Allanamientos en toda América
Operación "Luz de Infancia" en Mendoza: hubo secuestros por pornografía infantil
Jueves, 10 de junio de 2021
Por: Redacción de SITIO ANDINO

El personal de Delitos contra la Integridad Sexual de Investigaciones realizó este miércoles diferentes allanamientos en la provincia con el fin de recolectar pruebas en una causa donde se investigan delitos relacionados a la distribución y tenencia de pornografía infantil. Las medidas se realizaron en simultáneo en Estados Unidos, Panamá, Uruguay, Paraguay, Brasil y Argentina. En nuestro país se hicieron 50 allanamientos. En el Gran Mendoza confiscaron discos duros, computadoras, celulares y dispositivos de almacenamiento.

Los efectivos de Investigación realizaron las medidas por la operación denominada "Luz de Infancia", la cual investiga la distribución y tenencia de material sexual de menores de edad para su posterior publicación en la web. En Argentina se hicieron 50 allanamientos y todos fueron a la misma hora.

En Mendoza se realizaron cuatro registros en diferentes domicilios donde secuestraron 60 discos duros, computadoras, celulares, pendrives y otros dispositivos de almacenamientos de importancia para la causa. No hubo personas detenidas pero sí que fue "muy valiosa la medida", detallaron.

Las medidas en territorio provincial se hicieron en Capital, Guaymallén, Godoy Cruz y Las Heras y fueron lideradas por el fiscal Santiago Garay. Si bien trabaja para Delitos Económicos, está especializado en delitos contra menores y es el encargado de llevar adelante este tipo de investigaciones en Mendoza.

En América se realizaron 176 allanamientos en total y hubo detenidos.

Operativo "Luz de Infancia"

El operativo es la continuidad del denominado "Luz de Infancia", que en mayo de 2019 hizo caer a Ricardo Russo, médico del Hospital Garrahan, condenado a prisión por producir y consumir imágenes de explotación sexual infantil.

Los allanamientos para dar con estos sujetos se concretaron a lo largo del territorio nacional, en varias provincias en simultáneo. El modus operandi de los sospechosos era subir material pedófilo al programa Emule, una aplicación donde se intercambian archivos de todo tipo, y allí traficarlos. Una vez que se los detectó a través de su IP, la dirección desde donde se encontraban sus computadoras, se lo ubicó, se hizo tareas de investigación y se detuvo, por el momento, a 29 sospechosos.

Uno de los detenidos por intercambiar material pedófilo fue un profesor de música de la ciudad bonaerense de Azul. El profesor fue sorprendido por agentes de la Policía Federal en su casa y terminó en un calabozo acusado por el delito. Otro de los imputados fue un jubilado de 78 años que se movía en la red desde su casa en la Ciudad de Buenos Aires, también terminó bajo arresto.

Según fuentes de la fiscalía, algunos imputados intentaron borrar evidencia como ocurrió en la provincia de Buenos Aires, donde uno de los acusados arrojó un CPU a la pileta. También se encontraron juguetes de niños, mezclados con objetos sexuales, preservativos, sogas, libros eróticos, chupetes y miles de dispositivos de almacenamiento que serán examinados por los investigadores.

En las requisas que se hicieron en todo el país se secuestraron 6.705 dispositivos electrónicos e informáticos, material de producción casera, señaló Infobae.  

Los allanamientos en el país fueron concretados por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, la división de Ciberdelito de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía de la Ciudad, Policía Bonaerense y demás policías provinciales.

La investigación se originó en una operación internacional iniciada por el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (United States Department of Homeland Security) y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública de Brasil. En esta cuarta etapa, los investigadores dieron con usuarios de redes "Peer to Peer". Significa que estas personas transmitían archivos con contenido de abuso sexual infantil y lo subían a la red para intercambiarlo.

Desde el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad, explicaron que "es posible extraer información aún de los dispositivos dañados gracias a que los expertos han diseñado técnicas de extracción de chip de forma manual para recuperar la información y que sirva como prueba en los juicios".

La investigación llegó a la Argentina en noviembre de 2018, luego de que la Homeland Security Investigations de los Estados Unidos y la Justicia de Brasil le informaran al Ministerio Público Fiscal porteño que miles de los archivos digitales con imágenes de abuso de menores que habían sido emitidos o producidos desde territorio argentino.

En ese momento, el operativo se encontraba en la fase "Luz de Infancia III" e involucró en la operación a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI), a cargo de la fiscal Daniela Dupuy. Tras investigar la circulación de las imágenes e identificar los domicilios de origen o descarga de esos archivos, se individualizó a los sospechosos y se realizaron 41 allanamientos.

Fue entonces cuando se pudo identificar a Russo, ex pediatra del Hospital Garrahan, que fue condenado a ocho años y medio de prisión, y a otros 11 sospechosos.

Luego se llegó a un segundo condenado, un hombre que reconoció su culpa y en un juicio abreviado aceptó una pena de cuatro años en prisión. Actualmente, hay otros 10 imputados que recibieron un pedido de elevación a juicio oral: hombres de entre 25 y 70 años a quienes les encontraron 70.034 videos y 112.808 fotos de niños y niñas de entre 2 y 10 años.

El pasado 6 de noviembre se llevó adelante la Fase VII, con allanamientos, donde se encontraron más de un millón de archivos con imágenes que fueron analizados por los peritos locales, y detenciones en la Ciudad y provincias como Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos. Esa etapa, según la Justicia porteña, terminó con más de 40 imputados.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario