Inhibieron los bienes del juez

Se realizaron nuevas detenciones e imputaciones por el caso Bento

Este martes se sumaron otros ocho imputados en la causa donde se investiga por presuntas coimas al juez federal Walter Bento. Entre los nuevos acusados aparecen abogados oficiales. También ordenaron la inhibición de los bienes del juez, de su esposa e hijos. Cómo está la causa. 

Por orden del Juzgado Federal N°3 se ordenaron nuevas imputaciones en la causa donde se investiga al juez federal Walter Bento, quien está sospechado de liderar una asociación ilícita para beneficiar a presos a cambio de recibir grandes sumas de dinero. 

Hasta este lunes habían 16 imputados en la causa:  Bento, su esposa Marta Isabel Boiza, los tres abogados (Luciano Ortego, Matías Aramayo y Martín Ríos) y  11 supuestos delincuentes que fueron beneficiados por las coimas.

A ellos se sumaron Jaime Alba (abogado de Diego Aliaga, asesinado el año pasado y por el cual se inició la investigación contra el juez), Jose Moschetti, Javier Angeletti, Jorge Miranda (abogados oficiales), Martín Bazán, Walter Sgró, Alfredo Aliaga y Rosa Morales.

Tanto Alba como Moschetti son considerados partícipes de la asociación ilícita mientras que para el resto de los sindicados se los acusó por cohecho activo agravado. El juzgado ordenó las detenciones de Moschetti, Sgró, Morales y Aliaga. El resto sólo se los notificó y citó ante las autoridades. 

Además se ampliaron las imputaciones para Walter Bento, Luciano Ortego, Martín Ríos y Walter Bardinella Donoso. 

De la investigación se desprende que Bento era el líder u organizador de una asociación ilícita donde Diego Aliaga (hallado asesinado el año pasado en Lavalle) era el intermediario. Y los abogados Luciano Ortego y Jaime Alba funcionaban como organizadores o coordinadores de la misma, la cual también estaba integrada por  Martín Ríos, Matías Aramayo, José Gabriel Moschetti y Walter Eduardo Bardinella Donoso. 

A su vez, Bento está señalado por enriquecimiento ilícito y lavado de activos al igual que su esposa. Por ese motivo, el Juzgado Federal N°3 ordenó también la inhibición general de los bienes del juez, de su esposa y de sus  sus hijos Nahuel, Luciano y Facundo.

Según establecieron se habrían "enriquecido patrimonialmente en forma ilícita, con posterioridad a la asunción de su cargo, empleando su sociedad conyugal para adquirir o vender bienes muebles e inmuebles y realizar numerosos traslados al exterior y por la participación accionaria de parte de su familia en emprendimientos comerciales, dando apariencia de legalidad al producido de la maniobra ilícita". 

El descargo del juez Walter Bento, el principal acusado.

Por último, se ordenaron una serie de allanamientos con el fin de secuestrar más documentación ligada a la causa y bienes de los diferentes imputados que surgieron en la causa. 

Denuncia por robo

Además de las nuevas imputaciones, este lunes ocurrió un robo y un llamado de atención para unos abogados que trabajan como defensores de uno de los apuntados en la causa donde se investiga al juez federal Walter Bento por recibir coimas para beneficiar a detenidos. 

Justamente, el estudio que fu víctima del atraco defiende a un supuesto contrabandista que habría sido beneficiado por el juez y que la semana pasada denunció que el fiscal de la causa, Dante Vega, lo "apretó" para que declare como arrepentido. 

"Este lunes fue distinto para el Dr. Juan Rifo Vecchiato. Al llegar a su estudio jurídico, con sorpresa encontró que su oficina había sido violentada, malvivientes habían ingresado para llevarse documentación e información de sus computadoras", señala el posteo de la abogada Carolina Jacky en su perfil de Facebook.

Rifo es el abogado defensor de Omar Rodríguez, quien denunció que fue "apretado" para que admita que pagó coimas para un beneficio en la causa donde se lo acusa de contrabando.

Agregó que si declaraba como arrepentido iba a recibir beneficios en la mega causa. Esa presentación recayó en la Secretaría D del Juzgado Federal 1 de nuestra provincia. 

Por ese motivo, luego de esa denuncia, a los letrados les llamó la atención el robo de algunas computadoras y soportes de almacenamiento donde contenían información de gran valor. "Sólo fueron sustraídos una computadora personal: notebook HP desde la cual cargábamos escritos judiciales por nuestra profesión de abogados, un disco rígido externo de 2 tb que se encontraba conectado a la computadora iMac de mi socio". 

Te Puede Interesar