Traferri, un iluminador especializado en Ópera. Bueno nada, yo siempre digo que he tenido como suerte de encontrarme con muchos técnicos generosos que he ido aprendiendo en la calle, me han explicado muchas veces. Pero a su vez también siempre me he ido formando en seminarios, la beca de Buenos Aires, en la facultad también cursé luminotecnia, pero yo ya venía con una base del instituto".

Noelia Torres, una de las referentes actuales de la iluminación en la escena artística de Mendoza. 

Noelia se ríe cuando dice que cuando le preguntan si tiene un título, ella responde que es recibida de la calle. Es que si bien siempre se está formando y capacitando, su fuerte ha sido forjar un oficio con la experiencia del trabajo constante. "He aprendido mucho de hacer coordinaciones técnicas de eventos grandes. En el espacio cultural Le Parc, por ejemplo, hice la mayoría de los eventos de la gestión pasada, toda la coordinación técnica. Fui un año coordinadora del Le Parc", cuenta.

Por encargo también ha iluminado la fachada de edificios, ha trabajado por dos años en el área de luces del Teatro Independencia y hasta ha estado al frente del armado técnico de las bandas que tocan en las vendimias centrales. "Ese trabajo es saladísimo de complejidad, de responsabilidad, de estar a un nivel de trabajo bastante áspero por momentos porque se trabaja de noche y tenés que andar controlando que los proveedores te dejen la energía andando, que estén todos los servicios que se necesitan para hacer la prueba. Y es todo un laburo donde ahí no importa si sos mujer, si sos hombre, es como decir, tenés que estar y ver cómo resolvés las cosas", resalta.

Hoy, esta artesana de la luz tiene dos trabajos fijos ganados por concurso, uno el de Jefa de Escenario de la Orquesta Filarmónica de Mendoza y desde hace 15 años es la Coordinadora Técnica del Aula Teatro de la carrera de Artes del Espectáculo en la UNCuyo. Esto y las producciones a la que la convocan constantemente artistas y elencos para que realice sus diseños lumínicos. El más reciente fue el concierto en el Independencia de la cantautora Paula Neder, que fue de tal impacto que hasta recibió felicitaciones de Patricio Tejedor, el diseñador de luces de Lisandro Aristimuño. "Vio el montaje que hice para Paula y me felicitó. Lo reposteó en Instagram y explotó el mío, fue muy copado", cuenta.

Noelia Torres conoce mucho sobre ese lado b que hace posible que la magia del espectáculo suceda. Es un lado duro, crudo, intenso, de tiempos, de coordinación, de montajes, de planificación. Tanto trabajó y experimentó en este sentido, que hace algunos años decidió bajar algunas revoluciones para dedicarse a diseñar. Ese puente donde el planteo lumínico de un show cobra sentido y se fusiona con el arte; se vuelve parte.

"Desde el principio descubrí que todo esto estaba relacionado con el arte, más allá de cuestión sumamente técnica del laburo que aprendí desde el instituto.  Conectás algo que es una luz para que un actor se pare a decir un texto y todo eso es arte. Ahí es como que dije, puedo hacer lo que es técnica que es algo que me gusta mucho, el montaje y todo eso, pero a su vez hay arte para hacer en esto de empezar a diseñar", señala.

Su mundo y su oficio, es también una escena ocupada desde siempre por varones. Sobre este aspecto, cuenta su experiencia y dice que "de a poco fui haciéndome de esos lugares. Y lo que siempre me respaldó es esto de haber estudiado, es lo que te respalda a la hora de pedir cosas, materiales. Una siempre hablando con propiedad técnicamente es como que te respetan porque es como que dicen: bueno algo sabe".

Obra: "Parte del aire". Diseño lumínico: Noelia Torres. Ph: Leandro Fernandez.

-¿Te sentiste a prueba en un inicio?

-Sí, como en todos los lugares. Es entrar a un lugar donde son todos varones y muchos mas grandes que yo al principio y sí, es como ir a un Teatro Independencia y decirle al Jefe de escenario mirá quiero esta planta de luces armada para tal día. Es un tema todo eso, pero de apoco, hablando siempre con mucho respeto porque es gente de oficio que viene hace años trabajando, pidiendo las cosas bien como corresponde, se va dando.

