La vida de Isabel Allende se transforma en una miniserie
Martes, 1 de junio de 2021

Por Victoria Ojam para la agencia Telam

La escritora chilena Isabel Allende, cuya vida personal y profesional podrá verse retratada en "Isabel", serie que el próximo viernes estrenará la plataforma Amazon Prime Video, consideró que la producción muestra "aspectos emocionales que son más fuertes que cualquier cosa que pueda escribir", y opinó que frente al actual predominio del consumo de series y películas, y "aunque se habla tanto de que se acabó, la novela sigue viento en popa".

En esa línea, la autora de las exitosas "La casa de los espíritus" y "Paula" consideró además que las industrias cinematográfica y televisiva le dan "una oportunidad enorme y una tremenda ventana al mundo" a la literatura, porque más que nunca "están buscando inspiración en libros y rescatan más historias", según dijo en diálogo exclusivo con Télam.

La tira biográfica, dirigida por Rodrigo Bazaes ("Los 80") y con guiones realizados por Jonathan Cuchacovich ("Peleles"), recrea los momentos más importantes y reveladores de su trayectoria no solo en la literatura sino como periodista, y sus experiencias como mujer y de cara al golpe militar contra Salvador Allende, que la llevó a exiliarse con su familia en Venezuela en 1975.

En tres capítulos de una hora cada uno, se ve a una Allende encarnada por la actriz Daniela Ramírez ("Los archivos del Cardenal") que se enfrenta a las normas sociales y circunstancias políticas de la época sea desde las páginas de la revista femenina Paula, donde lanzaba cuestionamientos a los roles de género, o trasladando clandestinamente en su auto a personas para escapar de la Chile pinochetista.

También forman parte de este viaje que va y viene en el tiempo algunos recuerdos de su infancia, la famosa carta a su abuelo que dio origen a "La casa de los espíritus" y el trágico fallecimiento en 1992 de su hija Paula, de solo 29 años, que inspiró la conmovedora novela que lleva su nombre.

Interpretados por un elenco que se completa con la participación de Néstor Cantillana ("No"), Rodolfo Pulgar ("Héroes invisibles"), Rosario Zamora ("Bravo") y Paola Volpato ("El Príncipe"), esos episodios tanto íntimos como públicos que llevaron a Allende a encontrar un refugio en la escritura son el hilo conductor de esta propuesta poderosa e inevitablemente cercana para el público regional.

De cara al lanzamiento de "Isabel" y desde su casa en California, donde se instaló en 1987, Allende -que no participó de la realización de la serie- habló sobre lo más destacable de esta mirada televisiva sobre su vida y de cómo halla en el presente la literatura, el cine y la TV.

-¿Qué opinás sobre la forma en que se plasmó tu historia en la serie?

-Es un resumen bastante preciso de lo que fueron los primeros cincuenta años de mi vida, y hay muchos aspectos emocionales que son mucho más fuertes que cualquier cosa que pueda escribir. Creo que la combinación entre la actuación, la dirección y la música le da a la serie una emotividad extraordinaria, como en esos primeros intentos por escribir una novela, motivada por la muerte de mi abuelo, cuya presencia y voz son una presencia constante.

-También están presentes tus vivencias en torno al feminismo y de cara a la dictadura chilena. ¿Cómo pensás que resuena esa narrativa actualmente en las audiencias de esta región?

-Toda esa historia sucedió hace más de cuarenta años, hay dos generaciones que no tienen idea de cómo fue la cosa. El feminismo que aparece es el de finales de los 60, no se puede siquiera comparar con lo que está pasando hoy en día, con protestas en la calle por derechos que nosotras ni soñábamos llegar a alcanzar alguna vez. Esa trayectoria de lo que fue el pasado es el fundamento de los movimientos políticos de hoy, y creo que esa historia puede ser muy interesante para las personas jóvenes.

-Como escritora cuya propia historia ahora es llevada a la pantalla, ¿cómo describirías el momento que está atravesando la literatura en este presente reinado por el consumo de series y cine?

-Las producciones audiovisuales predominan, pero a la vez nunca se habían vendido tantos libros como durante la pandemia. Es una de las pocas industrias que no sufrió sino que ha ganado lectores, tal vez porque la gente tiene más tiempo para leer, y están no solo leyendo libros sino en digital u oyendo los audiolibros. Todo eso está muy activo en este momento, así que no tengo temor de que se vaya a terminar la lectura o la literatura. Me pone contenta que aunque se hable tanto de que se acabó, la novela sigue viento en popa.

-¿Y cuáles son para vos las formas más interesantes de relacionarse que tienen esos universos?

-El cine y la televisión están buscando, sobre todo, inspiración de libros, lo que antes no sucedía. Antes existían los scripwriters, escritores para el cine o para la televisión, que traían y presentaban una historia. Ahora se está buscando más en la literatura, y es bueno porque se rescatan más historias, la mayor parte de la gente no lee, sino que ve la televisión. Cuando a mí me dicen a veces que la película de "La casa de los espíritus" no es tan buena como el libro, yo digo que no es importante, millones de personas vieron la película y la verán. Creo que eso nos da una oportunidad enorme, una tremenda ventana al mundo.

-¿Alguna vez pensaste en este retrato de tu vida que hace la serie, y que va más allá de lo profesional, como la representación de una suerte de legado?

-Yo no creo en el cuento del legado o de la enseñanza, creo que es una idea muy masculina, de creer que se va a trascender y dejar una gran marca en el mundo, soy muy realista al respecto. La idea de la trascendencia no se me pasa por la mente, pero en los libros que he escrito toqué algunos puntos que son muy importantes para mí, como el poder absoluto y con impunidad, la injusticia, las mujeres víctimas de espantosos traumas que se sobreponen y se elevan, temas que para mí son fundamentales y que espero que toquen a algunas personas y que dejen una huella en esa gente. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Soy Más
Candelaria Efe: "Mi forma de tatuar me permite ser detallista al máximo"