En abril el consumo duplicó al mismo mes del 2020
Repunta la venta de combustible en Mendoza: es casi 8% superior al nivel prepandemia
Viernes, 11 de junio de 2021

Nada se compara con la parálisis que provocó el comienzo de la cuarentena "dura", allá por marzo-abril del 2020. Por eso las señales de repunte de a poco se hacen más evidentes, y los combustibles, un indicador inequívoco de la marcha de la economía, así lo demuestran: en Mendoza las ventas al público prácticamente se duplicaron respecto al año pasado, pero además ya alcanzó, e incluso superó, al nivel comercial del 2019.

Mientras en abril del año pasado las estaciones de servicio vendieron algo más de 36.627 metros cúbicos, al mismo mes de este 2021 el expendio ya había superado los 65.746 m3, esto es casi 80% más, según datos de la Subsecretaría de Combustibles de la Nación a los que pudo acceder Sitio Andino. Aún en un escenario diferente, YPF confirma su liderazgo con más del 60% del volúmen, seguida por Shell con alrededor del 15%.

El dato más llamativo es que en un mes ya superó en un 8% al registro de el último abril "normal", el de 2019. En aquel momento, de acuerdo a la estadística, los automovilistas mendocinos acumularon cargas, entre todos los tipos de combustible comercializados, por 60.910 m3.

En 2019, YPF había redondeado 43.663 m3 vendidos, un nivel que para abril del año pasado, en plena fase 1 y con las restricciones a la circulación, se desplomó hasta 34.627 m3. Ya para el cuarto mes del 2021, con 41.835 m3 expendidos, el panorama es muy distinto. 

Efecto dispar

De acuerdo a cifras de la compañía de capitales holandeses, la performance, más allá del derrumbe que provocó la pandemia, ha sido auspiciosa. Es que en los dos últimos años Shell logró perforar su techo de 19% de participación de mercado, y ya se ubica en torno al 22%.

"Si se ven los números de mayo, con el confinamiento de una semana, habrá que considerar 22 días de venta netos. Los cierres afectan más a estaciones del microcentro, a diferencia de las alejadas que tienen un nivel más constante porque dependen más de las familias de la zona", analiza Guillermo Flamarique, dueño de una de las estaciones de Shell en Ciudad.   

Lo que cambió con la pandemia

Entre las estaciones hay coincidencia respecto a algunos hábitos que se volvieron más o menos frecuentes. Uno de ellos es la "grieta" entre quienes priorizan precio al cargar y rellenan, y una porción que, con otro poder adquisitivo, no alteraron su costumbre de llenar el tanque.

Otra señal de recuperación pasa por la brecha entre los combustibles comunes y "premium". Por ejemplo, mientras en abril del 2020, con volúmenes muy inferiores, el gasoil más barato casi cuadruplicaba en ventas al de mejor calidad, hoy la brecha se reduce a 2,5 veces. En el caso de las naftas pasa algo similar aunque fue menos marcado: de casi 3 veces se achicó medio punto, pero la polarización subsiste.

En ese contexto, el último mes registrado muestra que YPF comercializó la mayor parte (casi casi 30 mil m3 de gasoil entre común y premium, y 16.700 de los dos tipos de naftas), contra casi 6.500 y 5.300 respectivamente de su principal competidora.

No obstante el "efecto migración" de la demanda en Mendoza sigue siendo visible, siempre motivada por los aumentos de precio. Según Flamarique la decisión de muchos clientes de reemplazar premium por común "teniendo en cuenta que ya fueron cinco en lo que va del año va dándose con actualización, pero sobre todo ha sido mayor con la última".

   

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario