Los 10 castillos más bonitos e impresionantes de España
Lunes, 26 de julio de 2021

Estas grandes fortalezas a día de hoy son símbolo de poder, capaces de cautivar nuestra imaginación para conseguir hacernos viajar en el tiempo.

Castillo de Butrón (Vizcaya). Neogótico de origen medieval ubicado en el término municipal de Gatika, en la provincia de Vizcaya (España). Se encuentra aislado, aunque próximo a poblaciones como Sopelana, Urdúliz, Plencia, Munguía, Maruri-Jatabe y Laukiz.

Castillo de Coca (Segovia). Situado a las afueras de la villa de Coca (Segovia), de la que recibe su nombre. Se levanta sobre el meandro del río Voltoya, afluente del Eresma. Construido en el siglo XV sobre una explanada de una zona escarpada,

Castillo Manzanares el Real (Madrid). Palacio-fortaleza del siglo XV de planta cuadrangular con cuatro imponentes torres (tres circulares y la del homenaje que es octogonal). Su patio interior está porticado.

Castillo de Vélez Blanco (Almería). Se asienta sobre una fortaleza militar y fue construido en el siglo XVI, por lo que su estilo es renacentista. El conjunto se organiza en torno a un patio de honor.

Castillo de Belmonte (Cuenca). Fortaleza del siglo XV que constituye un valioso tesoro patrimonial por su estado de conservación y por su estructura. Tiene mucha historia porque en él se refugió Juana la Beltraneja durante la guerra contra las tropas de Isabel de Castilla.

Castillo de Olite (Navarra). Esta construcción de entre los siglos XIII y XV se edificó como sede de la Corte del Reino de Navarra. Este palacio alberga estancias, jardines, fosos e imponentes torres. Pese a que un grave incendio lo deterioró, lo cierto es que hoy en día sigue siendo impresionante.

Castillo de Almodóvar (Córdoba). Ubicado en el monte llamado "El Redondo", es una fortaleza andalusí situada en la localidad de Almodóvar del Río, provincia de Córdoba. Anteriormente fue castro romano y la edificación actual tiene definitivamente origen bereber del año 760.

El castillo de Peñafiel (Valladolid). En la localidad vallisoletana de Peñafiel se alza sobre una loma estrecha y larga que le proporciona la característica de tener la forma de un buque. Fue declarado Monumento Nacional el 1 de junio de 1917.

Castillo de Zafra (Guadalajara). Claro ejemplo de castillo roquero que sobresale por su emplazamiento en una zona de escarpada orografía en el que destaca la torre del homenaje edificada sobre lo alto del farallón rocos.

Castillo de Cardona (Barcelona). Esta fortaleza corona una colina y ofrece unos paisajes sin igual. Fue construido en el siglo IX aunque en el siglo XVIII, parte de sus murallas se perdieron. Actualmente una parte del complejo alberga un Parador Nacional de Turismo.

Castillo de Loarre (Huesca). Construido en el siglo XI, presenta un buen estado de conservación, lo que hace que sea uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y civil del románico de España. Fue denominado Monumento Nacional en el año 1906.

Castillo de la Mota (Valladolid). Se encuentra en la localidad de Medina del Campo y su característica más destacada es su ladrillo rojo. Su origen se remonta a los siglos XIV y XV siendo un importante sistema defensivo.

Castillo de Ampudia (Palencia). Se trata de una fortaleza medieval del siglo XV que actualmente se encuentra en manos privadas. Tras varios años de abandono fue restaurado y acondicionado como museo. 

Castillo La Calahorra (Granada). Se ubica en la parte más elevada de un cerro amesetado, lugar privilegiado para controlar las tierras del Marquesado y sus comunicaciones y formando parte de un paisaje singular en las estribaciones de Sierra Nevada.

Castillo de Alquézar (Huesca). Es un conjunto compuesto por diversas edificaciones del siglo XI y la mayor parte de lo hoy visible data del siglo XVI. Fue construido en el siglo IX por Jalaf Ibn Arad y perteneció a Ban Qasi de Tudela.

Castillo de Olvera (Cádiz). Construido a finales del siglo XII, forma parte del sistema defensivo del reino nazarí de Granada. Es declarado Bien de Interés Cultural desde 1985 como arquitectura defensiva.

Castillo de Frías (Burgos). Desde su privilegiada situación controla el valle de Tobalina y el paso del río Ebro mediante el puente, también fortificado, que se sitúa a sus pies. Esta es una de las rutas principales que han unido, historialmente, la meseta castellana con la cornisa cantábrica.

Alcázar de Segovia. Es uno de los castillos medievales más característicos del mundo y uno de los monumentos más visitados de España. Su imponente perfil se levanta, majestuoso, sobre el valle del Eresma y es símbolo de la Ciudad vieja de Segovia, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1985.

Castillo de Peñíscola (Castellón). Conocida como el refugio del Papa Luna, esta fortaleza fue construida por orden de los templarios entre el siglo XIII y el siglo XV. Además, también fue sede pontificia y refugio de Benedicto XIII. 

Castillo de Belalcázar (Córdoba). De estilo gótico-militar, esta construcción se inició en el siglo XV. Su aspecto más destacado es su imponente torre del homenaje que tiene una altura de 47 metros (la más alta de España de este tipo). Aunque su interior está en ruinas, se han iniciado las obras de restauración. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario