pandemia
Mejora la salud de Susana Giménez, internada en terapia intermedia
Martes, 15 de junio de 2021

Luego de cuatro días en los que su salud mostraba un leve desmejoría en cada jornada, este martes llegó la primera buena noticia para Susana Giménez. "Su evolución es positiva", informó a Teleshow su secretaria privada, Dolores Mayol. "Está con muy buenos parámetros, oxigenando un 99%. Aunque le cuesta un poco descansar bien porque le molesta la mascarilla", agregó.

En la tarde del miércoles 9 de junio Susana le envió un audio al periodista Luis Novaresio confirmando que se había contagiado de coronavirus: se había hisopado el fin de semana anterior por un caso positivo entre los empleados de La Mary, su chacra de Punta del Este. "Tengo un dolor de cuerpo horrible. No puedo hablar", llegó a comentar. No obstante, destacó que estaba "saturando muy bien de oxígeno". Fue la única vez que se manifestó al respecto.

A la noche siguiente ingresó al Sanatorio Cantegril por una neumonía. Horas después una tos persistente descartó el alta, que los médicos habían previsto para el sábado. A la vez, comenzó a recibir oxígeno. Y el lunes dejó la habitación común que ocupaba en el cuarto piso del hospital para ser derivada a una sala de terapia intermedia.

"El cambio es parte del tratamiento para estabilizar el oxígeno. Hasta ahora, todo lo que se está haciendo se ubica dentro del cuadro esperable de la enfermedad", había precisado Mayol -quien se convirtió en la vocera de la familia respecto al estado de salud de Susana- sobre el traslado de la diva a una instancia previa a la terapia intensiva. "Todavía no satura del todo bien", explicó su asistente.

Giménez cuenta con la vacuna de Pfizer contra el COVID-19. Fue inoculada en el Campus de Maldonado, en Uruguay, el 24 de mayo. La segunda dosis estaba prevista para fines de junio, la fecha se habría adelantado por un pedido expreso de Giménez. Se la aplicaron el viernes 4 de junio. Al día siguiente empezó a experimentar síntomas compatibles con la enfermedad, al igual que un empleado de su chacra. Su hija, Mercedes Mecha Sarrabayrouse, también contrajo el virurs, pero no tuvo que ser hospitalizada. / Infobae

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario