pandemia

España y Portugal imponen medidas anticovid a turistas británicos

España volverá a exigir un test anticovid negativo a los turistas británicos y Portugal les impone a partir de hoy una cuarentena a los que no estén totalmente vacunados, tras el aumento de los contagios en el Reino Unido atribuido a la variante Delta, más contagiosa y letal.

Así lo anunció el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en la radio Cadena Ser, aludiendo a una "evolución negativa" de los contagios en territorio británico, según informó la agencia de noticias AFP.

Sánchez señaló que la medida aplica para los británicos que viajen a las Islas Baleares, pero posteriormente la ministra de Relaciones Exteriores, Arancha González, aclaró en Twitter que la medida abarca a todos los turistas que vengan de Reino Unido a visitar cualquier lugar de España.

"Esto lo aplicaremos en un plazo de 72 horas (a partir de este jueves) y así los turoperadores y los turistas británicos podrán efectivamente adaptarse a estas nuevas reglas", dijo Sánchez.

El anuncio se produce luego de que el Gobierno británico pasara a Baleares (el archipiélago frente a la costa este de España, en el Mediterráneo) a la "lista verde" de destinos turísticos, por lo que a partir del 30 de junio los británicos que vayan a ese popular destino turístico no deberán guardar cuarentena a su regreso.

Una medida que augura un gran flujo de británicos hacia el archipiélago mediterráneo, que en el último año antes de la pandemia, en 2019, representaron 3,7 millones de los 13,7 millones de turistas que recibió Baleares.

Los británicos que visiten al resto de España tendrán que continuar respetando la medida de permanecer aislados a su regreso durante 10 días, un requisito que se espera disuada a muchos de ellos.

En Portugal, los viajeros británicos que no estén totalmente vacunados tendrán que mantener una cuarentena a su llegada, según anunció el Gobierno portugués.

La medida estará en vigor al menos hasta el 11 de julio, precisó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Para intentar contener la variante Delta, identificada por primera vez en India y muy contagiosa, las autoridades portuguesas restablecieron restricciones sanitarias en los municipios más afectados, entre ellos Lisboa y la turística zona de Albufeira, en el Algarve.

Te Puede Interesar