Yo también uso esta forma de hacerlos parte de la puesta. Che, quiero armar esto, ¿cómo lo ves? Es mi pregunta que me hace entrar. En algún punto se sienten parte y te dan su punto de vista y está bueno escucharlos porque imaginate, llevan una vida haciendo ese trabajo. Generalmente te llevan a la practicidad. Está buenísimo, a mi me súper funciona. No he tenido problema nunca con ningún técnico, todo lo contrario, siempre me he quedado sorprendida que siempre ha estado todo bien.

-¿Alguna vez sentiste una descalificación por ser mujer o te lo hicieron sentir?

-No. Nunca me lo han hecho sentir. También yo soy como bastante por imagen re cara de culo, me manejo muy masculinamente con ellos en algunos momentos. Como muy corta, no dejo la chance de que me vayan a boludear. Yo la hago corta: "mirá esta es la planilla de trabajo, me das el ok y listo", no hay mas que hablar. No les doy chance a nada. Pero hoy en día ya todos me conocen, saben como trabajo, saben de la experiencia que tengo. 

Obra: "Querer a las Hermanas", del Elenco Ven que te tiente teatro. Una de las primeros trabajos que marcaron a Torres en el camino del diseño de iluminación. Foto: gentileza. 

Abrir camino para poner en valor el oficio

Años luz falta para que Mendoza, que tiene una escena cultural activa y rica, viva el entretenimiento y el espectáculo como una industria. Esto lo sabe Noelia Torres por haberse empapado de la experiencia de la beca en Buenos Aires y porque cuesta, aún hoy, que el diseño de iluminación sea considerado como un trabajo en el que hay que invertir. En los talleres que viene ofreciendo junto a Tachi Saez (artista teatral mendocina que desde hace tiempo vive en San Juan), buscan transmitir esto: el oficio y la puesta en valor del mismo desde el minuto cero en que un elenco o artista imagina su producción. 

"Al ser un oficio es un trabajo que se paga. Es uno de los puntos que marcamos mucho con Tachi. Que si llamás a una iluminador, te va a pasar un presupuesto obviamente, no es gratis, no es por amor al arte como en una época se usaba. Creo que hoy en día la mayoría estamos súper formados por facultad, por becas, por seminarios, por lugares de trabajo y como cualquier otra profesión tiene que ser pagada. Si te llaman es por algo. Valorizar el oficio. 

No cualquiera puede venir a hacer luces porque hay gente que se especializa en eso. Hay gente que se dedica más al diseño, otros que se dedican solo a montar plantas de luces, solo a operar, pero siempre la idea es insistir que un iluminador te va a pasar un presupuesto", aclara. 

"Y también esto de tener en cuenta en cualquier proceso creativo, desde un inicio, como tenés en cuenta a un actor para hacer una lectura, bueno que tu equipo artístico técnico también tiene que estar desde el principio, el iluminador, el vestuarista, el escenógrafo, el maquillador, porque todas esas áreas cuando yo te prendo la luz te puedo arruinar una escenografía o un vestuario, ¿me entendés? Es esto de insistir en la profesionalización. Es insistir en que nos valoren y nosotros mismos valorarnos. 

-¿Hay algo que tenga que tener un espectáculo en particular, para que quieras tomar el trabajo?

-En realidad hoy día sí elijo con quien trabajar, en los formatos en que trabajar y primero pregunto si hay toda una estructura a nivel de producción. Si voy a poder contar con el equipamiento que necesito para ese espectáculo más allá de mis honorarios, si a todo eso dicen que sí y yo veo que es un quipo serio de trabajo voy para adelante, sino ya la empiezo a dudar. Pasa que hacer luces a cierta magnitud como vengo haciendo últimamente lleva mucha producción técnica que generalmente la hago y yo y también necesito que la producción responda ante eso. Y sino trato de pasárselo a alguna compañera que quizás tenga menos exigencias. Yo ya estoy grande y necesito de ciertas cosas garantizadas.

Noelia Torres en Redes: Instagram y Facebook


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Soy Más
Candelaria Efe: "Mi forma de tatuar me permite ser detallista al máximo"