escasez hídrica
Godoy Cruz avanza con plan propio para mejorar el consumo de agua y apuesta a los medidores
Jueves, 17 de junio de 2021
Por: Cecilia Zabala

 La crisis hídrica que atraviesa Mendoza obliga a los diferentes niveles de gobiernos a tomar medidas para el corto, mediano y largo plazo, como así también revertir determinadas políticas públicas para enfocarlas en la necesidad de optimizar los usos del agua potable. En algunos casos ya empezaron a dar sus primeros pasos, aunque el desafío requiere de grandes esfuerzos e inversiones tanto del sector público como privado. 

Mientras en la Legislatura se analizan diversas iniciativas y la Provincia trabaja con sus organismos específicos; los municipios también dan sus pasos hacia el mejor uso del agua y hacen foco en el consumo responsable de agua potable por parte de los usuarios.

En este caso concreto, nos referimos a la decisión de la Municipalidad de Godoy Cruz de reglamentar la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante, que plantea la creación y publicación a través de la web del manual de ahorro de agua potable para la ciudadanía: "Solidaridad Hídrica. Cada gota cuenta".

Este será una especie de guía para el vecino, elaborada de manera articulada entre distintos organismos, que brindará información sobre el buen uso del agua, pero también es la antesala a medidas concretas sobre las que se pretende avanzar, como la modificación del Código de Edificación Municipal, que obligará a las nuevas construcciones a contar con medidores de agua, como así también fijar un plazo de cinco años para que todas las propiedades lo incorporen.

La concejala Emilia Molina (UCR), autora del proyecto, explicó a SITIO ANDINO que su proyecto surgió "por la necesidad de que la ciudadanía tomé consciencia de que estamos en crisis hídrica hace más de diez años". Aunque esta situación de crisis es la normalidad de nuestra provincia, según advirtieron años atrás desde el Departamento General de Irrigación.

"Los efectos del cambio climático son inminentes y necesitamos que los diferentes organismos articulen las políticas, por eso proponemos una mesa de trabajo interdisciplinaria que de una misma línea de acción en cuanto a educación y concientización", explicó.  "Apelamos a que haya un cambio real, trabajar en las pautas y por eso hacemos sugerencias concretas, como la instalación de medidores de agua", agregó.) Esa mesa deberá estar integrada por un representante del municipio, otro del Concejo Deliberante, un representante del Ministerio de Salud, otro del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, uno de Irrigación, otro de Recursos Hídricos de la Provincia de Mendoza y un representante vecinal por cada uno de los distritos del Departamento. 

"La problemática actual requiere de acciones para optimizar el manejo del recurso hídrico y propiciar cambios voluntarios que tengan efectos positivos, en torno a la utilización sostenible del agua y el cuidado del ambiente, apuntando a la instalación de un nuevo sistema de micromedición y el control del consumo de agua", fundamenta la iniciativa que quedó reglamentada con su publicación en el Boletín Oficial bajo número de ordenanza 7.155.

Además, advierte que "es imprescindible que se instrumente un plan de acción municipal para evitar el consumo irracional del agua". 

Vale aclarar que en Mendoza, AySAM el consumo de agua promedio alcanza los 487 litros por habitante por día, superando en dos la media mundial. Y en toda la provincia hay unos 600.000 medidores. En cuanto al costo de los medidores, se estima que ronda los $5.000. Por eso se apuesta a que los usuarios paguen por su consumo, para evitar grandes derroche de agua potable, como el llenado de piletas

Agua: sólo 1 de cada 10 usuarios mendocinos tiene medidor y buscan generalizar el sistema

 En esta misma línea, desde la empresa de Agua y Saneamiento ya llamaron a licitación internacional para comprar la primera tanda de 20.000 equipos de micro medición. 

A esto mismo apunta el proyecto de la diputada Marisa Garnica (Frente de Todos) que pretende modificar la ley de Loteos y así forzar la instalación de medidores de agua potable en barrios y edificios, que es estudiado en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales. También hay otro que propone modificar la ley 1079, que le da potestad de los municipios para el otorgamiento de factibilidad constructiva, algo que atañe directamente a los que operan el servicio por su cuenta, como Maipú, Luján y Tupungato.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario