La triste despedida del "Zorrito" a su restaurante: "Adiós a la demencial lógica de las pymes"
Martes, 20 de julio de 2021

Fabián "Zorrito" Von Quintiero confesó que cerró las puertas de su restaurante Bruni, ubicado en el Bajo Belgrano. El músico que tocó con Charly García y formó parte de bandas como Suéter, Soda Stereo y Los Ratones Paranoicos, se despidió de esta etapa gastronómica con todos los sentimientos a flor de piel. La carta que compartió en sus redes sociales se viralizó rápidamente: "Adiós a la demencial lógica de las pymes".

El artista también es chef y emprendedor, y su última apuesta había sido el local ubicado en la esquina de Sucre y Castañeda. En un posteo de Instagram contó que las dificultades económicas se elevaron por la pandemia del coronavirus y tuvo que optar por el cierre del negocio: "¡Adiós! ¡Ya te desarman! ¡Sos historia! Adiós a la vida de gastronomía pyme argentina y sus consecuencias".

Luego enumeró todas las cuestiones que intentó sobrellevar para seguir adelante y le resultó muy difícil concretar: "Bienvenida una vida más libre de IVA, Ingresos Brutos, ART, seguros de vida, seguridad social, cuota sindical, retenciones, percepciones, comisiones de tarjetas de crédito, débito, Mercado Pago y aplicaciones de delivery, servicio de posnet, alquiler, ABL, luz, gas, agua, cuenta de banco, impuesto al cheque, autónomos del presidente, sueldos, abonos de sistema facturación, abogados, contador y, si te queda algo, el 30 por ciento de Ganancias".

Además tildó de "demencial" la lógica de las pymes que hace que "todos coman del mismo plato", y se quejó de los contratos de alquiler, que asfixian a los emprendimientos: "Adiós a sus hijos propietarios y a mantenerles su herencia, su ingratitud y su miserable soberbia". Después de detallar los aspectos negativos también aclaró que vivió inolvidables anécdotas que se guarda en el corazón como recuerdo de la experiencia.

"Lo vine intentando desde abajo, con éxitos y golpes, pero no es por la pandemia, es por la ‘pymedemia'. ¡Te cansa!", se sinceró. "Son emociones mezcladas y una decisión personal culpa de Nadie, sin embargo, tengo esa nostalgia de seguir, acá comiendo, la esquina me extrañará, siempre bebiendo, siento la tristeza de partir, ya estoy saliendo, yo también la extrañaré, pero sonriendo, solo me queda por decir, que me estoy yendo, a un lugar que me haga más feliz... ¡vamos viendo!", cerró conmovido.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario